Un ordenador HP sobre un escritorio de trabajo

Aunque el auge los portátiles se ha hecho más que patente, los fabricantes aún siguen apostando por equipos más tradicionales. Los ordenadores de sobremesa que encontrarás en este artículo son los mejores que se pueden comprar ahora mismo si se busca una buena relación entre prestaciones, características técnicas y precio. Te ayudamos, además, a definir tus prioridades para que tu compra culmine con éxito.

Comparativa PC: ¿cuáles son los mejores de sobremesa?

Seguidamente, tienes algunos de los mejores ordenadores de sobremesa que puedes comprar. Por sus características y funciones, obtienen la mejor relación calidad precio. ¡Empezamos!

Medion Akoya M80

Medion AkoyaMedion Akoya

El pistoletazo de salida de esta guía de compra lo damos con el Medion Akoya M80. Esta torre de corte clásico viene con 8 GB de RAM y 1 TB de almacenamiento. Su procesador Intel Celeron G4900 es perfecto para tareas de ofimática o para aquellos que estén estudiando. Su precio no supera los 400 euros. Adicionalmente, puede configurarse con un procesador i3 o i5 y con almacenamiento en SSD.

Apple Mac Mini M1

Mac miniMac mini

Los Apple Silicon, los nuevos procesadores de Apple, ahora vienen incluidos en uno de los modelos más míticos de la compañía: el Mac mini. Este pequeño ordenador es ideal si buscas disfrutar de la máxima potencia, de un ahorro de espacio considerable y de un ordenador con macOS. Las críticas recibidas por parte de los usuarios colocan a este Mac mini con procesador M1 de arquitectura ARM como una de las opciones más llamativas de este artículo. Su precio comienza en los 799 euros para su versión de 8 GB de RAM y 256 GB de almacenamiento.

Lenovo Yoga AIO 27

Lenovo Yoga AIOLenovo Yoga AIO

Lenovo quiere seguir sorprendiendo al consumidor y por eso ha presentado este nuevo equipo todo en uno. Además de las clásicas características, como la inclusión de todos los componentes detrás del panel, al igual que sucede con los conectores, este Yoga AIO 27 cuenta con panel capaz de rotar y adquirir una posición vertical. Su panel es IPS con una resolución 4K y aprovecha el 99% del frontal. Dispone de un sistema de altavoces JBL y hasta 32 GB de memoria RAM. Su precio parte de los 1.199 euros.

HP All-in-One 21

HP All in OneHP All in One

HP es una de las marcas que más insiste en el concepto todo en uno. Si buscas un dispositivo que elimine el uso de cables por todas partes, que integre su propia cámara web y que sea capaz de lidiar con las tareas más comunes, como la redacción de documentos, este All in One 21 es para ti. Se puede encontrar por menos de 300 euros en algunos distribuidores e incluye ratón y teclado. También es recomendable su versión All in One 22, que incorpora un panel más grande y un mejor procesador. Además, goza de un diseño más estilizado. Esta segunda opción tiene un sobre coste de 140 euros más, aproximadamente. También hay opciones con pantallas de 24 a 27 pulgadas.

Apple iMac

Apple iMacApple iMac

El iMac es todo un clásico que no podemos pasar por alto. Al igual que otras opciones mencionadas en este artículo, su cuerpo alberga todos los componentes para funcionar. Además, la peana sobre la cual se sostiene es regulable y ajustable en inclinación. Su configuración básica de 8 GB de RAM y 256 GB de almacenamiento se traduce en un precio oficial de 1.299 euros, aunque puede encontrarse en oferta en otros distribuidores. El valor de este ordenador no está tanto en las especificaciones, sino en su diseño y su sistema operativo, macOS Big Sur. Ambas características pueden ser decisivas para muchos usuarios.

MSI MAG Infinite

Ordenador MSIOrdenador MSI

El MSI MAG Infinite es un ordenador de sobremesa enfocado a los más jugones. Lo primero que sorprende en la gran cantidad de configuraciones en las que está disponible. Por ejemplo, se pueden elegir de 8 a 32 GB de RAM, de 256 GB a 2 TB de almacenamiento interno o procesadores i5 o i7 de décima generación. También ofrece varias posibilidades en el aspecto gráfico, con tarjetas dedicadas firmadas por NVIDIA. Algunas de sus configuraciones sitúan a este MSI en los 1.500 euros. Sin embargo, optando por los componentes de la gama más alta, el precio puede dispararse más allá de los 2.500 euros.

