Requisitos mínimos de Windows 10

La lista de requisitos mínimos de Windows 10 es la siguiente:

  • Procesador. El procesador del equipo debe tener una frecuencia mínima de 1 GHz o más. También se admite el sistema en un chip (SoC).
  • Memoria RAM. Debes disponer en tu ordenador de 1 GB de memoria RAM, si tu procesador es de 32 bits, o 2 GB, si usas la versión de 64 bits.
  • Almacenamiento. Windows necesita 16 GB para funcionar en su versión de 32 bits. Por el contrario, si usas la versión de 64 bits, necesitarás como mínimo 32 GB de almacenamiento en disco.
  • Tarjeta gráfica. La tarjeta gráfica debe ser compatible con DirectX 9 o superior y tener con un controlador WDDM 1.0.
  • Pantalla. La resolución mínima de tu pantalla debe ser de 800x600 píxeles.
  • Conexión a Internet. Aunque disponer de conexión a Internet no es imprescindible, es necesaria para mantener el sistema operativo actualizado.

Este listado de características hace referencia a las especificaciones mínimas con las que Windows 10 puede funcionar. Sin embargo, si deseas obtener un buen rendimiento, te recomendamos que escojas componentes que superen con creces estos requisitos.

Adicionalmente, es muy importante que te decantes por las tecnologías más actuales. Por ejemplo, usar un disco en estado sólido, o SSD, en vez de un disco duro tradicional, un HDD, aumentará significativamente la velocidad de transferencia de datos. Así, Windows 10 podrá funcionar mucho más rápido.

Por último, recuerda que estos requisitos mínimos pueden variar con el tiempo. Con cada nueva actualización, Microsoft añade nuevas funciones y características a su sistema operativo. En algunos casos, estas pueden requerir equipos con mayor potencia y con componentes más modernos. Llegado el momento, quizá debas cambiar tu PC o ampliar su capacidad en alguno de estos puntos mencionados en el listado.