Mi móvil se ha mojado qué hacer y qué no para arreglarlo

Si has llegado hasta aquí, es probable que tu teléfono haya sufrido un accidente relacionado con el agua u otros líquidos. Quizá se te ha caído en la playa, en la piscina o en alguna zona del baño. En cualquier caso, en este artículo encontrarás las acciones que debes emprender inmediatamente y lo que, bajo ningún concepto, debes hacer.

Mi móvil se ha mojado: qué no debo hacer

Antes de hablarte de las cosas que puedes hacer para recuperar tu dispositivo, es necesario que conozcas aquello que no es recomendable realizar.

No hay que perder los nervios

Aunque pueda parecer una obviedad, es necesario recordarlo. Si tu teléfono se acaba de dar un chapuzón, mantén la calma. Es posible que, si tienes un dispositivo moderno, disponga de algún tipo de resistencia al agua. Y en caso de que no sea así, si has logrado sacarlo rápidamente del agua probablemente aún puedas salvarlo. Sea cual sea la situación, estar tranquilo te ayudará a no precipitarte y aumentará las posibilidades de recuperar el teléfono.

No sacudir ni agitar el teléfono

Otra acción poco recomendable es mover o sacudir el teléfono. Quizá parezca una sabia decisión hacerlo, pues transmite la sensación de que el agua saldrá del interior. Con todo, lo más probable es que ocurra lo contrario y que el agua acabe dispersada por el interior del terminal. Asimismo, tampoco es recomendable soplar por las ranuras.

Si se ha apagado, no lo enciendas

Cabe la posibilidad que, al mojarse, tu dispositivo se haya apagado. O quizá ya estaba apagado cuando se sumergió en el agua. Sea cual sea la circunstancia previa, lo más importante es que no trates de encenderlo. Así evitarás que ciertos impulsos eléctricos hagan un cortocircuito en el interior, provocando que el teléfono deje de funcionar de forma definitiva.

Nada de secadores

Es lógico pensar que un secador ayuda a eliminar el agua del interior del dispositivo. Pero es probable que hacerlo agrave la situación. Si el agua no ha dañado el terminal, puede que aplicar calor excesivo termine de hacerlo. Como es obvio, esto aplica al uso de otros aparatos, como un microondas o una estufa.

Mi móvil se ha mojado: qué debo hacer

Después de analizar las acciones contraproducentes que debes evitar, aquí van algunos pasos importantes que debes dar si tu teléfono se acaba de caer al agua.

Sácalo cuanto antes

Una de las primeras cosas que debes hacer cuando te encuentras en esta situación es sacar el teléfono cuanto antes del agua. Esto es especialmente importante si el lugar donde se ha sumergido es el mar, pues el agua salada es más corrosiva. Cuanto antes saques el dispositivo del agua, más posibilidades tendrás de que vuelva a funcionar correctamente.

Desmonta lo que puedas

Saca la batería, las tarjetas y cualquier otro elemento que se pueda desmontar. Así será más fácil que el agua se seque y desaparezca por completo del interior de tu móvil.

Emplea la técnica del alcohol

Esta técnica consiste en sumergir el dispositivo en alcohol puro. Este fluido se evapora sin dejar ningún tipo de residuo y podrá ayudarte a eliminar el agua que haya quedado retenida en el interior del teléfono. Te recomendamos que apagues el dispositivo, si es que no se apagó solo al mojarse. De la misma manera, es aconsejable que retires la batería, si es posible. Para terminar, espera que el dispositivo se seque por completo y comprueba si funciona.

Usa la técnica del arroz

Otro método que suele funcionar a la hora de recuperar un dispositivo es hundirlo en arroz, un cereal capaz de absorber la humedad. Es preferible que utilices un bote y, después de llenarlo de arroz, introduzcas el dispositivo en posición vertical cubriéndolo por completo. Después de cerrar el bote, deja pasar dos o tres días para asegurarte de que la humedad ha desaparecido. Para terminar, limpia el teléfono y comprueba si funciona.

Un móvil mojado: otros aspectos que debes tener en cuenta

Hay algunos aspectos que debes tener en cuenta cuando te enfrentes a esta situación. En primer lugar, te aconsejamos que tengas la buena costumbre de realizar copias de seguridad de tus datos, ya sea en la nube o en una tarjeta SD. Ambas son buenas opciones que resisten el agua sin problemas. En el caso de que no puedas recuperar tu dispositivo, tener una copia de tu información hará que las consecuencias de la caída al agua sean menos graves. Por otro lado, debes ser consciente de que ningún fabricante suele cubrir el daño por agua en la garantía. De esta manera, si acudes al servicio técnico, deberás abonar el precio de la reparación.

Los mejores trucos para Android

Otros relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?

Desconectado

Desconectado