Comparativa LDPlayer vs BlueStacks: ventajas e inconvenientes

LDPlayer y BlueStacks guardan semejanzas como la gran mayoría de emuladores de Android en el sentido de que ambos funcionan a modo de máquina virtual de este sistema operativo móvil. Los dos, además, ofrecen la posibilidad de descargar apps desde ellos o cargar directamente los archivos APK que hayamos bajado arrastrándolos sobre su interfaz principal.

No obstante BlueStacks ofrece más ventajas que LDPlayer respecto a algunas características y funciones. Por ejemplo LDPlayer ejecuta una versión de Android más vieja que la de BlueStacks. En concreto la 5.1, lo que significa que habrá aplicaciones y juegos que no vamos a poder ejecutar si demandan una versión superior. Por el momento no son demasiados, pero ya los hay. Por el contrario, BlueStacks ofrece desde enero de 2018 la versión 7.1.1 de Android, también conocida como Nougat, lo que significa que a pesar de no ser la última de este sistema operativo nos permitirá ejecutar cualquier aplicación de las que están disponibles.

Otro aspecto a tener en cuenta, y que no es baladí para muchos usuarios, es el del idioma. Por ahora LDPlayer no está en castellano y tampoco en otros como el italiano o el francés. BlueStacks sí cubre por ahora esa demanda y permite utilizarlo en muchos más.

Tampoco podemos obviar el hecho de que BlueStacks es un software muy popular entre los usuarios, por lo que ofrece un mayor ritmo de actualizaciones y un funcionamiento muy estable, debido a que tiene detrás un equipo de soporte bastante grande que le ayuda a mantenerlo constantemente actualizado y operativo con mayor eficacia que el resto de sus competidores, no sólo LDPlayer: Andy, YouWave, GenyMotion…