Cómo arreglar los errores de cámara en Instagram

Instagram cuenta con la capacidad de capturar imágenes y vídeos sin la necesidad de salir de la aplicación. Si estás experimentando problemas con esta función, te damos algunos consejos para mejorar su funcionamiento o solventarlos definitivamente.

El primer punto importante es comprobar que la aplicación está actualizada. Los desarrolladores no solo implementan nuevas funciones en sus actualizaciones, también solucionan errores. Por lo tanto, si estás sufriendo errores en la cámara de Instagram, puede que ya se haya lanzado una nueva versión que los soluciona. Puedes descargar e instalar la última versión directamente desde Malavida con el enlace que tienes a continuación.

Por otro lado, quizá sea el sensor el que está fallando. Por eso, cerciórate de que la aplicación de cámara nativa funciona. Si no es así, reinicia el dispositivo inmediatamente y vuelve a hacer las comprobaciones pertinentes. En el caso de que la cámara siga sin funcionar, quizá se trate de un problema de hardware. Llegados a este punto, te tocará contactar con el servicio técnico.

Otro consejo práctico para reparar fallos en la cámara de Instagram es limpiar la caché. Este tipo de datos almacenados son de carácter temporal y no son imprescindibles. Tampoco albergan información sensible, como tus credenciales de inicio de sesión. Así que puedes realizar dicha limpieza sin preocuparte de borrar algo importante. Gracias a esto, obligamos a Instagram a volver a cargar la mayoría de los apartados de su aplicación, solucionando así la mayoría de errores.

Por último, te recomendamos que hagas otras comprobaciones menores. Por ejemplo, utiliza Instagram en otro dispositivo para determinar si es un fallo de hardware o de software de forma rápida y sencilla. Además, recuerda que es importante que verifiques que tu conexión a Internet está funcionando correctamente. En el caso contrario, es posible que la aplicación falle al iniciarse, afectando así al funcionamiento de la cámara. Asimismo, recuerda que puedes utilizar la aplicación de cámara del fabricante y, posteriormente, subir la fotografía o el vídeo a la red social. Este método incluso es recomendable para obtener resultados de mayor calidad.