Logotipo de Adobe Illustrator

Si eres principiante en el uso de Adobe Illustrator, te vamos a enseñar algunos consejos que te van a venir muy bien a la hora de utilizar las herramientas de este programa de diseño vectorial.

Adobe Illustrator es un completo programa para la edición vectorial. Aunque no seas un profesional de este ámbito, conocer algunas funciones de esta aplicación te puede venir muy bien. Puedes diseñar un logotipo o crear una ilustración siguiendo unos sencillos pasos. Ser usuario de Photoshop no te asegura que te desenvuelvas bien en Illustrator. Para que puedas desenvolverte correctamente en este software de diseño gráfico, te mostramos algunos consejos para principiantes.

Diez trucos para comenzar a usar Adobe Illustrator

Si sigues estos sencillos consejos o trucos que publican los chicos de Creative Bloq pronto comenzarás a dominar todos los entresijos de este programa para editar gráficos vectoriales. En nada serás un experto.

1. Hazte con el control de las curvas de Bézier

Los puntos y curvas Bézier son básicos para empezar a crear cualquier diseño con Illustrator. A través de la manipulación de estos puntos y curvas podrás realizar cualquier forma que imagines. Al principio, resultará muy costoso hacerse con el manejo de estas herramientas, pero con la práctica llegarás a dominarlas.

Para empezar a crear un dibujo, debes utilizar la herramienta Pluma. Con ella podrás crear una línea recta, que será tu primer trazado, y deberás ir modificando esa línea para crear tu diseño. Usando la tecla Alt podrás convertir esa línea en curva, y a través de los manejadores que aparecerán, irás modificando las características de esa curva. Haciendo clic con la Pluma sobre el trazado añadirás más puntos Bézier para manipular el diseño, y si haces clic en un espacio en blanco y arrastras, se creará una curva Bézier. Para cerrar una composición, debes hacer clic sobre el primer punto creado, donde aparecerá un pequeño círculo.

Illustrator Béizer

2. Domina los atajos Bézier

Dominar los puntos y curvas Bézier es costoso y requiere tiempo. Por eso, puedes utilizar unos atajos que te facilitarán las cosas. Por ejemplo, si mantienes pulsada la tecla Alt después de haber creado un punto con la Pluma, podrás posicionar el siguiente punto de ancla sin manipular la curva. Además, si mantienes pulsada la tecla Shift, el siguiente punto mantendrá un ángulo de 45º.

3. Conoce los trazos y formas

Por defecto, Illustrator traza las formas que creamos, bien con la Pluma o con la herramienta de formas, con una línea negra de 1 punto de grosor, y rellena esa forma con color blanco. Puedes cambiar estos parámetros usando el panel de Color, o la zona dedicada a los contornos y rellenos en la parte inferior del panel de Herramientas. Esta última opción, permite intercambiar los colores de relleno y contorno de un objeto seleccionado. Utilizando el panel de Trazos, puedes ajustar el grosor de las líneas que creas.

Illustrator trazos

4. El panel de Apariencia

Para tener una vista rápida de los trazos y rellenos que hemos creado, puedes utilizar el panel Apariencia. Además, también podrás cambiar de forma rápida el color del trazo y del relleno, o modificar la opacidad. Si además hemos aplicado algún efecto, podremos acceder a él desde este panel para modificarlo.

Illustrator apariencia

5. Un montón de pinceles sencillos

Otra herramienta que nos ofrece muchas posibilidades es el Pincel. Pero no sólo disponemos de los pinceles clásicos. En Adobe Illustrator podemos encontrar una gran variedad de pinceles que nos permitirán crear diseños complejos de forma muy sencilla. Además, si hacemos doble clic sobre un pincel, podremos editarlo y adaptarlo a nuestras necesidades.

Illustrator pinceles

6. Utiliza las herramientas de Símbolos

Al igual que los Pinceles, también disponemos de bibliotecas con símbolos que podemos utilizar en nuestros diseños. Es una forma genial de crear diseños complejos rápidamente. Además, puedes convertir algún dibujo que hagas en un símbolo y guardarlo, de forma que puedas utilizarlo en otras composiciones. Otra utilidad interesante es utilizar la herramienta Rociar símbolo para incluir en tu diseño un símbolo repetidas veces.

Illustrator símbolos

7. Aplica efectos con las herramientas de deformar y fruncir

Hay una forma sencilla y rápida para conseguir transformar objetos simples, como un cuadrado, en formas sinuosas. Después de crear una forma básica, basta con elegir la herramienta Molinete y hacer clic en los bordes del objeto. También puedes utilizar el resto de herramientas para deformar, fruncir o engordar. Practicando con estas herramientas para descubrir los diferentes efectos que puedes conseguir.

Illustrator deformar

8. Crea fuentes personalizadas editando tipografías

Uno de los puntos más fuertes de Illustrator son sus herramientas de tipografía. Puedes elegir una tipografía y editarla fácilmente, o incluirla en alguno de tus diseños modificando algunos aspectos. Para hacerlo, elige el tamaño y tipografía que quieras, selecciona el objeto, y accede a Texto > Crear contornos. Ahora podrás modificar las letras a tu antojo, a través de los puntos Bézier de los que hablábamos anteriormente. Podrás crear tus letras personalizadas fácilmente.

Illustrator tipografías

9. Selecciona objetos similares

Cuando trabajamos con ilustraciones más complejas, hay una forma fácil y rápida de seleccionar los elementos que compartan alguna característica. Por ejemplo, si queremos modificar un color en un diseño, necesitaremos seleccionar todos los elementos que sean del mismo color para modificarlos todos a la vez. La mejor forma de hacerlo para evitar que se nos escape algo es la siguiente: accedemos a Seleccionar > Mismo y elegimos el parámetro que queramos: apariencia, color de relleno, opacidad, etc. Una vez seleccionados todos podremos realizar las modificaciones que queramos.

10. Degradados usando la herramienta de Fusión

Con Illustrator podemos hacer degradados de varias formas. Os vamos a mostrar una forma de conseguir degradados utilizando la herramienta de fusión. Bastará con crear dos formas (cuadrado, rectángulo, círculo, etc.), cada una de un color diferente. Deberás desactivar el contorno, seleccionar la herramienta de fusión y hacer clic primero en una forma y después en la otra. Automáticamente conseguiremos un degradado que irá de un color a otro.

Illustrator mezclas

Ahora que tienes estos consejos básicos para utilizar Illustrator, es hora de que te pongas manos a la obra y empieces a probar y experimentar con tu creatividad. Las herramientas las tienes, ahora sólo falta la práctica y empezar a crear obras de arte.

Rocco Lucia editada con licencia CC 2.0

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?