Un segundo auto obliga a Uber a cerrar su aplicación

El pasado 9 de diciembre el Juzgado de lo Mercantil Número 2 de la Comunidad de Madrid ordenaba el cese de la actividad de Uber en España. Lo hacía cautelarmente y tras haber tomado en consideración lo propuesto por la Asociación Madrileña del Taxi, paso previo a la interposición de una demanda contra la empresa.

Estas medidas debían entrar en vigor "una vez que la parte solicitante preste en el plazo de tres días siguientes a la notificación de la presente resolución, la caución consistente en aval bancario de tiempo indefinido por importe de 10.000 euros y pagadero al primer requerimiento y se estime idóneo y suficiente por este Juzgado".

Hoy se escribe un nuevo capítulo de esta polémica puesto que el mismo juzgado ha ordenado el cierre "con carácter inmediato" de su página web a la vez que ordena "la suspensión de la transmisión, el alojamiento de datos, el acceso a las redes de telecomunicaciones y/o la prestación de cualquier otro servicio equivalente de intermediación en relación con esta compañía".

Es decir, que la novedad radica en cerrar el acceso a la aplicación, siendo la primera obligada a cerrar en España por mandato judicial, ejecutando así la medida adoptada previamente. Ésta se debe llevar a cabo por parte de las operadoras, que tendrán que bloquear el acceso.

Esta decisión se adopta al estimar que pese a la suspensión cautelar se seguía ejerciendo actividad. No es nada sorrpendente si atendemos al hecho de que la propia compañía ya anunció que haría caso omiso a lo dispuesto por el juez.

En el momento de escribir estas líneas tanto la página web como la aplicación móvil continuan totalmente operativas.

Actualización

Las operadores están ya bloqueando el acceso de la aplicación de Uber a la red. Se está haciendo a nivel de DNS por lo que es posible saltarse la restricción con ciertos conocimientos.

Brian Turner editada con licencia CC 2.0

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?