Cómo funciona Firefox Quantum

De cara al usuario y más allá de los cambios en su interfaz, Firefox Quantum funciona como cualquier otro navegador. Es decir, que en su barra de direcciones se introducen las URLs y estas conducen a las páginas web que muestra. Lo que ocurre es que se han llevado a cabo cambios en su estructura interna que tienen que ver con un funcionamiento multiproceso, por lo que la gestión de los procesos pasa a ser administrada de manera diferente.

Estos cambios en Firefox Quantum han afectado principalmente a su motor CSS, Stylo, que es totalmente nuevo y ha mejorado el rendimiento de anteriores versiones, gracias a que aprovecha mejor las características actuales del hardware y permite abrir procesos en paralelo aprovechando a la vez los distintos núcleos de los procesadores. Ahora cada pestaña abierta se trata como un proceso independiente, lo que mejora la estabilidad global de Firefox y la optimización de recursos que se dedican a ello. En este aspecto hay que destacar también que a la pestaña que se está usando en ese momento se le da prioridad y se le destinan más recursos del sistema.

A la vez Google se ha convertido en el motor de búsqueda predeterminado, aunque se cuenta con 60 buscadores diferentes que pueden ser utilizados en los más de 90 idiomas a los que está traducido Quantum.

Todos estos cambios en torno a un mejor aprovechamiento de los recursos de hardware del sistema se han orientado a conseguir un menor consumo tanto de procesador como de memoria: el resultado es más velocidad en la navegación.