Cómo reducir el tamaño de los documentos en Word

Para reducir el tamaño de un documento de Word puedes llevar a cabo distintas acciones:

  • No incluyas las fuentes en el archivo: Word cuenta con la función de incluir las fuentes en cada archivo para que cualquier usuario puede abrir el documento sin tener problemas. Normalmente estas no se guardan por defecto pero quién sabe si ese archivo con el que trabajas sí las lleva. Puedes asegurarte de ello si te diriges al menú Archivo > Opciones > Guardar y compruebas que la casilla Incrustar fuentes en el archivo no está marcada.
  • Convierte el formato de las imágenes: si el documento lleva alguna imagen puedes comprobar en qué formato están y convertirlas a JPG, un formato más ligero pero con el que no perderás calidad de cara a la presentación del documento.
  • Comprime las imágenes: Word ofrece la posibilidad de comprimir todas las imágenes desde Archivo > Guardar como. Eligiendo la ubicación del documento, se puede clicar en Herramientas y junto a Guardar veremos la opción Comprimir imágenes. En la ventana emergente que se abrirá puedes elegir el tipo de compresión que se aplicará a todas las imágenes en función de para aquello que lo vayas a necesitar.
  • Convierte el documento a DOCX: es posible que si el documento proviene de alguna versión antigua de Word la extensión del documento sea DOC. Puedes convertirlo a DOCX desde Archivo > Información > Convertir, abriéndolo y guardándolo con la opción Guardar como o utilizando algún conversor online que lleve a cabo esa operación. El formato DOCX comprime más el documento que la antigua extensión.