Adobe Illustrator

La familia de productos de Adobe es tan escandalosamente extensa que abarca toda clase de ámbitos: la edición de imágenes con Photoshop, el montaje de vídeo con Premiere, la edición de texto para web a través de Brackets -en el que este artículo fue escrito originalmente-, la captación digital de sonido con Audition e incluso la manipulación de gráficos vectoriales con Illustrator. Este programa se ha convertido en una especie de navaja suiza indispensable para todos los que se dedican a la ilustración y al diseño gráfico. Múltiples diseñadores lo emplean a diario para llevar a cabo un sinfín de tareas.

No ha sido un camino corto. De hecho Adobe Illustrator ya lleva la friolera de 30 años entre nosotros. En todo ese tiempo le ha bastado para convertirse en el programa de trabajo con gráficos vectoriales más popular del mercado, después de todo este tiempo y de 20 versiones a sus espaldas.

Al igual que hicimos en nuestro artículo sobre la historia de Photoshop, también aquí pensamos rendir homenaje a otro veterano de la industria que se merece tanto reconocimiento como el que más. Toma asiento y relájate, porque hoy en Malavida repasamos la historia de este programa imprescindible en el diseño gráfico.

Así han sido los primeros 30 años de Adobe Illustrator

Vale la pena comentar que los programas de referencia no nacen de la noche a la mañana. Un desarrollador no se despierta un buen día pensando "hoy voy a crear software para la historia, un clásico atemporal". Como mucho, lo que piensa es "a ver si me da tiempo de entregar el proyecto en el plazo".

Un programa que acaba convirtiéndose en un referente casi nunca aparece por arte de magia. Siempre que se crean suelen ser para responder a necesidades que el programador tiene en un momento determinado. Lo mismo sucedió con este programa de edición de gráficos vectoriales, nacido a raíz de las necesidades para mejorar el diseño gráfico que sus creadores tenían.

Las primeras etapas de vida

Adobe Illustrator apareció en 1986 como una herramienta de diseño gráfico y desarrollo de fuentes tipográficas y logotipos. Originalmente salió para los ordenadores Macintosh y su primer objetivo fue integrar el uso de ecuaciones matemáticas para lograr líneas curvas y formas mucho más suaves gracias a un sistema conocido como "curvas de Bezier".

Para enfatizar más esta noción de capacidad de producir, editar y guardar líneas y curvas de todo tipo, Apple escogió El nacimiento de Venus de Botticcelli para su splash screen, que ya no abandonaría hasta 2003. La imagen fue cambiando poco a poco con las versiones y los años, pero siempre estuvo presente de una forma o de otra.

Todas las alabanzas que recibió la versión primigenia del programa de gráficos vectoriales, sumadas a un creciente interés en ordenadores y en las imágenes que eran capaces de generar, derivó en un buen número de actualizaciones y soporte extendido a otro tipo de plataformas. El camino comenzó con la versión 2.0 del programa, conocida como Adobe Illustrator 88. Con ella este software debutaba en el Windows de Microsoft -aunque en este caso la nomenclatura utilizada sí fue 2.0-, así como en otros sistemas como NeXT y Solaris.

La compatibilidad se acabaría extendiendo a otros sistemas derivados de UNIX, pero finalmente las versiones para Windows y Mac acabarían por imponerse con respecto a las demás.

La versión 3.0 apareció en 1990, y dos años más tarde lo haría la 4.0. Esta cuarta versión supondría la llegada de la edición en vista previa, de forma que los cambios que se iban haciendo en el diseño se pudiesen ver sobre la marcha. La primera plataforma que adoptó esta característica fue Windows, mientras que Mac no la conseguiría hasta la versión 5.0.

Mediados de los 90, los años de revolución

En 1996 llegaría Adobe Illustrator 6.0, versión con la que desde la empresa se hicieron grandes cambios en la interfaz de usuario. A partir de aquí el programa comenzó a usar fuentes TrueType, terminando con la guerra entre este tipo de fuente y el PostScript Type 1. En este momento también se empezó a ofrecer soporte para plugins, extendiendo la funcionalidad del software y convirtiéndolo en una herramienta aún más poderosa.

CD de instalación de Adobe illustrator 9.0CD de instalación de Adobe illustrator 9.0 / Silus Grok editada con licencia CC BY-SA 2.0

Sin embargo no sería hasta 1997 con la llegada de la versión 7.0 que no comenzaría a existir estandarización entre las versiones de Macintosh y de Windows, acabando también con la competitividad entre las plataformas por cuál tenía la mejor adaptación. Por fin los diseñadores tenían la oportunidad de escoger este programa como una herramienta estable sin tener que alternar con CorelDRAW y Freehand.

Este 1997 también impulsó las capacidades de publicación en web del software, dado que muchos desarrolladores pronto empezaron a buscar formas de publicar para la red usando plugins específicos. Esta acabó convirtiéndose en una de las principales áreas de cambio y mejora en la vida del programa de diseño.

En esta era de revolución llegaron también cambios importantes que hoy damos por sentados, ya sea en la forma de herramientas de diseño -como el cubo de pintura, que llegó con la versión 6.0-- o las guías de retícula, que aparecieron en la versión 8.0 lanzada en 1998. Año tras año, con la llegada de las versiones 9.0 y 10.0, los cambios continuaron llegando superando a los anteriores. Fue un gran momento para Adobe, que diseñaba herramientas que en su momento fueron revolucionarias aunque hoy resulten comunes.

Splash screen de Adobe lllustrator CS4Splash screen de Adobe lllustrator CS4 / Thiemo Gillissen editada con licencia CC BY-SA 2.0

Llega la Creative Suite

Para el momento en el que el temido efecto 2000 ya había pasado sin causar el apocalipsis mundial, Illustrator ya era el editor de gráficos vectoriales por excelencia. En 2003 Adobe decidió empaquetar todos sus programas más exitosos juntos en un grupo llamado Adobe Creative Suite. Gracias a todo este conjunto de software se podían llevar las creaciones de cada diseñador hasta extremos antes no soñados, como por ejemplo la creación de efectos y objetos tridimensionales.

Se siguieron consiguiendo nuevas funcionalidades rompedoras -como por ejemplo el Live Paint Bucket-, aunque con la llegada de la serie CS dijimos adiós a la icónica splash screen de Venus. Acompañó a este editor de gráficos vectoriales en todas y cada una de sus iteraciones hasta este momento, pero como la empresa había rediseñado todos sus productos y programas en esta suite era necesario cambiar la estrategia de marca.

Con la llegada de la versión CS3 pasamos de una pantalla de carga que incorporaba hojas, flores vectoriales o plumas a un diseño unificado para toda la suite, llegando por fin al color naranja que asociamos hoy con el programa.

Adobe Illustrator CC 2015Adobe Illustrator CC 2015

Actualidad: Adobe Illustrator llega a la nube

Ya es de dominio público la existencia de un espacio conocido como Adobe Creative Cloud donde ahora residen todos los programas importantes de la empresa. A este modelo sólo se puede acceder pagando una suscripción de forma mensual o anual, lo que ha suscitado multitud de críticas tanto positivas como negativas. Nosotros no vamos a entrar en ese tema, para eso ya existen otros foros.

Con la llegada de la primera versión Creative Cloud de Adobe Illustrator en 2013 asistimos a la integración en la nube de las capacidades de este programa, además de nuevas formas de diseño y creación imbricadas en este contexto y formas de exportar y compartir nuestro trabajo.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?