protesta

Las redes sociales se han convertido en un centro de actividad para muchas personas en su día a día. Hay gente que prácticamente vive una segunda vida en estos lugares, dejando registros más o menos detallados de su actividad diaria. Otras personas las utilizan fundamentalmente como herramienta de comunicación, ya sea para mantener conversaciones con otras personas, o para difundir ideas y compartir experiencias. Y ya no sólo eso, sino que además pueden usar las redes sociales como "termómetros de la calle". Vale la pena recordar que, por ejemplo, durante el 15M las redes sociales se llenaron de mensajes de apoyo y rechazo a las personas que ocuparon las plazas.

Esto es lo que determina un estudio universitario publicado por la Universidad de Arizona, que puede consultarse más adelante en el artículo y que ha sido financiado por el Departamento de Estado de Estados Unidos. Según se recoge, gracias al uso que hacemos de las redes sociales se puede predecir cuándo sucederá una tormenta política antes de que ocurra. Y según los investigadores, se puede hacer consultando Twitter.

Las redes sociales ayudan a mover y coordinar protestasLas redes sociales ayudan a mover y coordinar protestas

Un análisis de la participación de protestas online

Toda acción tiene su reacción, y la política no es menos. Cada decisión tomada por los gobiernos se ve reflejada en la respuesta que recibe en la calle, y también en las redes sociales. Volviendo al ejemplo del 15M, quizá el fenómeno se podría haber tratado de otra manera por parte de las autoridades si alguien hubiese analizado la actividad de Twitter o Facebook en los días previos. Por "de otra manera" nos referimos a, quizá, más apertura al diálogo y menos predisposición a enviar a los antidisturbios.

Hay que tener en cuenta que millones de usuarios hacen un uso muy activo de estos medios durante las protestas, lo que hace más farragosa la tarea de la predicción de próximos acontecimientos. Para ello, los responsables del estudio se han centrado en la actividad de las personas a la hora de declarar una protesta, crear opinión y participar en discusiones sobre estos temas.

Distintos estudios sociológicos habían teorizado con factores de la historia de un individuo, causando que sus próximos posts fuesen declaraciones de protesta. Según estas teorías, una persona será más proclive a realizar dichas declaraciones si tiene lazos en su entorno que hayan reaccionado con mensajes reivindicativos en el pasado. Estas probabilidades aumentan si el entorno ya ha publicado mensajes de protesta en el pasado.

Así analizaron los resultados

Los investigadores llegaron a recolectar en total 2.686 tuits según se recoge en Defense One. Según lo publicado en el estudio, habían tomado como sujeto de su análisis las últimas elecciones presidenciales de Nigeria. Estos comicios habrían estado empañados por la presencia del grupo islamista Boko Haram y sus actos violentos, y además se sembraron sospechas de que había importantes irregularidades en las elecciones.

La fórmula que usaron los investigadores fue analizar la forma en que los usuarios se mencionaron entre sí. A partir de ahí determinaron que las probabilidades de publicar declaraciones de protesta aumentaban si:

  • El tuit mencionaba a un usuario que estaba relacionado con una reivindicación.
  • El autor del tuit que mencionaba al usuario estaba interesado en la protesta.

En base a que todas estas protestas y los usuarios que participaban en ellas eran, de hecho, un patrón, se determinó con una precisión del 70% la predicción de olas de descontento. Para poder llegar a esta conclusión utilizaron una fórmula diseñada para rastrear el movimiento de partículas. Situaron a cada usuario de redes sociales como si se tratase de una partícula, y consideraban como "colisiones" cada interacción de otros usuarios con ellos. Después usaban como cambios de dirección la reacción de estas personas a los tuits que leían.

La teoría de partículas sirve para ilustrar nuestra interacción con otras personasLa teoría de partículas sirve para ilustrar nuestra interacción con otras personas

Predecir protestas no impide la radicalización

Los investigadores han querido dejar muy claro que la radicalización de un individuo no es consecuencia de una protesta. Una radicalización es el desarrollo de una opinión, no necesariamente su expresión.

Según los responsables del estudio, el auténtico valor de esta publicación es predecir el tamaño de una tormenta política antes de que estalle.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?