¿Cómo pasar de PDF a Word?

En principio, convertir cualquier documento en PDF a cualquiera de los formatos editables en Word no entraña ninguna dificultad: de hecho Microsoft Word puede actuar como un conversor (o convertidor) de PDF a formato Word. Bastaría con abrir un documento PDF desde el menú Archivo seleccionando la opción Abrir para poder disponer de él en formato .DOCX totalmente editable. Podremos hacerlo sin problema alguno cuando el PDF a convertir haya sido generado a partir de la propia herramienta de Word que encontraremos en el menú de Archivo pero desde la función Exportar. En este caso abriremos el documento y modificaremos sin problema su estructura y contenido.

Lo que ocurre es que si no es así la cosa cambia y puede plantear problemas. Si la procedencia del PDF es desconocida es muy posible que aparezca desestructurado, con líneas y páginas que no se corresponden a la ubicación original. Esto se debe a que Word funciona mejor con PDFs que contienen texto principalmente, mientras que plantea problemas cuando contiene elementos gráficos de cualquier tipo. De hecho estos son los elementos que no reconoce correctamente:

  • Tablas con espacio de celda.
  • Colores de página y bordes.
  • Seguimiento de cambios.
  • Marcos.
  • Notas al pie que ocupan más de una página de espacio.
  • Notas al final.
  • Audio, vídeo y otros elementos activos.
  • Marcadores y etiquetas.
  • Comentarios.
  • Efectos de las fuentes como iluminados o sombreados.

Por este motivo Microsoft Word no es quizá la mejor opción para convertir este tipo de archivos a sus formatos compatibles. Es más recomendable recurrir a uno de los múltiples programas de transformación de PDF a .DOCX que hay disponibles, tanto para descargar como para utilizar en línea y luego trabajar con el archivo resultante. A menos, claro, que queramos invertir quizá más tiempo del que nos gustaría volviendo a dar una estructura y un formato al texto que tenga sentido.