La ciudad de Madrid desde las alturas

En abril del año pasado Uber desembarcó en España. Lo hacía en la ciudad de Barcelona, la segunda en población del estado, con el servicio uberPOP. Solamente un mes más tarde, en mayo, llegaba a Madrid. Pasaría el caluroso verano y, a finales del mes de octubre, desembarcaba en Valencia. Conductores particulares, con sus vehículos y un teléfono móvil con la aplicación de Uber instalada, eran capaces de recoger en cualquier punto de estas ciudades un usuario que quisiera desplazar por ellas y sus alrededores; en Malavida probamos el servicio.

Uber chocó frontalmente contra el taxi, pero no quedó siniestro total: quiere volver

Pero esta forma novedosa de transporte, que operaba sin demasiados contratiempos en otros países europeos y sobre todo en ciudades estadounidenses, se dio de bruces contra el sector del taxi de nuestro país, que organizó manifestaciones y toda clase de manifestaciones, y con la justicia.

Ocho meses después de su llegada, el 9 de diciembre del 2014, el Juzgado de lo Mercantil número 2 de Madrid estimaba la demanda de la Asociación Madrileña del Taxi y ordenaba de forma cautelar el cese y la prohibición a nivel nacional de Uber. Al mismo tiempo, en Barcelona, otro proceso judicial continuaba en marcha. Pero la plataforma anunció la continuación del servicio. Sería a las puertas del 2015, la Nochevieja pasada, cuando en el blog de la compañía un comunicado fechado con el día anterior anunciaba el cese de sus operaciones. Uber dejaba de prestar servicio en España.

Un gráfico sobre la presencia de Uber en EuropaUn gráfico sobre la presencia de Uber en Europa / Imagen de Uber

Sin embargo, pese a las innumerables dificultades con las que se encontró, la aplicación no quería dejar de lado su actividad en España. Así, dos meses después del cierre de UberPOP se presentaba en la Ciudad Condal el servicio UberEATS, que a través de varios conductores envía comida de reconocidos restaurantes en apenas 10 minutos y que en Malavida también probamos. Y ahora, cumpliéndose casi un año de la cuestionada decisión judicial, tras suspender UberEATS llega el último paso del trabajo en la sombra que estos últimos meses ha desempeñado Uber. Un informe, titulado "La revolución del smartphone: Nuevas alternativas de transporte y oportunidades de empleo", inicia el que han denominado #MovimientoUber y aporta razones, con datos remarcadamente sui géneris, por las que Uber debería volver a España.

Las argumentaciones de Uber: por estas razones debería volver a España

Tras una introducción en la que el documento publicado hoy por Uber resalta el papel que los teléfonos móviles inteligentes han tenido en las transformaciones que están sufriendo nuestras vidas a todos los niveles, desde el modo de consumir al de comunicarnos, se aborda con datos el razonamiento por el cual plataformas de ridesharing, como la propia Uber, son beneficiosas para la sociedad.

Transporte público para todos

Según Uber, su objetivo es facilitar a cualquier persona en cualquier lugar una alternativa de transporte que cumpla con la seguridad, la fiabilidad, el confort y el coste. Es por eso que para destacar este punto, la compañía estadounidense remarca la penetración que el servicio ha tenido más allá del centro de las ciudades: en barrios periféricos, zonas económicamente desfavorecidas y áreas sin los necesarios recursos de transporte.

En azul las áreas cubiertas por Uber y en negro las líneas de transporte; mapas de París y LondresEn azul las áreas cubiertas por Uber y en negro las líneas de transporte; mapas de París y Londres / Imagen de Uber

¿Ejemplos? En los barrios más humildes de Los Angeles un viaje en Uber cuesta la mitad que uno en taxi y es dos veces más rápido, según una investigación de OBTEC Analysis auspiciada por la plataforma. En París, por ejemplo, señalan que el 7 % de los viajes terminan en zonas también humildes y que, además, el tiempo de espera de un conductor Uber es apenas superior en medio minuto al que se tiene en el centro de la urbe. En Londres, apuntan también, el 30 % del total de viajes tienen como punto de inicio barrios circundantes.

