¿Cómo restaurar Windows 10?

Después de un uso intensivo de Windows 10 o tras haber llenado nuestro ordenador de programas, éste quizás no funcione tan rápido ni fluido como el primer día que instalamos el sistema operativo.

Por ello existe la opción de restaurar Windows 10 a un punto anterior, deshaciendo todos los cambios realizados sobre el equipo desde ese momento sin que esto afecte a nuestros documentos personales o archivos multimedia.

Para restaurar Windows 10, lo primero que debemos tener es un punto de restauración, es decir una copia de seguridad del momento en el tiempo al que queremos volver. En este sistema operativo los puntos de restauración se generan automáticamente cada vez que se instala una nueva aplicación, controlador o actualización de Windows.

También tenemos la posibilidad de crear puntos de restauración manuales. Para ello debemos escribir Crea un punto de restauración en el cuadro de búsqueda de Cortana y pulsar Intro. Se abrirá una ventana de Propiedades del Sistema. Clicando sobre el botón de Crear e insertando un nombre podremos crear un punto de restauración.

Restaurar Windows 10 a un punto anterior es tan sencillo como seguir estos pasos:

  1. Paso 1: Accedemos al Panel de Control, bien a través de Cortana o bien desde el Menú de Inicio.
  2. Paso 2: Seleccionamos la vista por Iconos y accedemos al menú de Recuperación.
  3. Paso 3: De las tres opciones disponibles elegimos la del medio: Abrir Restaurar Sistema.
  4. Paso 4: Podemos elegir entre restaurar al momento que nos recomienda el sistema o elegir otro punto de restauración.
  5. Paso 5: Si escogemos la segunda opción se nos mostrará una lista ordenada por fecha de todos los puntos de restauración disponibles.
  6. Paso 6: Seleccionamos uno de ellos, pulsamos a Siguiente y Finalizar para confirmar la restauración del sistema.