Cómo desactivar Windows Defender en Windows 10

Si quieres desactivar la protección contra virus en Windows 10 te contamos cómo hacerlo:

  1. Paso 1: ve a Inicio para abrir el menú de Configuración de Windows 10. Tan solo tienes que hacer clic con el botón izquierdo en el icono de Windows de la barra de tareas y pinchar sobre el dibujo de la rueda dentada que aparece en la columna de la izquierda. Si lo prefieres, también puedes abrir el menú de configuración buscándolo en Cortana.
  2. Paso 2: en el menú de Configuración haz clic sobre Actualización y seguridad.
  3. Paso 3: busca el apartado Seguridad de Windows en la columna de la izquierda y pincha encima.
  4. Paso 4: en la parte de Áreas de protección busca Protección contra virus y amenazas y haz clic.
  5. Paso 5: ahora busca la sección de Configuración de protección contra virus y amenazas y pincha sobre Administrar la configuración.
  6. Paso 6: en la ventana que se abre verás un apartado llamado Protección en tiempo real con un botón deslizante. Desactiva la opción haciendo clic en el botón, que por defecto está activo, y habrás inhabilitado Windows Defender en Windows 10.

Windows te advertirá a continuación que tu equipo es vulnerable ante ataques y virus. Además, los exámenes que estuvieran programados en el equipo continuarán ejecutándose, pero no se examinarán los archivos que descargues o instales, así que ten mucho cuidado y actúa bajo tu propia responsabilidad.

Windows Defender busca malware en el equipo y funciona como un escudo, impidiendo que se instale o se ejecute en el dispositivo con sistema Windows 10. Normalmente no se recomienda al usuario medio que desactive esta protección por motivos de seguridad.