PeerTube

Hoy en día es casi imposible encontrar a una persona que no consuma a diario vídeos en YouTube. La plataforma de vídeo de Google se ha convertido en parte de nuestras vidas. Es difícil imaginarse a estas alturas un mundo sin ella. Es indudable que ha supuesto un revulsivo en la forma en la que disfrutamos de contenidos audiovisuales; ha ofrecido a los creadores una plataforma donde pueden expresarse libremente (mientras sigan las reglas de la comunidad)... Tampoco se puede negar que, precisamente por eso, muchos youtubers están replanteándose su futuro en la plataforma. Algunos pesos pesados como PewDiePie ya han dicho en alguna ocasión que el campo se les está limitando, que están barajando otras opciones.

Una de esas opciones podría ser PeerTube, un YouTube de código abierto, libre y descentralizado; al hilo de lo que se ha visto en redes sociales como las del Fediverso. El proyecto comenzó en 2015 de la mano de un desarrollador conocido como Chocobozzz, que fue contactado por la empresa Framasoft en 2017 para una campaña llamada Contributopia. A través de ella se buscaba crear alternativas a las redes sociales tradicionales; la empresa finalmente acabaría contratándolo y en marzo de 2018 la compañía presentaba la primera beta de PeerTube públicamente. En junio del mismo año ya estaba funcionando a pleno rendimiento.

¿Qué es PeerTube?

Aparte de la definición resumida que acabamos de dar, podemos considerar PeerTube como una forma de que cualquiera monte su propio servicio de vídeo en streaming. Su naturaleza descentralizada nos deja claro que estamos ante una red alternativa; en esta plataforma no hay un sólo servidor, sino que hay docenas de ellos interconectados.

Cada servidor funciona como una instancia (los propios creadores se refieren a ellos con ese nombre), que cuenta con su propio grupo de usuarios, su propia lista de vídeos subidos y su propio grupo de intereses. Y, al igual que ocurre con las instancias de Mastodon, cada una puede comunicarse con cualquier otra en cualquier momento si así lo desea. Por ende, si un usuario quiere participar en diversas instancias, tendrá que registrarse en cada una de ellas.

Página principal de una instancia de PeerTubePágina principal de una instancia de PeerTube

A nivel técnico, PeerTube funciona mediante el uso del protocolo P2P. De esta forma, y gracias al modelo descentralizado, la plataforma no necesita usar grandes infraestructuras de servidores para lidiar con todo el tráfico que genera el streaming de vídeo. Con el protocolo P2P se limita la carga del servidor al repartirla entre múltiples usuarios; si algo se hace viral el servidor no se verá afectado por las cantidades ingentes de usuarios que irán a verlo. Esto es posible gracias a la tecnología WebTorrent, que permite descargar archivos por P2P sin salir del navegador.

Hasta hace bien poco la plataforma no se había hecho notable. La explosión de Mastodon entre el público y su espectacular crecimiento han hecho posible que los usuarios empiecen a contemplar estas alternativas libres.

La filosofía de PeerTube

La idea principal de la plataforma es devolver a los creadores el control sobre sus contenidos. PeerTube, al igual que muchas redes descentralizadas, quiere funcionar como un entorno sin censura en el sentido más amplio de la palabra. Al mismo tiempo también buscan atajar los problemas que mantienen vídeos bloqueados durante días. Esto último es lo que impulsa a los desarrolladores a mantener PeerTube libre y totalmente abierto. Responsables de Framasoft comentan que la proliferación de estas plataformas libres supone que los usuarios puedan recuperar el control de la web, amén de una interesante filosofía de ecosistema inédita hasta ahora.

Reproduciendo un vídeo en PeerTubeReproduciendo un vídeo en PeerTube

La plataforma utiliza una tecnología conocida como ActivityPub, un nuevo estándar del World Wide Web Consortium (W3C) que favorece la compatibilidad entre servicios descentralizados como HubZilla o el propio PeerTube. ¿Qué significa esto? Que, por ejemplo, un usuario de Mastodon podría usar la instancia en la que se ha colgado un vídeo de PeerTube para añadir un comentario directamente desde ahí; sin entrar en el servidor de vídeo para nada. De esta manera puede generarse una enorme comunidad que abarque varias redes, lo que choca frontalmente con el modelo de tecnológicas como Google o Facebook.

PeerTube quiere ser abierto en el sentido más literal de la palabra; que todo el mundo pueda participar en él de la manera que mejor lo considere, y por eso mismo es algo tan especial comparado con YouTube.

No es oro todo lo que reluce

Para todo lado luminoso existe un lado oscuro. PeerTube no es una excepción desgraciadamente. El primer "pero" que se le puede poner a esta plataforma abierta es la naturaleza volátil de este tipo de propuestas. Cuando hablamos de Mastodon ya lo comentamos: muchas vienen y se van con más pena que gloria.

El segundo "pero" (quizá el más importante) es que todo aquel que quiera "levantar" un servidor de PeerTube necesita recursos económicos suficientes y habilidades técnicas. WebTorrent puede limitar el tráfico en cierta manera, pero se vuelve imperativo contratar un hosting pera mantener ciertas garantías de funcionamiento.

Fragmento de una conferencia de Richard Stallman en PeerTubeFragmento de una conferencia de Richard Stallman en PeerTube

Dado que el proyecto todavía está en una fase relativamente temprana, otro problema al que se enfrenta la plataforma es la monetización de contenidos. Por ahora no se puede hacer clic en un botón y empezar a ganar dinero (sí existe un botón de donaciones y según Framasoft están trabajando en el tema de la monetización), pero solo tiene sentido para quienes difunden contenidos sin ánimo de lucro. Por ejemplo, el MIT ha encontrado en PeerTube un curioso aliado.

Lo que por ahora está claro es que, a pesar de sus sobresalientes cualidades sobre el papel, YouTube es un peso demasiado pesado como para pensar siquiera en hacerle cosquillas. Tampoco parece que sea esa su misión, pero a veces es bueno no dejarse llevar por el entusiasmo y poner los pies en la tierra. Lo que sí hay que valorar como algo positivo es que gracias a estas plataformas los usuarios ven que es posible eludir el yugo de las grandes empresas, en las que cada vez se puede confiar menos. Veremos qué le depara el futuro a PeerTube.

Vídeo y más vídeo: descargar gratis, editar, reproducir...

Otros relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?