Lenovo IdeaCentre 510

Lenovo Ideacentre 510Lenovo Ideacentre 510

Si buscas un ordenador para tus trabajos ofimáticos y para realizar tareas sencillas, este Lenovo Ideacentre 510 es para ti. Su precio ronda los 450 euros y ofrece un procesador Intel i5 (hay una variante con i7) de octava generación, Windows 10 y 512 GB de almacenamiento interno en SSD. La memoria RAM se queda algo más justa y no pasa de los 8 GB. No obstante, es una opción equilibrada y que puede encontrarse a un precio muy interesante.

Acer PREDATOR Orion 3000

Acer PREDATOR Orion 3000Acer PREDATOR Orion 3000

El PREDATOR Orion 3000 es una de las propuestas de la compañía Acer para aquellos que buscan divertirse con su equipo de sobremesa. Disponible con procesadores Intel i7 de décima generación y con una gráfica NVIDIA RTX 2070 SUPER, este equipo puede con todo. Incorpora, además, DTS:X Ultra, que convierte cualquier auricular en un sistema envolvente de sonido en 360 grados. Evidentemente, estamos ante una verdadera bestia y eso se nota en el precio. Puedes hacerte con él, en su configuración de 1 TB en SSD y 16 GB de RAM por un precio oficial de 1.899 euros.

NitroPC Avanzado Bronze

NitroPC Avanzado BronzeNitroPC Avanzado Bronze

NitroPC propone uno de los mejores ordenadores para videojuegos que se puede encontrar ahora mismo por debajo de los 700 euros. Por ese precio, cuentas con hasta 32 GB de RAM, un procesador AMD Ryzen 3 3200G y una gráfica integrada AMD Radeon RX Vega 8. Evidentemente, no estamos ante la gama más alta de los ordenadores de sobremesa, pero si ante una opción equilibrada.

Intel NUC 11

Intel NucIntel Nuc

Cerramos el listado con este pequeño ordenador de sobremesa. Que no te engañen sus comedidas dimensiones. Esta es una computadora muy completa, con todo lo que se puede esperar tanto para realizar tareas de ofimática como de alto rendimiento. La undécima generación de los Intel NUC se puede configurar con los Intel i3, i5 o i7. También puede contar con un mínimo de 8 GB de RAM y un máximo de 64 GB. Pese a su tamaño, dispone de todos los puertos necesarios, como cuatro USB 3.1, un conector HDMI o un lector de tarjetas SD. Como es lógico, el precio puede variar según las especificaciones, pero sin duda es una de las opciones para tener en cuenta si se busca un ordenador ultra compacto.

Ventajas y desventajas de usar un ordenador de sobremesa frente a un portátil

Las ventajas y las desventajas que surgen al comparar un equipo de sobremesa con un portátil no son muchas. En realidad, en ambos mundos hay opciones de mayor o menor potencia y con más o menos almacenamiento y memoria RAM, ya lo pudimos ver en la lista de mejores portátiles calidad precio que hicimos hace poco.

Las ventajas de un portátil ante un equipo de sobremesa son su portabilidad, sus dimensiones más reducidas y un menor consumo. Como es lógico, cuando el objetivo es trabajar o estudiar desde cualquier lugar, el equipo de sobremesa queda automáticamente descartado. Asimismo, es obvio que los portátiles no necesitan periféricos para funcionar, pues incluyen pantalla, ratón, trackpad y cámara.

Si le das la vuelta a la situación, te encontrarás ciertas características que los portátiles difícilmente pueden ofrecer y que los equipos de escritorio sí. Por ejemplo, con un PC clásico, es decir, de torre, es muy fácil actualizar los componentes. Así, se alarga la vida útil del equipo. También es interesante la ausencia de batería, un componente que termina degradándose con el tiempo en los portátiles. Además, se pueden personalizar más y ofrecen una mejor experiencia en tareas concretas, como la ejecución de videojuegos o la edición multimedia.

Las ventajas de los ordenadores de sobremesa frente a los portátiles son más y de mayor importancia. Estos son equipos robustos, fiables y con unos mejores componentes que los portátiles. Aguantan mucho mejor el paso del tiempo y su potencial a largo plazo es mayor. Y, a igualdad de precio, el ordenador tradicional suele dar mucho más. Por eso, excepto en tareas que requieran moverse de un lugar a otro, el ordenador de sobremesa es la opción adecuada. Si te desplazas, pero de forma muy puntual, siempre puedes complementar tu equipo con una tableta para consumo multimedia, videoconferencias o algunos trabajos de ofimática.

