Diferencias entre jugar a Fortnite en móvil y en PC

Las diferencias entre jugar a Fortnite en PC y smartphone pueden abordarse desde dos puntos de vista. El primero en lo que respecta al juego en sí mismo, donde no hay diferencia. No se trata de una mera adaptación limitada, como hemos visto históricamente en otros videojuegos, como por ejemplo FIFA o Need For Speed. Aquí nos encontramos con el mismo mapa y entorno de juego, incluyendo armas, mecánica, etc. Y esto es así porque vamos a compartir espacio de combate con los jugadores de PC y videoconsola. Es decir, es un juego de plataforma cruzada al 100% por lo que todos los progresos que hagamos en smartphone van a poder ser llevados posteriormente al ordenador y viceversa.

Ahora bien, el otro punto de vista se refiere a las características que ofrecen cada plataforma por su naturaleza, donde sí encontramos dos diferencias importantes:

  • Controles: no es lo mismo jugar con teclado y ratón o gamepad en un ordenador, mucho más fiables y con mejor respuesta, que con controles táctiles en un smartphone o tablet, mucho más imprecisos. Para mitigar esta desventaja competitiva del smartphone se puede recurrir a un gamepad para móvil.
  • Gráficos: la potencia que desarrolla un PC en lo que a gráficos se refiere es mayor que la que puede desplegar un smartphone. En dispositivos móviles los gráficos están a la altura pero estos son de inferior calidad. Hay que tener en cuenta que se está jugando con un shooter en un campo de batalla con 100 jugadores que participan en él todos a la vez, lo que ya de por sí carga bastante de trabajo al procesador del dispositivo.