ISIS lo tendrá más complicado a partir de ahora en Twitter

Este jueves un portavoz de Twitter ha confirmado que la red social suspendió el día 2 de abril 10.000 perfiles relacionados con el Estado Islámico, utilizados principalmente para la difusión de contenidos y la captación de nuevos miembros.

Muchos expertos ya habían notado la desaparición de numerosas cuentas, pero no ha sido hasta este anuncio oficial que se ha podido confirmar lo que es, hasta la fecha, el mayor golpe a ISIS llevado a cabo por Twitter, aunque la razón oficial por la que han sido suspendidas estas cuentas es por haber publicado mensajes que contenían ‘amenazas violentas’.

El portavoz de Twitter no ha dudado en atribuir parte del mérito a esta acción al grupo Anonymous y su compromiso para exponer constantemente los perfiles públicos vinculados al Estado Islámico.

Una medida inútil según los expertos

Lamentablemente, muchos activistas anti-ISIS ya han señalado que la medida no serviría de prácticamente nada, ya que le sería muy fácil a este grupo extremista crear nuevas cuentas, para añadir a sus más de 90.000 perfiles ya presentes en la red de microblogging.

Los simpatizantes del ISIS crearán nuevas cuentas en menos de 24 horas, simplemente añadiendo un nuevo número a su nombre de usuario.

De hecho, algunos incluso indicaron que la eliminación de las cuentas podría ser hasta contraproducente ya que ya no podrían tener controladas estas cuentas que eran conocidos para ellos.

La guerra contra ISIS se libra en las redes

A pesar de ser el golpe más grande en números que jamás se ha dado a ISIS, no es ni mucho menos la primera vez que se libra una guerra contra este grupo terrorista en Internet.

Twitter lleva suspendiendo cuentas de manera recurrente en los últimos tiempos y se estima que cancela perfiles asociados al Estado Islámico a un ritmo de aproximadamente 2.000 cada semana, aunque nunca hasta el punto de cancelar 10.000 cuentas en un solo día.

Anonymous también ha jugado un gran papel en intentar desterrar ISIS de las redes sociales, con su particular #OpISIS, primero revelando miles de cuentas pertenecientes a este grupo para luego incluso hackearlas, o también exponer los servicios de hosting que albergan las webs del Estado Islámico.

Incluso el Departamento de Estado de EE.UU. lanzó su propia campaña en inglés “Think Again, Turn Away” (Piénsatelo dos veces, dale la espalda), para intentar combatir el reclutamiento de jóvenes miembros en las redes sociales, aunque no con mucho éxito la verdad, ya que acabó siendo bastante menos efectiva que las acciones de Anonymous, por ejemplo.

Fuente | Metro

Menendj editada con licencia CC 2.5

Relacionados

Otros relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?