¿Para quién se recomienda comprar un ordenador de sobremesa?

En vista de que cada equipo tiene sus ventajas y desventajas, ¿para quién es recomendable un ordenador de sobremesa?

  • Para quien necesite un PC en la oficina. Los equipos de sobremesa son perfectos para una oficina, donde los puestos de trabajo son fijos.
  • Para quien quiera jugar. Si buscas las mejores prestaciones a la hora de jugar a tus títulos favoritos, lo mejor es decantarse por un equipo de escritorio.
  • Para los que llevan a cabo tareas pesadas. En el caso de que necesites el mejor rendimiento sin necesidad de moverte, este tipo de ordenadores es ideal. Ofrece mayor capacidad de refrigeración, no depende de una batería para funcionar y puede ampliarse más fácilmente.
  • Para quien haga un uso prolongado. Cuando se necesita tener encendido el ordenador durante muchas horas, quizá porque se usa como servidor o para descargar contenido, lo mejor es decantarse por un ordenador de escritorio. Aunque consumen más, disponen de mejor refrigeración y están preparados para mantenerse encendidos durante más tiempo.
  • Para quien quiera compartir el equipo. Un fin habitual de los ordenadores de sobremesa es el uso compartido. Son ideales en las viviendas en las que conviven dos o más personas.

Usos que se le puede dar a un ordenador de sobremesa

Definir el uso que le vas a dar a tu ordenador de sobremesa es la manera de realizar la compra perfecta. Aquí tienes algunos usos comunes que te ayudarán a definir tus prioridades.

Usos para un equipo de sobremesaUsos para un equipo de sobremesa

Lo voy a usar para ofimática

Es uno de los usos más recurrentes. La ofimática incluye todas aquellas tareas que están relacionadas con el trabajo de oficina, como navegar por Internet, realizar videollamadas, abrir o crear documentos o administrar hojas de cálculo. Cuando este es el uso principal, te recomendamos que te decantes por equipos con al menos 8 GB de RAM, con procesadores de gama media, como el Intel i3 o los AMD Ryzen 3. También es importante disponer de almacenamiento en SSD.

Lo voy a usar para jugar

Si estás pensando en ejecutar videojuegos con tu equipo de sobremesa es obligatorio prestar atención al procesador y a la tarjeta gráfica. Para que tus juegos funcionen de manera fluida, asegúrate de que esta última sea dedicada y cuente con al menos 4 GB de VRAM. También es recomendable que el procesador sea de última generación y que la memoria RAM tenga, como mínimo, 16 GB. Aunque el aspecto del ordenador en equipos gaming suele ser llamativo, es más importante que te centres en tener una buena refrigeración.

Lo voy a usar como servidor

Una de las características básicas de los equipos de escritorio es que se conectan directamente a la corriente y no cuentan con batería. Por eso, son perfectos para mantenerlos encendidos durante largos periodos. Si pretendes usar el equipo como un servidor, ya sea doméstico para tus archivos multimedia o público para alojar un servicio web, verifica que tiene una buena refrigeración, un almacenamiento en SSD para asegurarte velocidad de lectura y suficiente capacidad de procesamiento. También es muy recomendable que optes por ordenadores que sean eficientes. Así, lograrás ahorrar energía y hacer un uso más ecológico del equipo.

Lo voy a usar para editar ficheros multimedia

Cuando el uso principal es la edición fotográfica, musical o de vídeo, fíjate en que el procesador sea de última generación, en que la RAM sea DDR4 y que tenga al menos 16 GB. También prioriza que el almacenamiento use discos en estado sólido. La capacidad de este último componente debe ser alta, aunque puede variar dependiendo del trabajo a realizar. Por supuesto, en el caso de la edición de vídeo y fotográfica, debes contar con una gráfica dedicada de, al menos, 4 GB de VRAM.

