KeyLogger

Entre el Malware más peligroso con el que nos podemos encontrar por Internet está el diseñado para robar nuestros datos y utilizarlos para acceder a nuestras cuentas privadas de correo electrónico o, mucho peor, acceder a nuestras cuentas bancarias. Hoy os vamos a explicar dos de estos tipos para que os sean más fáciles de reconocer y podáis enfrentaros a ellos.

Los keyloggers, o keystores, son unos programas que una vez nos infectan se instalan y se ocultan en nuestro sistema operativo. Su funcionamiento es muy sencillo, este programa almacena una copia de todo lo que escribimos en nuestro ordenador, enviándolo después a un directorio remoto.

Pese a que estas aplicaciones también pueden usarse como sistemas de seguridad para controlar quien usa y que se hace en nuestro ordenador, utilizados por un Hacker se convierte en una práctica herramienta para analizar que escribimos y encontrar así nuestros nombres de usuario y contraseñas.

El Pharming es un tipo de Malware que una vez instalado en nuestro ordenador modifica nuestros datos de conexión a Internet. Mediante este proceso analiza los sitos Web que visitamos redireccionándonos automáticamente a sitios Web controlados por el pirata que nos infecto. Los sitios Web a los que nos envía suelen tener un nombre muy parecido, con lo que se hace difícil darse cuenta, haciendo que introduzcamos en ellos datos privados considerándolos sitio seguros. Si el pirata nos redirecciona, por ejemplo, cuando estamos accediendo al control Web de nuestra cuenta bancaria, si no nos damos cuenta le estaremos facilitando nuestro usuario y contraseña, dándole un acceso total.

Relacionados

Opiniones de los usuarios

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?