Cómo usar negrita, cursiva y tachado en WhatsApp

Hace ya tiempo que WhatsApp nos ofrece la posibilidad de dar formato al texto de nuestros mensajes, para que deje de ser plano como hasta ahora. Podemos aplicar negrita, cursiva y tachado a nuestros escritos, simplemente colocando unos códigos delante y detrás de las palabras en cuestión:

  • Negrita: añadiendo asteriscos delante y detrás de la palabra o conjunto de palabras. Ejemplo: *negrita*.
  • Cursiva: poniendo guiones bajos delante y detrás de la palabra o conjunto de palabras. Ejemplo: _cursiva_.
  • Tachado: colocando virgulillas delante y detrás de la palabra o conjunto de palabras. Ejemplo: ~tachado~.

Además tenemos la posibilidad de combinar cualquiera de los tres formatos, empleando simultáneamente dos de los símbolos o incluso los tres. De esta manera, podemos escribir en negrita y cursiva a la vez, por poner un ejemplo. Es muy importante cerrar bien cada símbolo para que el formato tenga efecto y que tu interlocutor pueda interpretar estos códigos como texto formateado. No obstante sí es cierto que se echa de menos la opción de que estos recursos de formato de texto estén un poco más accesibles, como por ejemplo lo están en cualquier editor de texto.

WhatsApp sigue evolucionando poco a poco, introduciendo diferentes funciones y características para mejorar el servicio que ofrece a sus usuarios. De todas maneras, estas mejoras no se antojan suficientes para muchas personas y son otras aplicaciones como Telegram o LINE las que cuentan con características bastante más atractivas. También los propios MOD, como WhatsApp Plus o GBWhatsApp, que hace tiempo que le han tomado la delantera a la app oficial de cara a ofrecer a sus usuarios nuevas características.