Suecia quiere apuntarse a la moda de la Tasa Google

Como suele ser habitual en los últimos tiempos, otro país europeo ha decidido sumarse a la moda de echarle toda la culpa a Google de la crisis de los medios de comunicación tradicionales. En este caso es Suecia el que ha decidido seguir los pasos de otras naciones como Francia, Alemania y España y empezar a idear un plan por cobrarle al gigante del buscador por mostrar enlaces, snippets y contenidos de los medios de comunicación suecos.

El gran impulsor de lo que en Suecia se está empezando a conocer como Link Tax o Tasa sobre Enlaces, es el parlamentario sueco Niclas Malmberg, miembro del Partido Verde y participante en diferentes comisiones y consejos de apoyo y subvenciones a la prensa. Ante las crecientes dificultades de la prensa sueca convencional para no acabar echando el cierre, Malmberg quiere que la empresa de Mountain View comparta con la prensa los ingresos percibidos por publicidad y sugiere la creación de un fondo para dar apoyo a este sector en plena transformación, siguiendo de alguna manera el modelo francés.

Para salvaguardar los medios de comunicación locales y nacionales debemos poner fin al dominio de Google en este sector.

Spotify, el ejemplo a seguir según Niclas Malmberg

Aunque no tengan mucho que ver un caso con el otro, Malmberg se atreve a comparar la situación de Google con la de Spotify, destacando que el servicio de streaming musical paga derechos a los autores de las canciones reproducidas. Quizás se olvida de que en el caso de Google, y más concretamente de Google News, el servicio de esta compañía que está en el ojo del huracán, todos los ingresos provienen de publicidad y que la plataforma igualmente dirige a los lectores hacia las webs y los contenidos de las medios de comunicación, mientras que en el ejemplo de Spotify, los beneficios compartidos con los autores provienen en su mayor parte de suscripciones de usuarios.

Sea como fuere, parece ser que Google tiene complicado dejar de ser el chivo expiatorio de una industria que no ha sabido adaptarse a los tiempos modernos ni a los nuevos hábitos de sus consumidores. No sería de extrañar que más países se apuntaran a la moda de querer que Google pague por su propia falta de ideas para mantenerse en el mercado y que empezaran a legislar sus propios equivalentes de nuestro Canon AEDE.

Relacionados

Opiniones de los usuarios

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?