En conclusión, además de comunicar mejor, dice Uber que promueven el uso del transporte público convencional conectando estaciones de metro, autobús y tren, apoyándose en cifras como las de la capital de Francia, donde el 65 % de los viajes comienzan o terminan a 200 menos de paradas del suburbano.

Favorece y mejora el sector del taxi

Como contábamos en los antecedentes de Uber y los asuntos que la han rodeado, el principal enemigo de la plataforma siempre ha sido el taxi, que se siente gravemente perjudicado por un servicio que actúa, según su visión, al margen de la ley.

Los taxis mejoran con la presencia de Uber

Pero contra lo que se desprende de estas críticas, la empresa internacional con sede en San Francisco asegura que la puesta en funcionamiento de aplicaciones de ridesharing mejora y favorece al sector del taxi. Para apoyar este argumento, señalan cómo según un informe del Technology Policy Institute en Estados Unidos los taxis han mejorado su servicio.

En Nueva York en concreto, según los investigadores las quejas sobre el servicio de taxi disminuyen en relación al crecimiento de la plataforma. En Chicago, tal y como arroja el informe, las quejas derivadas de asuntos como encender el aire acondicionado o pagar con tarjeta, habían disminuido desde Uber.

Menos atascos (y menos contaminación) en las ciudades

Con la vista puesta en las ciudades del mañana y la necesidad de reducir el uso del vehículo privado por todos los problemas derivados del mismo, en especial por el más grave, el de la contaminación, los de San Francisco muestran cómo en ciudades como la suya propia, Nueva York o París, un gran número de personas realizan diariamente rutas idénticas. ¿Qué pasaría si esas personas se agrupasen en menos coches?

Menos vehículos en carretera si se compartenMenos vehículos en carretera si se comparten / Imagen de Uber

La respuesta a la anterior pregunta es que se reduciría el número de vehículos en las carreteras, disminuirían los atascos, se reduciría la contaminación y los costes serían menores para todos los viajeros. uberPOOL, otro de los servicios de Uber, aboga por esto mismo y uberPOP, en cierto modo, también.

"Hay que recordar que la compra de un coche es uno de los principales gastos en los hogares españoles y que, sin embargo, está inutilizado el 95% del tiempo", apuntan.

Mayor seguridad

Otro de los argumentos esgrimidos por Uber para resaltar los beneficios de su servicio es la seguridad que estos ofrecen. Pese la alarma generada en países como India, donde se reportaron violaciones y  secuestros por parte de conductores, la plataforma asegura que la seguridad es mejor antes, durante y después del propio trayecto.

Uber en tres pasosUber en tres pasos / Imagen de Uber

Antes porque el usuario sabe a quién está pidiendo el viaje, puede ver sus valoraciones, puede citar al lugar en el lugar que desee y está en contacto con él a través del teléfono. Durante porque puede compartir fácilmente el servicio que ha pedido y los datos relativos a él con familiares y amigos, ver si el conductor sigue la ruta marcada por la aplicación y porque todos los viajes están cubiertos por un seguro de responsabilidad comercial. Y después porque pueden ofrecerse valoraciones mutuas entre el conductor y el viajero y existe un soporte de atención al cliente que opera de forma ininterrumpida.

Además, inciden de forma especial en el proceso de selección de conductores, los cuales deben facilitar toda una serie de datos que garantices por ejemplo que tienen los papeles en regla, disponen de permiso para conducir o que no tienen ningún tipo de antecedente penal.

Motor económico: empleo flexible y mayor demanda de transporte

Uno de los pilares que destaca Uber sobre sus actividades es el motor económico que, según su parecer, supone para una ciudad. Y esta afirmación se fundamente en las nuevas alternativas de empleo que ofrece el ridesharing como en la mayor demanda de transporte público de todo tipo que derivadamente generan.

