Cómo volar en Hello Neighbor

Volar, lo que se dice volar, no podremos. No obstante sí se puede subir en el aire y tener una perspectiva aérea de la situación. Para eso necesitamos coger el cubo de basura que hay enfrente de la casa. Lo llevamos donde queramos, lo ponemos en el suelo y no subimos encima. Al saltar sobre él podremos subir hacia arriba. Ahora bien, sólo se tiene capacidad de movimiento en vertical, así que nada de desplazamiento lateral ni nada por el estilo.

No obstante da la opción de moverse y gracias a ella se podría entrar en el inaccesible tercer piso, pero es difícil conseguirlo. Hay que saltar sobre el cubo para subir todo lo alto posible y, entonces, coger el cubo e intentar acceder al piso por el patio o en su defecto por el tejado.

Como podemos ver no se trata exactamente de volar, sino de saltar sobre el cubo para elevarse en el aire y es otra de las acciones difícilmente deducibles si no es porque el jugador recurre a una recopilación de trucos como ésta, porque está tan desesperado que prueba cualquier cosa o porque la descubre por casualidad.

Pero precisamente es la dificultad de Hello Neighbor una de las virtudes que más se alaba de este juego, ya que hace que no se pueda terminar rápidamente y mantenga en vilo al jugador el máximo tiempo posible. En este sentido este juego bebe directamente del legado de aventuras gráficas clásicas de los años 80 y 90, cuando su resolución dependía en muchas ocasiones de acciones disparatadas.