Lo voy a usar para ver contenido multimedia

Los ordenadores de sobremesa son perfectos para usarlos como centro multimedia. Si estás pensando en reproducir contenido, sobre todo en alta definición, es muy importante tener una buena gráfica. Y si piensas en reproducir música en alta fidelidad, añade a la cesta de compra una tarjeta de sonido dedicada. También son importantes las dimensiones. Los mini PC pueden ser una opción muy interesante en el caso de que necesites reducir al máximo el espacio necesario para la instalación del equipo.

Consejos para comprar un ordenador de sobremesa

Consejos para comprar ordenadores de sobremesaConsejos para comprar ordenadores de sobremesa

Después de analizar los usos más comunes para este tipo de equipos, te damos los mejores consejos para acertar en la compra de tu próximo PC. En los siguientes apartados, se mencionan los componentes que debes tener en cuenta en cada situación.

RAM

Es recomendable que la memoria RAM sea de al menos 8 GB en todos los casos. En casuísticas más concretas, como la edición de vídeo o jugar a videojuegos, opta por 16 GB o más. La velocidad también es un factor determinante en este componente. Por eso, elige memorias DDR4, siempre que sea posible. Y, recuerda, si vas a necesitar más RAM en el futuro, evita las opciones todo en uno y decántate por un ordenador tipo barebone o torre.

Procesador

Intel y AMD cuentan con soluciones muy solventes. Para tareas básicas, puedes elegir las opciones i3 o i5 de Intel o los AMD Ryzen 3 o 5. Si precisas un mayor rendimiento, los Intel i7 y los Ryzen 7 serán la elección correcta. También son interesantes los nuevos M1 de Apple, que logran un rendimiento sorprendente y que se amparan bajo la arquitectura ARM. En cualquier caso, opta por las opciones que incluyan procesadores de última generación, pues son más eficientes a la vez que ofrecen una mejor capacidad de procesamiento. Asimismo, si quieres acertar, fíjate en el número de núcleos y en la cantidad de tareas que puede realizar cada uno de ellos de manera simultánea. Este último dato viene dado por los hilos de ejecución.

Dimensiones

Dependiendo del lugar donde vayas a instalar tu ordenador, las dimensiones pueden ser determinantes para que tu compra sea un acierto. Si tienes poco espacio, piensa en soluciones como los mini PC. De hecho, en esta guía de compra encontrarás dos opciones tanto con Windows 10 (o Linux, según prefieras) como con macOS. Siguiendo su estela, cuentas con diversas opciones todo en uno, que incluyen todos los componentes en el tamaño de un monitor. Y si el espacio abunda en tu caso, las opciones tipo torre son ideales para actualizar los componentes de tu equipo en el futuro.

GPU

La GPU es uno de los componentes más importante si vas a jugar o a editar vídeo. NVIDIA y AMD tienen un surtido catálogo de opciones. Ten en cuenta la VRAM, que al menos disponga de 4 GB, y la frecuencia del procesador. En el caso de que el objetivo sea utilizar el equipo para tareas de ofimática, las tarjetas gráficas integradas ofrecen resultados más que suficientes.

Almacenamiento interno

Lo más recomendable en términos de almacenamiento es emplear discos en estado sólido, es decir, SSD. Esto te asegura que la lectura y la escritura de datos serán rápidas. Las gamas más altas pueden incluir SSD de 1 TB o más. Pero, si no buscas almacenar demasiados ficheros o quizá eres usuario de algún servicio de almacenamiento en la nube, con 256 GB o 512 GB será más que suficiente.

Accesorios incluidos

Algunas de las opciones que hemos listado en esta guía incluyen teclado y ratón. Con todo, estamos ante equipos que precisan de un monitor, altavoces, cámara web y otros periféricos para funcionar. Por eso, si te decantas por una torre que no incluye ninguno de estos componentes, debes tener en cuenta el coste de adquirirlos aparte. Evidentemente, puedes utilizarlos con tu nuevo equipo si ya cuentas con ellos.

Mejores marcas de ordenadores

A estas alturas, es posible que ya tengas muy claro qué ordenador de sobremesa comprar. Pero ¿cuáles son los mejores fabricantes de este tipo de equipos que encontrarás? Te proponeos un breve repaso a las mejores marcas de ordenadores.

Lenovo

La marca china es, sin lugar a duda, uno de las que más cuida la relación calidad precio de sus productos. Sus ordenadores destacan por ofrecer buenos componentes a un precio muy interesante. Si hablamos de equipos de escritorio, son reseñables sus sistemas todo en uno, sus servidores y sus torres de pequeño formato.

