Google Street View recorre los lugares más terroríficos de Europa

Si hay algo que no debemos dejar pasar en estas fechas es la de recomendar todo tipo de productos culturales relacionados con el terror y el miedo. Tanto películas como videojuegos o novelas, todo sirve para intentar amedrentar a los usuarios de estas industrias. Resulta extraño que se haya olvidado un poco la realidad para plasmar el miedo inherente que debemos tener en la noche de todos los santos.

Google ha tenido la brillante idea de introducir en su blog oficial algunos de los lugares más terroríficos del planeta. Gracias a la tecnología Google View y a las famosas cámaras del gigante norteamericano, podemos recorrer muchos lugares del planeta, lo que quizá no sabíamos es que también podemos hacerlo en plazas que no nos esperamos. Google ha lanzado una lista de los lugares más aterradores de Europa. El viejo continente se presta para estas ideas, y Google lo ha plasmado dándonos la posibilidad de recorrer cada uno de sus angostos pasajes.

Google honra Halloween y nos permite recorrer lugares terroríficos

Al margen de habitaciones sin limpiar de adolescentes libertinos, los lugares más terroríficos para el blog de Google en Europa empiezan con las catacumbas de París. Cada una de las galerías tal y como se encuentran hoy en día. Sin duda un lugar que puede aterrar hoy pero que, de imaginarlo hace trescientos años, se nos puede helar la sangre. El Museo de la Brujería de Triora, en Italia, es otro lugar que los aficionados del terror oscuro debemos visitar, y si no tenemos los billetes suficientes, hacerlo gracias al invento de Google.

Lo mejor queda para el final, y es que son dos castillos los que protagonizan los pasajes más sangrientos de la cultura pop de todo el mundo. El primero de ellos es el de Elizabeth Báthory, una condesa que se bañaba, dicen, en la sangre de las sirvientas ´jóvenes que ella misma mataba para conservar su juventud. El otro castillo, como podéis imaginar, es el de Vlad Tepes. En Rumanía se alza una construcción mítica, al borde del paso del Bran, hogar del empalador. Si queréis recorrer estas plazas tan oscuras no tenéis más que pinchar aquí.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?