WhatsApp o Telegram: comparativa y diferencias

La mensajería instantánea forma parte indiscutible de nuestras vidas. Aunque existen muchas aplicaciones dedicadas al envío de mensajes, WhatsApp y Telegram son dos de las más utilizadas. Por eso, en este artículo te explicamos qué puedes esperar de cada una, qué objetivos persiguen y cuáles son sus funciones claves.

En qué se parecen WhatsApp y Telegram

A nivel de interfaz, existen muchas similitudes entre ambas plataformas. La función más básica de WhatsApp y Telegram es el envío de mensajes entre dos usuarios. Por eso, la pantalla inicial de ambas se compone de un listado de conversaciones, sin añadidos innecesarios. Estas se ordenan de forma temporal, mostrando las más recientes en la parte superior.

Listado de chatsListado de chats

Al acceder a cualquier conversación, podemos constatar que las opciones son muy similares, aunque distribuidas de manera distinta. En WhatsApp contamos con accesos directos a funciones como las llamadas y las videollamadas mientras que en Telegram las encontramos escondidas en el menú de opciones superior. La parte inferior también es similar, con un campo de texto y diferentes opciones para enviar contenido.

Opciones en el chatOpciones en el chat

El menú de ajustes presenta opciones calcadas en ambas aplicaciones. Como es lógico, no están categorizadas de la misma manera. No obstante, es posible modificar el comportamiento de las notificaciones, de los chats, cambiar la imagen de perfil o el uso del almacenamiento por parte de ambas apps. Incluso, las dos proporcionan un acceso directo a las preguntas más frecuentes y a la página de soporte.

Iniciar nueva interacciónIniciar nueva interacción

Volviendo al inicio, tanto en WhatsApp como en Telegram existe la posibilidad de iniciar una nueva conversación, crear un grupo, una lista de difusión o un canal. En cualquier caso, iniciar nuevas interacciones es muy sencillo tanto en una como en la otra.

Comparativa entre menús de configuraciónComparativa entre menús de configuración

Si hablamos de seguridad, ambas cuentan con chats cifrados de extremo a extremo. WhatsApp, que usa el sistema de cifrado Open Whisper System, tiene esta característica habilitada por defecto y no se puede desactivar. En el caso de Telegram, con un sistema AES de 256 bits, RSA de 2048 bits e intercambio de claves Diffie-Hellman, es necesario recurrir al menú lateral y pulsar sobre New Secret Chat. Las dos plataformas comparten, de esta manera, una característica fundamental en cualquier aplicación de mensajería instantánea que desea proteger la privacidad de los usuarios.

Cifrado de extremo a extremoCifrado de extremo a extremo

A la transmisión de mensajes de texto, se suma el envío de todo tipo de contenido. WhatsApp ya se ha puesto al nivel de Telegram permitiendo enviar contactos, archivos y documentos, imágenes, vídeos o audio. Además, ambas permiten grabar notas de voz y capturar vídeos y fotos sin salir de la aplicación. El límite de tamaño para un documento en WhatsApp es de 100 MB mientras que en Telegram es de 1,5 GB.

Envío de archivos y multimediaEnvío de archivos y multimedia

En referencia al envío de elementos gráficos, las dos cuentan con una completa colección de stickers descargables de forma gratuita. Se pueden obtener desde sus respectivos clientes, sin recurrir a aplicaciones de terceros.

Tienda de StickersTienda de Stickers

Por último, su distribución se realiza de la misma manera. WhatsApp y Telegram están disponibles en las principales tiendas de aplicaciones, como Google Play o la App Store. Por supuesto, en Malavida te ofrecemos una descarga segura de la última versión de ambas aplicaciones.

En qué no se parecen WhatsApp y Telegram

Queda patente que, cuando se hace un uso básico de WhatsApp y Telegram, no existen grandes diferencias. No obstante, cada una posee una serie de características únicas que la diferencian de la otra.

La principal diferencia es el tipo de estructura que usan para funcionar. WhatsApp no funciona en la nube pero Telegram sí. Aunque las dos utilizan una conexión de datos para transmitir contenido, en el caso de la primera este se aloja solamente en el dispositivo emisor y en el receptor. Por el contrario, Telegram guarda, de manera predeterminada, el contenido en la nube. Esto afecta a la experiencia de usuario porque, mientras WhatsApp sólo es accesible desde un solo lugar y depende de un dispositivo concreto, Telegram se puede consultar desde cualquier ordenador, teléfono o tableta con conexión a Internet. Así, el dilema para el usuario se encuentra entre la privacidad y la comodidad.

Adicionalmente, encontramos algunas funciones únicas en ambas aplicaciones. Por ejemplo, WhatsApp permite crear estados con imágenes, enlaces o vídeo. Al igual que las historias de Instagram, los estados son efímeros y desaparecen pasadas 24 horas.

Crear un estado en WhatsAppCrear un estado en WhatsApp

Por su parte, Telegram admite la creación de canales, utilizados incluso por organismos gubernamentales para difundir información. Lo más parecido que ofrece WhatsApp a los canales son las listas de difusión. Sin embargo, esta última herramienta es mucho más limitada y no permite que los usuarios se unan voluntariamente. En cuanto a los límites establecidos para grupos, Telegram permite un máximo de 100.000 usuarios y WhatsApp tan solo 256.

Creando un canal en TelegramCreando un canal en Telegram

Otra diferencia importante es que Telegram permite iniciar sesión en varias cuentas de forma simultánea en un mismo dispositivo y WhatsApp no.

Añadir una nueva cuenta en TelegramAñadir una nueva cuenta en Telegram

Para finalizar, no debemos olvidar que Telegram es una aplicación con una API completamente abierta. Por lo tanto, están disponibles clientes, oficiales y no oficiales, prácticamente en cualquier plataforma. Podemos usar el servicio en el iPhone, el iPad y Android. También desde el escritorio, gracias a sus aplicaciones para Windows y MacOS. Y, en realidad, desde cualquier dispositivo usando el cliente web, completamente funcional sin depender del teléfono. Claramente, este es uno de los puntos fuertes de Telegram frente a WhatsApp.

WhatsApp vs. Telegram: con cuál me quedo

Después de este análisis, queda claro que ambas aplicaciones cumplen perfectamente en el terreno de la mensajería instantánea. No obstante, WhatsApp es una aplicación mucho más limitada, centrada, principalmente, en la interacción de usuario a usuario. Telegram, por su parte, es una herramienta extremadamente versátil que permite crear, no solo chats personales, sino canales y grupos avanzados. Es accesible desde cualquier dispositivo que tenga conexión a Internet. Sin embargo, pese a poseer la función de chat secreto con cifrado de extremo a extremo, sacrifica por defecto la privacidad del usuario con el fin de ofrecer funcionalidades avanzadas.

En resumidas cuentas, ambas plataformas están condenadas a coexistir en los dispositivos de muchos usuarios que usan WhatsApp para contactar con sus amigos o familiares y Telegram para conectar con medios, organizaciones e instituciones.