HP

HP es uno de los fabricantes que mayor variedad de ordenadores ofrece. Puedes elegir entre sus estéticos todo en uno de hasta 27 pulgadas, sus torres Slim, perfectas para espacios reducidos, o sus ProDesk, ordenadores de sobremesa tradicionales. Suele ofrecer una buena relación calidad precio y componentes de última generación en todos sus equipos.

Dell

La estadounidense Dell ha logrado popularizar sus ordenadores portátiles, entre los cuales se encuentran opciones premium como los XPS. No obstante, es una marca tradicionalmente enfocada al escritorio, y se nota. Ofrece ordenadores de sobremesa domésticos y para el trabajo, altamente configurables. También cuenta con mini PCs, perfectos para ser instalados en cualquier rincón. Por último, la gama Vostro engloba aquellos ordenadores pensados para trabajar por un precio comedido.

MSI

La marca taiwanesa MSI cuenta con un catálogo lleno de opciones. Puedes decantarte por las cinco series de ordenadores pensado para el gaming, PC con configuraciones ideales para crear contenido y sus todo en uno. Además, comercializa mini PCs capaces de mirar a los ojos a los Intel NUC y a los Mac mini.

Acer

Acer ha adquirido notoriedad en los últimos años debido a sus portátiles. Pero también es un gran fabricante de ordenadores de sobremesa. Además, apuesta por sistemas operativos alternativos en alguno de sus equipos, como por ejemplo Chrome OS. Otra línea en la que Acer sobresale es en sus todo en uno.

Apple

Puede parecer una obviedad, pero Apple es la única que ofrece ordenadores de sobremesa con macOS. Así que, si prefieres el uso de este sistema operativo, no te queda otra que pasar por una tienda de la compañía. El Mac mini con el nuevo procesador M1 será una buena compra si quieres asegurarte un buen rendimiento en el mínimo espacio. También lo es el iMac, aunque su relación calidad precio sea menor. Y, por supuesto, desde aquí una mención de honor al Mac Pro, con un precio base de 6.499 euros.

Intel

Intel es un fabricante de procesadores. No obstante, no podíamos evitar su presencia en este listado. Sus Intel NUC son el rival directo del Mac mini de Apple. Son sorprendentemente pequeños, pero no renuncian a la potencia. Aunque no es una marca que venda ordenadores de forma masiva, su apuesta con los Intel NUC bien le valen un puesto en esta lista.

Opiniones finales: ¿se recomienda comprar un pc de sobremesa?

La compra de un ordenador de sobremesa es recomendable, siempre y cuando el uso que se le vaya a dar sea completamente estático. Por supuesto, no son una opción válida en los casos en los que se busca trabajar o estudiar en movilidad. Si se descarta el uso del equipo fuera de casa o de la oficina, son la mejor opción para obtener un buen rendimiento o una capacidad de ampliación solvente. Eso sí, para lo último es necesario decantarse por una opción del tipo torre. También son equipos mucho mejor preparados para la edición multimedia o la ejecución de videojuegos y suelen tener una durabilidad mayor, puesto que se mantienen fijos y no sufren desplazamientos.

No podemos concluir esta guía sin mencionar el gran avance que se ha hecho en cuanto a rendimiento y usabilidad en el panorama de los ordenadores portátiles. Aun trabajando siempre desde un mismo sitio, el plus de portabilidad que ofrecen puede serte útil en algunas circunstancias. Al fin y al cabo, siempre se puede utilizar un portátil como un equipo de sobremesa, conectándolo a una pantalla externa. Y si necesitas moverte, lo único que debes hacer es desconectarlo del monitor.

Aunque no es una mala idea, antes de dar el paso piensa en que los portátiles son dispositivos más delicados, que suelen quedarse desfasados mucho antes y que integran componentes más limitados que los ordenadores de sobremesa. En este último punto, también juega un papel decisivo el precio. En la mayoría de los casos, los equipos de escritorio ofrecen mucho más por un precio menor al de un portátil.

Después de todo lo expuesto, seguro que te habrás percatado de que es difícil simplificarlo todo a una máxima. No obstante, sí podemos afirmar que la compra de un ordenador portátil debería reservarse para aquellas tareas que requieran desplazamientos de forma continuada. Para el resto de las tareas, siempre es mejor decantar la balanza hacia el ordenador de sobremesa.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?

Desconectado

Desconectado