Pesas coloridas

Photoshop celebra este año su 25 aniversario y, aunque se trata del editor de imágenes más avanzado y completo empleado por la mayoría de profesionales del sector de la fotografía, las polémicas por su uso excesivo se suceden.

La última historia contra el uso del Photoshop la protagoniza Cassey Ho, una especialista en fitness y la creadora de Blogilates, que tiene millones de seguidores en YouTube. Esta famosa monitora de 28 años y estrella de las redes sociales recibe día a día entre los mensajes motivacionales que ella misma envía a sus seguidores, comentarios hirientes hacia su cuerpo, fibroso y sano.

No deberías dar consejos a la gente cuando estás tan gorda.

Lee también: 3 increíbles vídeos de Photoshop por su 25 aniversario

Cassey Ho, tras sentirse atacada durante meses, decidió expresar visualmente sus sentimientos mediante un vídeo que ya supera los tres millones de visitas que la muestra a ella misma leyendo los comentarios que critican su cuerpo para luego pasarse por el pincel del Photoshop en tiempo real y mostrarse como sus seguidores querrían verla.

El Photoshop relacionado de nuevo con la deformación de la realidad

El objetivo de su vídeo, explicó, es mostrar cómo los comentarios en las redes sociales afectan a las personas y lo importante que es pararse a pensar antes de decir algo. Tras borrar los supuestos defectos, afinar sus muslos y la cintura, agrandar el pecho y el culo o aclarar sus ojos, lo que ve en el espejo no es lo que quiere ver.

Se trata de una crítica hacia la sociedad actual y sobre todo hacia los medios de comunicación e incluso las aplicaciones actuales como Instagram que muestran una imagen irreal de la supuesta perfección humana.

Es difícil saber qué es real y qué no lo es cuando las portadas de las revistas, las fotos de Instagram y los videos son modificados constantemente con Photoshop (sí, vídeos musicales) y tantas mujeres se están sometiendo a operaciones de cirugía estética.

Un cuerpo sano es un cuerpo fibrado y con curvas, no un cuerpo modificado y afinado con Photoshop, sin imperfecciones, con pieles lisas, brillos imposibles y piernas de niña. Según la monitora, esta deformación de la realidad crea desórdenes alimenticios y complejos serios e infundados en la mente de la juventud actual.

La tecnología como arma de doble filo

No por ello hay que descartar el uso de programas de edición como Photoshop ya que ni siquiera fueron creados para este tipo de uso ni para su abuso. Aunque por lo que trasciende en los medios, parezca que la edición de imágenes no tiene más usos que crear mundos irreales, tiene infinitos utilidades inofensivas y muy útiles.

Corrige la saturación, la exposición y todos los fallos de ajuste al tirar una foto, permite la edición no destructiva, elimina objetos, personas o zonas indeseadas de una fotografía, corrige ojos rojos... Y se podría seguir todo el día. Es necesario ver ambos lados de la moneda y enseñar a emplear correctamente esta tecnología.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?