Chrome gana la partida a Firefox

Aunque el titular pueda parecer tendencioso e, incluso, sensacionalista, nada más lejos de la realidad. En diferentes medios comienza a recogerse la información del gran crecimiento que está experimentando Google Chrome en los últimos meses.

Sobre todo desde que, a finales de enero, fuera añadido el soporte para plug-ins en la versión estable. Pero, realmente ¿Chrome está devorando el mercado de Firefox? En las siguientes líneas vamos comprobarlo.

La falta de mejoras significativas en las últimas versiones del navegador de Mozilla, ha hecho desde mi punto de vista que Firefox se convierta en la eterna promesa, de convertirse en un navegador rápido y estable, que nunca se cumple.

Y es que si, en los primeros tiempos de su existencia, su capacidad para admitir plug-ins de todo tipo fue un gran reclamo para muchos usuarios (entre los que me incluyo), hoy en día no es suficiente: la competencia es feroz. Y uno de sus rivales más fuertes es, sin duda, el navegador de Google: Chrome.

Como contábamos hace unos días en Malavida, ha sido lanzada la nueva versión estable de Chrome, el más rápido desde su nacimiento, que incluye importantes novedades como el soporte del estándar HTML5.

Además, se ha aprovechado este lanzamiento para anunciar conjuntamente la disponibilidad de las deseadas versiones estables de Chrome para Linux y Chrome para Mac, que después de un largo periodo de desarrollo, ya pueden presumir de haber abandonado el estado Beta en el que permanecían sumidas.

Aprovechando el lanzamiento de la nueva versión estable de Chrome, en Malavida hemos decidido valorar objetivamente el desempeño de estos dos navegadores rivales. Para ello, los hemos sometido a duras pruebas de rendimiento que os mostramos a continuación.

Estándares web

Utilizamos Acid3, que mide la compatibilidad con los estándares web (ECMAScript, JavaScript, DOM, SVG o XML, entre otros).

Acid3
JavaScript

Hacemos el test de Sunspider, que mide el rendimiento del navegador web a través de la velocidad de ejecución de JavaScript.

Sunspider

Puesto que no nos conformamos con un único resultado, empleamos V8 Benchmark Suite (Versión 5) para medir el rendimiento al ejecutar código JavaScript. Los resultados son más aplastantes todavía.

V8 Benchmark Suite

Incluso, lo sometemos al benchmark de Peacekeeper que evalúa:

  • La capacidad para renderizar y modificar los elementos HTML usados generalmente en las páginas web.
  • El desempeño de las funciones, por ejemplo Javascript, empleadas normalmente en los sitos web dedicados a redes sociales.
  • La manipulación de gráficos complejos (Canvas), sin ayuda de plug-ins externos.
  • La ejecución de operaciones DOM (Document Object Model), que es una interfaz empleada para la creación de páginas dinámicas.
  • La manipulación de textos.
Peacekeeper
Carga web

Para ello, medimos el consumo de memoria con una de las utilidades de Sysinternals, la denominada como Process Explorer. Con sólo una página abierta, es hasta 4 veces mayor en Firefox que en Chrome, distancia que se acorta según se abren múltiples pestañas. Hemos de hacer constar que Chrome (al igual que IE8), utiliza procesos independientes para cada página abierta, a fin de que si se cuelga alguna, no colapse el resto.

Por otra parte, hay otros aspectos que son más difíciles de medir a través de un test, como son la seguridad o la experiencia de navegación de los usuarios. En esto último tiene mucho que ver la capacidad del navegador para soportar complementos y extensiones.

Tanto Chrome como Firefox soportan los complementos más comunes para poder disfrutar de la web en toda su magnitud: Flash, Adobe Reader, Java, Windows Media Player, RealPlayer, QuickTime y Silverlight.

Pero ¿y las extensiones? Sin duda, Firefox ha sido hasta ahora el rey de lo complementos, pero ¿es Chrome capaz a día de hoy de hacer sombra al navegador de Mozilla? Aunque muchos usuarios lo desconocen, Chrome también dispone de extensiones, que amplían sus funcionalidades, desde hace poco más de un año.

En un principio sólo estaban disponibles para la versión Beta de Windows y Linux, y para la versión de desarrollo de Mac. ¿El motivo? Pues, como anunciaba Google hace cerca de 2 años, una de sus máximas prioridades era evitar los problemas de estabilidad producidos en Firefox. Para ello, los chicos de Google implementaron mecanismos para aislar los procesos y mejorar la gestión de las pestañas.

Desde el lanzamiento de la versión 4.0 hace pocos meses, Chrome soporta extensiones también en las versiones estables. ¡Ya se supera la cifra de 3000 y sigue en aumento!

Sin embargo, si entramos a valorar las estadísticas de uso de los diferentes navegadores, según la información recogida a través de Net Market Share los usuarios siguen eligiendo mayoritariamente Internet Explorer y Firefox para navegar.

Net Market Share

Eso sí, si nos fijamos bien en el crecimiento de los tres principales navegadores: Internet Explorer, Firefox y Chrome, éste último despunta de una manera asombrosa.

Net Market ShareNet Market ShareNet Market Share

¿Conseguirá finalmente Chrome imponerse a Firefox? La última palabra como siempre está en manos de los usuarios.

Relacionados

Opiniones de los usuarios

  • Ice, en nuestras pruebas no ocurrió así, el consumo de memoria varía mucho en función del número de pestañas abiertas.

  • mmm... el espacio que ocupa en memoria chrome es bastante mayor que firefox, y como dijo el filosofo chespirito: despues de que el primer hombre logra equilibrar un huevo en la cabeza todos pueden.

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?