Museo de Johnny Cash

Todos o casi todos sabemos ya quién fue Johnny Cash, aunque por si acaso hay alguien que no, vale la pena mencionar brevemente quién fue el Man in Black. Este señor fue un icono que inspiró a músicos de las escenas country, rock y punk de todo el mundo a lo largo de varias generaciones. Vamos, incluso hoy en día su influencia se puede sentir en las composiciones de bandas de todo el mundo de muy distintos géneros musicales. ¿Por qué estamos hablando de Johnny Cash en Malavida? Como diría aquel, “me alegra que me haga esa pregunta”. En 1979 un programador usó código para amenazar a Cash.

En un artículo aparecido en Muckrock hemos podido saber que Johnny Cash recibió distintas amenazas de muerte a lo largo de su carrera según registró el FBI. De todas ellas destaca la que hemos comentado un poco más arriba, que vamos a pasar a describir con algo más de detalle en cosa de unos momentos.

Como es lógico, para la época se trataba de una elección de medios extraña, y la investigación que se condujo como consecuencia tampoco estuvo exenta de extrañezas.

Jonny Cash es uno de los músicos americanos más importantesJonny Cash es uno de los músicos americanos más importantes / Prayitno / Thank you for (9 millions +) views editada con licencia CC 2.0

Todo empezó con una carta sin remitente

En Mayo de 1979, a pocos días de que saliese el disco número 62 de Johnny Cash, su mánager recibió una carta dirigida al músico sin remite. En ella se encontraba un mensaje de una supuesta exmujer de Cash y madre de una de sus seis hijas —aunque en ningún momento se especifica cuál—.

La mánager de Cash no le concedió mucha importancia en un principio, e incluso llegó a asegurar que era “poco sensata”. Empezó a asustarse cuando leyó que la carta decía que la hija del cantante “no olvidará nunca la Navidad de 1978 o a mí”, a pesar de haberse enviado en el verano de 1979. El documento completo se puede consultar aquí, con la parte que nos interesa a partir de la página 15:

Aparte de referencias a la historia del Antiguo Egipto y a la relación tormentosa que mantuvieron Cleopatra y Marco Antonio —dejando caer que a lo mejor Cash también se encontraba con serpientes venenosas en casa o en su buzón de correos—, lo que pasó de ser una posible broma anónima a algo que entregar a las autoridades fue un programa en BASIC con una sola línea. Este programa deseaba a la familia Cash una feliz Navidad y un próspero Año Nuevo una y otra vez.

Por si esto no fuera suficiente, el programa repetía una y otra vez la fase “te quiero” en inglés y alemán, lo que hacía pensar a los investigadores que se estaban asomando a una mente enferma. La policía empezó a extremar las precauciones y con mucha confusión, básicamente debido a que el código BASIC se había incluido con la carta. Al parecer, era un regalo para la madre del programador.

Un programa de un enfermo mental

La naturaleza de la amenaza era algo totalmente nuevo. La carta que se envió a Johnny Cash contenía una postdata bastante extensa que decía que este era sólo uno de los mil escritos que llegarían al músico, siendo esto último lo que alentó al cantante a avisar a los agentes federales. Estos rastrearon al sospechoso rápidamente.

Se confiscó el equipo de edición de BASIC del sospechoso para buscar huellas digitales, y al final el propio individuo confesaba haber sido él el que había enviado esa carta y muchas otras a distintas personalidades famosas de la época. Según sus propias palabras, había querido “impresionar a su novia”.

El sospechoso quedó identificado como un conocido enfermo mental y se consideró que era del todo inofensivo. Lo significativo de toda esta historia es que el FBI, después de cerrar este caso, empezó a trabajar en lo que hoy se conoce como la división de cibercrimen del cuerpo y en la que se basa CSI: Cyber.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?