Comparativa LDPlayer vs BlueStacks: ventajas e inconvenientes

LDPlayer y BlueStacks son dos programas que comparten funcionalidad y que, por tanto, son muy similares. Sin embargo, no son exactamente iguales en todo, tienen sus diferencias. Lo vemos a continuación.

Semejanzas de BlueStacks y LDPlayer

A nivel de interfaz, ambos emuladores son muy similares. La pantalla principal de ambos tiene elementos comunes; las aplicaciones se distribuyen a lo largo del escritorio y ambas tienen carpetas de aplicaciones del sistema:

Escritorios de BlueStacks y LDPlayerEscritorios de BlueStacks y LDPlayer

También, ambos programas cuentan con una tienda de aplicaciones propia que propone juegos (entre otras cosas) para que el usuario incorpore a su emulador, aunque en realidad se trata de enlaces a Google Play.

Ambos cuentan con una barra lateral de acciones que nos permiten acceder a distintas funciones del sistema como orientación de la pantalla, realizar capturas de la pantalla del emulador, subir y bajar el volumen del sonido de Android, instalar archivos APK y etcétera:

Barra de acciones lateral de BlueStacks y LDPlayerBarra de acciones lateral de BlueStacks y LDPlayer

En ambos se puede acceder directamente al menú Ajustes de Android, que se puede modificar y configurar a gusto del usuario:

Ajustes de Android en LDPlayer y BlueStacksAjustes de Android en LDPlayer y BlueStacks

También ambos emuladores se han diseñado con el público gamer de Android en mente. Los dos son compatibles con la mayoría de títulos que se pueden encontrar en el catálogo de Android.

Ambos programas permiten mover archivos sin esfuerzo entre Windows y el emulador, gracias a una integración casi perfecta de ambas plataformas.

Como última semejanza a destacar (quizá una de las más importantes) es la versión de Android. Tanto LDPlayer, como BlueStacks, ejecutan Android 7.1.2.

Diferencias entre LDPlayer y BlueStacks

Una de las principales diferencias es algo tan básico como la personalización. La pantalla principal de BlueStacks no se puede personalizar, mientras que la de LDPlayer permite cambiar el fondo de pantalla e incluso el launcher, lo que también abre el camino a personalizar los iconos y mucho más:

Nova Launcher en BlueStacks ejecutándose en una instancia separadaNova Launcher en BlueStacks ejecutándose en una instancia separada

BlueStacks, por otra parte, no permite cambiar el fondo de pantalla ni el launcher por defecto. Permite abrir la aplicación, pero en una pestaña. Lo que sí se puede personalizar es el fondo de pantalla del launcher y por tanto los iconos y etcétera, pero no será la pantalla de inicio de nuestro emulador por defecto, ni la apariencia por defecto:

Nova Launcher integrado con LDPlayer y personalizadoNova Launcher integrado con LDPlayer y personalizado

Vale la pena comentar que, incluso con un equipo con especificaciones altas, BlueStacks es propenso a sufrir lag durante la emulación (incluso en la pantalla principal).

Hay que tener en cuenta también que LDPlayer es bastante menos exigente con los recursos que BlueStacks, y que es más liviano que la alternativa más popular. Esto se traduce en tiempos de carga menores a la hora de arrancar los emuladores, y también a la hora de ejecutar aplicaciones y juegos. En general, LDPlayer ha sido más rápido durante nuestras pruebas.

También es necesario tener en cuenta que LDPlayer es completamente gratis y lo sigue siendo sin importar el tiempo que se use. Existe una opción gratuita para tener BlueStacks, pero si quieres tener una opción de ejecutar un emulador de Android que (siempre según el desarrollador) está mejor optimizado y ejecuta los juegos y aplicaciones mucho más rápido que su contrapartida gratuita, tienes que desembolsar el precio de una licencia anual.

¿Cuál es mejor?

Es cierto que BlueStacks lleva tiempo situándose a la cabeza del mercado de los emuladores de Android para PC, pero después de todo lo expuesto podemos concluir que LDPlayer es una opción preferible por encima de BlueStacks. Es más liviano, más rápido, menos exigente con los recursos del ordenador y, en general, rinde más rápidamente.

De entre las diferencias que tienen las dos aplicaciones, la última que hemos citado es la que más pesa: LDPlayer está perfectamente optimizado, con independencia de su precio. BlueStacks en su versión gratuita no tiene una mala optimización, pero se nota que sus posibilidades (como esos momentos de lag de los que hablábamos antes) no son tan completas como deberían.

Para nosotros no hay duda: si estás buscando una solución para emular Android en el PC, LDPlayer es la que más alegrías va a darte a largo plazo.