Empleo de calidad por su flexibilidad

Respecto al empleo, el informe explica que la flexibilidad que ofrece esta aplicación, pudiendo elegir  los horarios libremente y en cualquier momento, sin necesitar pedir permiso de ningún tipo, permite a personas sin empleo o con él compatibilizar la actividad con cualquier otra y trabajar tanto como se desee y del modo que se desee. Además, ayuda a sostener una parte de la población que no dispone de ingresos. En el caso de Francia, por ejemplo, indica el documento que el 22 % de los conductores son desempleados y que, de estos, el 44 % era de larga duración.

Distribución por zonas de usuarios-conductores de Uber en ParísDistribución por zonas de usuarios-conductores de Uber en París / Imagen de Uber

Sobre la mayor demanda de transporte que genera el ridesharing, Uber apunta a los datos de ciudades como Nueva York o Portland. Desde que comenzaron a operar en la gran manzana, el número total de viajes tanto en esta clase de servicios como en taxis se incrementó en un 20 %. En la ciudad de Oregón, Portland, el número de viajes incluyendo el de la taxis se ha doblado.

"La revolución del smartphone: Nuevas alternativas de transporte y oportunidades de empleo" destaca que los ingresos que de los conductores, en última instancia, redundan en la economía local y un mayor consumo.

Menos conductores bebidos en las carreteras

Según los datos internos que maneja Uber, en la mayoría de ciudades donde operan el pico de demanda del servicio coincide con la medianoche y los inmediatos minutos posteriores, justamente cuando los locales nocturnos empiezan a cerrar sus puertas y los clientes se marchan a sus casas.

Demanda de Uber por la noche; en azul días laborables y en negro fines de semanaDemanda de Uber por la noche; en azul días laborables y en negro fines de semana / Imagen de Uber

Esta circunstancia es la que le vale al servicio para afirmar que Uber, "favorece la reducción del uso del vehículo privado cuando se está bajo los efectos del alcohol", y pone como ejemplo el caso de California, donde tras el lanzamiento del servicio que el año pasado operaba en España, los accidentes de coche relacionados con el alcohol habían disminuido en un 6 %.

Cómo Uber puede volver a España

Con todos estos datos sobre la mesa, que en menor o mayor medida podrían ser seguramente tildados de tergiversados de acuerdo a sus intereses, manipulados o directamente disparatados según a quién preguntemos, "Uber se compromete a trabajar junto al Gobierno y otros agentes para actualizar la regulación de transporte que regula las licencias de vehículos con conductor".

La plataforma apunta que a día de hoy la regulación sobre el transporte existente en España impide el aprovechamiento de ridesharing y que esto no hace otra cosa que perjudicar en gran medida al consumidor y también a aquellos que quieran dedicarse a conducir transportando pasajeros de forma profesional al margen de taxis y derivados:

La regulación española es una de las más restrictivas de Europa, permitiendo sólo una licencia VTC por cada treinta licencias de taxi, y exigiendo que todos los operadores de VTC operen con una flota mínima de siete vehículos.

Con todo, apuntan los responsables de la aplicación que los trayectos son más caros, los tiempos de espera más amplios, la disponibilidad más limitada y no se ayuda en la reducción del uso del vehículo privado. Así que anuncian diálogo con las administraciones y sentar las bases para construir un marco regulatorio concreto en el que las plataformas de ridesharing puedan operar. ¿El modelo por el que se pasa en la actualidad? Un ejercicio de realismo: replantearse la fórmula y optar por un servicio a través de licencias de transporte privado con chófer —al estilo Cabify— con, eso sí, la necesidad de una regulación estatal y no dispar según comunidades autónomas o ayuntamiento.

El camino, a priori, puede parecer complicado, pero el acercamiento de cada vez más administraciones a la economía colaborativa y las nuevas formas de consumo y convivencia que las nuevas tecnologías nos brindan puede ser un indicativo de lo que en un futuro esté por venir. Quizás lo que cuenta el informe, se cumple. O no.

Fotografía de Ángela Ojeda Heyper editada con licencia CC BY 2.0

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?