Qué es un APK y para qué sirve

Un APK es un archivo de instalación de una aplicación de Android con extensión .apk, comparable a los EXE de Windows o a los DMG en Mac. En realidad es una variante del formato JAR de Java, básicamente un archivo ZIP comprimido que puede ser inspeccionado con un software archivador de ficheros. Contiene todos los datos necesarios para instalar y hacer funcionar correctamente una app en un dispositivo Android.

Las siglas son el acrónimo de Android Application Package. Se trata de un formato de archivo comprimido y en su interior se almacenan todos los componentes necesarios para que una app se pueda instalar y funcione correctamente en un dispositivo, desde código hasta certificados, aunque en algunos casos puede ser necesario descargar nuevos datos una vez la app está instalada. Por lo tanto, se usa para instalar y distribuir aplicaciones Android.

Estos archivos ejecutables pueden instalarse directamente a través de Google Play, en cuyo caso pasan totalmente inadvertidos para el usuario, o desde otras muchas fuentes como nuestra propia web. En estos casos los archivos APK se almacenan como un archivo más en tu carpeta de descargas o en cualquier otro sitio donde los ubiques, desde donde los puedes compartir de varias formas. Para abrirlos solo hay que pulsar sobre ellos, el sistema operativo Android cuenta con un instalador de apps capaz de trabajar con estos ficheros. Eso sí, para instalar apps que provienen de fuera de la tienda oficial en versiones anteriores a Android 8.0, es necesario realizar un ajuste previo en cualquier dispositivo Android.

Toma tu dispositivo y accede a los Ajustes del sistema operativo. Accede al apartado Seguridad.

Acceso a los ajustes de Seguridad en AndroidAcceso a los ajustes de Seguridad en Android

Localiza la opción Permitir la instalación de apps desde orígenes desconocidos o similar y actívala.

Permite la instalación de apps de orígenes desconocidosPermite la instalación de apps de orígenes desconocidos

También es recomendable desactivar la función Google Play Protect en la tienda de aplicaciones de Google. Esta función integrada en el sistema operativo analiza continuamente el contenido del dispositivo en busca de apps maliciosas y podría impedir la instalación de apps desde fuentes externas aun siendo seguras.

El tamaño de los APK puede variar desde unos pocos megas hasta gigas en función del tipo de app. En lo que respecta a la seguridad, los APKs de Google Play pasan por el filtro de Google, aunque no siempre es 100% fiable. Los APK que puedes descargar desde Malavida han sido probados y analizados con decenas de antivirus diferentes para asegurar que no contienen virus o malware.