Quién está detrás de Vero

En su página oficial se puede leer que uno de los tres cofundadores y CEO de Vero es Ayman Hariri, un libanés multimillonario hijo de un exprimer ministro de este país de Oriente Medio. Él es quien ha financiado este proyecto de red social que lleva en marcha desde 2015 con el propósito de competir contra otros servicios online ya consolidados como Instagram, Facebook y Twitter.

Para lograrlo ofrece ciertos aspectos diferentes a los de las plataformas mencionadas, como por ejemplo la ausencia de publicidad, una mayor y mejor gestión de la privacidad por parte de los usuarios o un timeline ordenado por criterios cronológicos y no por algoritmos que dictan la prioridad de los contenidos. También ha presentado un sistema novedoso en lo que se refiere a pertenecer a redes sociales, como es el del pago de una cuota por pertenecer a la misma salvo para el primer millón de usuarios registrados.

Sin embargo Hariri se trata de un personaje controvertido porque son continuos los rumores que acosan a su familia desde los años 90 y que tienen que ver con corrupción política. Aunque él no ha participado activamente en política, como sí han hecho su padre y su hermano, ha gestionado una gran empresa constructora en Arabia que cerró en 2017 por una mala administración.

Sobre los otros dos cofundadores no se cierne ninguna oscura sombra: uno es el productor de cine Motaz M. Nablusi y el abogado y fundador de una empresa de capital de riesgo, Red Sea Ventures, Scott Birnbau.

Las acusaciones de corrupción contra la familia Hariri o el hecho de que entre los 23 miembros iniciales del proyecto sólo haya una mujer han generado cierta controversia y un movimiento en redes sociales que aboga por el no registro como usuario.