Cómo recuperar archivos borrados por error en Windows 10

Para recuperar aquellos archivos que has borrado por error, debes utilizar una herramienta llamada Recuva. Antes de empezar, debemos advertirte que este proceso no es infalible y que es posible que algunos ficheros se hayan perdido para siempre. Es importante que, después del borrado involuntario, utilices tu ordenador lo menos posible. Así, evitarás que otros archivos ocupen el lugar de los documentos eliminados.

Empieza descargando Recuva. Puedes usar el enlace que verás en esta misma página.

Ahora, ejecuta su archivo de instalación y haz clic en Install.

Instalar RecuvaInstalar Recuva

Para iniciar la aplicación, usa el botón Run Recuva.

Iniciar RecuvaIniciar Recuva

Seguidamente, aparecerá en pantalla un asistente que te ayudará a recuperar tus archivos perdidos. Pulsa en Next para continuar.

Asistente de recuperaciónAsistente de recuperación

Selecciona el tipo de archivos que deseas recuperar. Para mostrar todo tipo de archivos, selecciona All Files.

Seleccionar el tipo de archivosSeleccionar el tipo de archivos

Escoge el lugar donde Recuva debe buscar archivos borrados. Si no estás seguro de dónde estaban los ficheros perdidos, usa la opción I’m not sure. El resto de las opciones te permiten escanear dispositivos externos, la carpeta Documentos, la papelera de reciclaje, una carpeta concreta, un CD o un DVD.

Carpetas donde se debe buscar archivos borradosCarpetas donde se debe buscar archivos borrados

En el siguiente paso, usa Start para iniciar el proceso.

Iniciar escaneoIniciar escaneo

Cuando Recuva haya finalizado, mostrará un listado con todos los archivos eliminados que es posible recuperar. Para iniciar la recuperación, selecciona aquellos que quieres restablecer marcando la casilla que encontrarás en la parte izquierda cada elemento. Entonces, haz clic en Recover.

Selecciona archivos para recuperarlosSelecciona archivos para recuperarlos

Por último, selecciona la carpeta de destino donde quieres ubicar los archivos borrados. Recuva se encargará de recuperarlos y de copiarlos en el directorio escogido. Aunque este proceso suele completarse con éxito, ten en cuenta que, en ocasiones, los archivos recuperados pueden estar dañados o ser inservibles.