Smartphone cargando la batería

Los teléfonos móviles han avanzado muchísimo a lo largo de los años. De ser simples herramientas para llamar y enviar mensajes, de repente nos encontramos con centros multimedia de bolsillo con los que podemos hacer prácticamente de todo. Hay un aspecto, eso sí, en el que siguen flojeando: el espinoso tema de las baterías. Y no, no nos referimos al tema de la autonomía, algo que se ha ido mejorando con el paso del tiempo. De lo que estamos hablando es que, a diferencia de otros componentes, las baterías tienden a degradarse con el tiempo. Por esa misma razón vamos a hablar de un proceso que es conveniente llevar a cabo cada dos o tres meses: calibrar la batería de tu Android.

¿Por qué es importante calibrar la batería?

Es una buena pregunta. Para responderla, primero tenemos que empezar hablando del porcentaje de batería que vemos como restante en nuestro teléfono. Este porcentaje se calcula en base a una serie de algoritmos que el sistema operativo ejecuta, basándose en la capacidad de la propia batería, el tiempo que ha estado cargándose y el punto máximo de carga.

Por norma general estos cálculos no suelen ser erróneos, pero puede suceder que en un momento dado algo se desvíe un poco de la normalidad y el porcentaje de batería que se nos muestre no se corresponda con la realidad. Esto podría derivar en, por ejemplo, apagones del teléfono en el momento menos oportuno y con el usuario preguntándose por qué pasa esto si aún queda más de la mitad de la energía.

Batería de Android cargándoseBatería de Android cargándose

Por eso mismo es importante mantener una batería bien calibrada, que además es beneficioso por partida doble: por un lado nos permitirá ver un porcentaje fiable, y por otro nos ayudará a mantener un nivel óptimo y saludable de carga para nuestro terminal. Este proceso puede que parezca tener mucha mística a su alrededor, pero lo cierto es que en realidad es bastante fácil de llevar a cabo.

Cómo calibrar la batería en tu Android

Android no cuenta con una forma oficial y unificada de calibrar las baterías; los fabricantes no dan instrucciones oficiales propiamente dichas. No obstante, hay un método que podemos considerar como universal, que podemos usar con cualquier dispositivo con independencia total de la marca.

El método es el siguiente:

  1. Carga la batería del móvil por completo y, cuando llegue al 100%, no lo desconectes inmediatamente. Espera a que pase un rato antes de hacerlo para que no se descalibre el límite superior de la carga.
  2. Descarga la batería totalmente. Puedes hacer un uso intensivo del terminal, esperar a que se descargue por sí sola o usar juegos y aplicaciones multimedia hasta que el teléfono se apague solo.
  3. Deja reposar el dispositivo al menos 4 horas, de forma que se libere toda la energía residual que pueda quedar en la batería.
  4. Vuelve a cargar el teléfono hasta el máximo en cuanto hayan pasado esas 4 horas.
  5. Enciende el teléfono de nuevo y vuelve a usarlo con normalidad.

Es un proceso que consume tiempo, que requiere que pasemos unas cuantas horas con un terminal de recambio o totalmente desconectados (algo que, por otra parte, a nadie nos viene mal), pero muy sencillo. Si quieres tener calibrada la batería de tu Android, ya no tienes excusa.

Más sobre uso de datos y consumos en Android

Otros relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?

Desconectado

Desconectado