Así han cambiado las reglas en Twitter, ¿se mantiene la libertad de expresión?

Twitter escultura de arena
Twitter apareció erigiéndose como un adalid de la libertad de expresión anti-censura. Repasamos la historia de la red social para comprobar si es así

Twitter es una de las plataformas sociales que más ha cambiado desde el momento de su nacimiento en 2006. Su rápido crecimiento y aceptación masiva han obligado a transformar la red social de microblogging para adaptarla a los cambios que han ido trayendo los tiempos consigo, lo que ha obligado a replantear sus reglas en más de una ocasión. Esto ha hecho que el cómputo total de palabras, que al principio eran tan sólo 568, hayan acabado por convertirse en un documento de 1.334 palabras que cubren casi todos los aspectos que han forzado la mano de sus creadores a introducir cambios.

Estos cambios, por supuesto, no se produjeron de forma abrupta, sino que fueron introducidos de forma gradual. Generalmente se hicieron para responder a cuestiones legales, siendo el ejemplo más significativo la introducción de las cuentas verificadas debido a una denuncia por una cuenta falsa. El cambio más reciente ha sido una prohibición del lenguaje de odio en todas sus formas.

"Gracias a estos principios, no monitorizaremos de forma activa ni censuraremos contenido de los usuarios, excepto en circunstancias especiales descritas a continuación." Las viejas reglas de Twitter (2009-2015)

Durante muchos años Twitter se ha erigido como una plataforma libre de censura, llegando casi a autoproclamarse como la libertad de expresión en su estado más puro. Estos cambios prohibiendo el lenguaje de odio nos hacen preguntarnos si esto sigue siendo así, y quizá el repaso a la historia de Twitter que ha hecho Motherboard nos permita aclararlo.

2009: 5 millones de usuarios y primeras normas

A pesar de que la plataforma se fundó en 2006, no fue hasta 2009 que se llegó al hito de los cinco millones de usuarios. Cuando se alcanzó esta cifra fue cuando las normas de Twitter se mencionaron por primera vez en un artículo publicado en el blog de la empresa.

En este momento se introdujo el documento original de 568 palabras, que introducía las primeras reglas derivadas de mejoras en el soporte. Estas reglas se dirigían a un rango de temas bastante limitado, lo que prácticamente duplicó su extensión en el siguiente cambio.

Twitter ya es parte de la cultura popularTwitter ya es parte de la cultura popular / Robert Scoble editada con licencia CC 2.0

2009-2010: llegan las cuentas verificadas

La ya mencionada introducción de las cuentas verificadas fue la que motivó este cambio en las reglas. Se denunció a la red social por una cuenta que se hacía pasar por un entrenador de un equipo de béisbol, que a pesar de que después se identificó como cuenta parodia fue retirada un día después.

Con este cambio en las reglas se pretendía limitar la acción de los impostores, ya fuesen en cuentas parodia que usasen el nombre real de una persona o empresa reconocidas, o usuarios maliciosos que intentaban aprovecharse de otros usuarios con fines económicos.

2011-2012: los reyes de la libertad de expresión

Cuando este cambio se produjo sólo se introdujeron veintiuna palabras más. Estos años fueron muy tranquilos ya que apenas cambiaron cosas, pero fueron los años en los que Twitter se hizo grande. Consiguieron ganar demandas por alojar contenido de WikiLeaks, con lo que prácticamente se convirtieron en “reyes de la libertad de expresión” en Internet.

“Twitter es un buen sitio para decirle al mundo lo que estás pensando antes de que hayas tenido la oportunidad de pensarlo” Chris Pirillo, blogger.

Esta reputación se mantuvo durante parte de 2013 con las revelaciones de Edward Snowden, ya que mientras redes sociales como Facebook acabaron denostados por la opinión pública por colaborar con la NSA, Twitter permaneció limpio y ajeno a estas cuestiones. Esto empezaría a cambiar un año después.

2013: se introduce el botón de reportar abusos

En 2013 llegó uno de los principales cambios de la red social. Después de que feministas británicas empezasen a recibir amenazas de violación, que provocó que se añadiesen 103 palabras regulando los abusos, lo que introdujo el botón para reportarlos y cambió la forma en que la libertad de expresión se percibía en Twitter. Quizá los “reyes de la libertad de expresión” empezaron a bajarse del trono en este momento.

2014: el lío de Gamergate

El año empezó con insultos por parte de usuarios a la viuda del actor Robin Williams, que abandonó Twitter y obligó a la empresa a suspender a los usuarios que habían cometido la infracción. Esto, sumado al revuelo levantado por las amenazas a las feministas, había colocado a la empresa en el ojo del huracán. Sin embargo, lo peor estaba por llegar.

Gamergate fue otra bomba para Twitter. Los abusos y acosos por parte de usuarios para eliminar de la industria de los videojuegos a activistas pro-feminismo llegaron a los titulares de la prensa no especializada a nivel internacional, y fueron determinantes a la hora de incluir nuevas reglas contra el acoso en este año.

Brianna Wu, una de las afectadas por el caso GamergateBrianna Wu, una de las afectadas por el caso Gamergate / William Murphy editada con licencia CC 2.0

2015: la necesidad de mantener Twitter seguro

2015 fue un año de cambios hasta entonces sin precedentes en la historia de Twitter. Se añadieron sólo 67 palabras, dirigidas a eliminar imágenes pornográficas de las fotos de perfil, portadas e imágenes de fondo. La prohibición se extendía a medios excesivamente violentos.

Se publicaron varios documentos a lo largo del año separados de las normas de la plataforma, que supusieron cambios muy importantes en las políticas de libertad de expresión. Entre otras cosas, se prohibió el apoyo a grupos terroristas visto el aumento en los medios del ISIS y el apoyo a la violencia contra cualquier persona por su género, creencias religiosas, convicciones políticas, condición o identidad sexual.

2016: se acabó la libertad de expresión

A finales de 2015 se presentaron las nuevas reglas de Twitter. Se añadieron 178 palabras, la mayoría de las cuales se dedicaban a prohibir el lenguaje del odio de forma oficial, apareciendo en las políticas de Twitter en lugar de estar en un documento separado.

"Si la libertad significa algo, es el derecho de decir a los demás lo que no quieren oír." George Orwell, escritor.

Se elaboró un nuevo preámbulo, en el que no se menciona la censura ni que los usuarios son responsables de sus propios tuits, reescribiendo totalmente la historia de Twitter y renegando de todo por lo que la plataforma luchaba.

¿Dónde estás, Twitter?

Al principio Twitter se preciaba de ser una red social anti-censura, mientras que ahora mismo prima la protección y la seguridad moral del usuario, según se desprende de todos los cambios introducidos a lo largo de los años.

El Twitter de los inicios no tiene nada que ver con el que tenemos hoyEl Twitter de los inicios no tiene nada que ver con el que tenemos hoy / keiyac editada con licencia CC 2.0

Por esto mismo podemos interpretar que Twitter ha llegado a un momento de contradicción. El nuevo Twitter contrasta de forma casi totalmente opuesta con lo que era la plataforma al principio, y las políticas de censura sin ideología completa acercan la red social a algo que se parece más a Facebook e Instagram en lugar de ser un espacio en el que cualquiera pueda expresar sus ideas sin miedo.

Twitter ya no es en absoluto lo que era. Los años han forzado la mano de sus creadores a introducir reglas y cambios que han cambiado por completo la cara de la red social, y quién sabe si no acabará por convertirse en un lugar completamente restrictivo en el que sólo se puedan expresar ideas totalmente neutras.

Rosaura Ochoa editada con licencia CC 2.0

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?