Cómo poner contraseña a una carpeta en Mac OS X

Valla de seguridad
Proteger tu privacidad es tán fácil como poner contraseña a una carpeta en Mac. Es un proceso sencillo y se puede realizar con las herramientas que ofrece el propio OS X

Si compartes tu Mac con más personas es muy posible que te interese almacenar información de manera que únicamente esté accesible para ti. Al fin y al cabo el deseo de privacidad es algo totalmente lícito en cualquier ser humano.

Entre las soluciones que tienes a tu alcance, una no demasiada complicada y que podrás llevar a cabo con bastante facilidad es la de poner una contraseña a una carpeta. Esto garantizará que únicamente tú y, en todo caso, aquellos con los que hayas querido compartir esta clave podréis acceder al contenido almacenado en el directorio.

Entonces, ¿cómo cifrar el acceso a un fichero en OS X? Muy simple gracias a las propias herramientas del sistema operativo: te lo explicamos en este tutorial.

Proteger una carpeta con contraseña en Mac: pasos a seguir

Para limitar el acceso a un fichero mediante un password no tienes más que seguir los siguientes pasos:
En primer lugar, dirígete en el menú de Aplicaciones a Utilidades > Utilidad de discos.

Utilidad de discos es la herramienta que necesitamosUtilidad de discos es la herramienta que necesitamos

En el menú Utilidad de discos dirígete a al menú Archivo y selecciona el menú desplegable de Nueva la opción de Imagen de disco a partir de carpeta.

La cuestión está en crear una imagen de la carpeta que queremos protegerLa cuestión está en crear una imagen de la carpeta que queremos proteger

Ante ti se abrirá una ventana emergente que te mostrará la opción del fichero a proteger. En este caso hemos creado una que se llama Malavida – Carpeta con contraseña. La hemos seleccionado y hemos pinchado en Imagen.

Hay que seleccionar en el menú la carpetaHay que seleccionar en el menú la carpeta

La nueva ventana indicará la manera de guardar esa imagen así que lo que tienes que hacer es abrir el menú desplegable de Formato de la imagen y seleccionar Lectura/Escritura. En encriptación elige la opción Encriptación AES de 128 bits y haz click en guardar.

Elige encriptación AES de 128 bitsElige encriptación AES de 128 bits

Una nueva ventana te pedirá que introduzcas la contraseña para proteger la carpeta así que escríbela en los dos campos que hay. Acuérdate también de no marcar la opción Guardar contraseña en el llavero y pincha en Aceptar.

Es importante que no guardes la contraseña en el llaveroEs importante que no guardes la contraseña en el llavero

Ahora verás que se ha creado un archivo DMG en el directorio donde está la carpeta que quieres proteger. Al intentar abrirlo te pedirá el password por lo que si lo introduces podrás acceder a ella. La anterior carpeta, la original, puedes eliminarla y quedarte únicamente con la protegida.

A partir de ahora requiere una contraseña para accederA partir de ahora requiere una contraseña para acceder

Consejos a la hora de poner password a un directorio

Aunque algunos son muy obvios, nunca está de más recordar una serie de consejos que te pueden ayudar a poner claves de acceso en una carpeta con mayor seguridad.

Si se trata de info importante guarda el pass en un gestor

No es conveniente que utilices siempre la misma contraseña… ya sabes que si por casualidad se descubriese el interesado tendría acceso a toda tu información. Si crees que no serás capaz de recordarla y tampoco quieres dejarla anotada en ningún papel (cosa entre poco y nada recomendable), la mejor solución es recurrir a un gestor de contraseñas para Mac.

Dispones de muchos programas con este fin, pero nosotros vamos a recomendarte un par: LastPass y 1Password.

El primero de ellos, LastPass, puede utilizarlo cualquier usuario de El Capitan, Yosemite, Mavericks y Mountain Lion, puesto que únicamente requiere la versión 10.8 de OS X. 1Password sin embargo requiere la 10.10 o la 10.11 del sistema operativo. En este vídeo puedes ver un ejemplo de cómo funciona este último:

No digas a nadie la ubicación

Es de cajón. Si lo haces tendrás más ojos de los que querrías prestando atención a la nueva carpeta que has creado.

Trata de ocultarla entre otros ficheros

Haz que pase inadvertida. Oculta el fichero que has creado entre otros ficheros, de esa manera llamará la atención mucho menos. Es decir, no hagas como nosotros y la dejes en el escritorio a vista de cualquiera.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?