Cómo bugear al vecino en Hello Neighbor

Existe la manera de causar un bug (aunque no está demasiado claro que lo sea) que posibilita que el vecino nos deje en paz y no nos siga, pudiendo así jugar tranquilos. Hay que hacer lo siguiente:

  1. Paso 1: hay que empezar por llamar su atención para que venga hacia nosotros. Para eso podemos tocar la puerta principal, abrirla y entrar. En cuanto nos vea vendrá disparado.
  2. Paso 2: ahora salimos de la parcela de manera que él se quedará en la valla y nosotros iremos corriendo a meternos en nuestra casa.
  3. Paso 3: ya en nuestra vivienda nos vamos hasta nuestra habitación y nos ponemos a mirar por la ventana para que nos vea. Esto hará que venga a por nosotros y se meta por la propia ventana para atraparnos.
  4. Paso 4: lo que tenemos que hacer ahora es salir por la puerta de la habitación y cerrarla. Ahora él está atrapado y no puede salir hasta que se reinicie el juego o muramos.

No se sabe muy bien si se trata de un error en la programación, que suele haberlos en muchos juegos porque es muy complicado comprobar todas y cada una de las situaciones que pueden darse (y esta es bastante rebuscada), o realmente es un pequeño truco que los desarrolladores han dejado como premio para los jugadores más avispados. Sea lo que sea, una vez nuestro vecino haya quedado encerrado en nuestra casa podremos explorar con total libertad la suya con muchos menos riesgos que si él estuviese danzando por ahí.