iPad 3

El aspecto gráfico es el que recibe la mayoría del esfuerzo de innovación, con una impresionante pantalla Retina de 2.048 x 1.536 puntos gestionada por el nuevo motor gráfico de cuatro núcleos.

El nuevo iPad, como muchos de los lanzamientos de Apple ha levantado tantas críticas como pasiones. Se han repetido las colas en las tiendas, y las informaciones sobre problemas de calentamiento o calidad del WiFi.

Tras nuestras pruebas el veredicto es claro: solo por la pantalla ya vale la pena y se convierte en una actualización lógica para todos los que tengan un iPad de primera generación, aunque menos interesante para los propietarios de un iPad 2, salvo que la calidad gráfica sea fundamental para ellos.

El nuevo iPad es prácticamente idéntico al anterior por fuera, mientras que las novedades se ven y se sienten. Apple ha vuelto a darle una vuelta más a un producto muy logrado: un gran paso adelante, pero sin romper lo conocido, algo en lo que son verdaderos especialistas.

Una pantalla  que cuesta olvidar

Las mejores expectivas en torno a la nueva pantalla con tecnología Retina no han defraudado. En el nuevo iPad encontramos cuatro píxeles en el mismo espacio en el que anteriormente había solo uno. El resultado son 2.048 x 1.536 puntos de resolución (mucho más que la mayoría de los portátiles y PCs de sobremesa), donde disfrutar de imágenes absolutamente nítidas, letras perfectamente perfiladas y colores vibrantes es una verdadera delicia. De hecho, a simple vista, y por mucho que nos acerquemos y ampliemos los textos, no seremos capaces de distinguir los puntos de la pantalla, algo que es fácil de observar con los dos modelos anteriores. Este elemento convierte al iPad en un dispositivo lúdico de primer orden desde el que deleitarnos, de verdad, con imágenes y vídeo de máxima calidad.

 iPad 3

 

Aun así, la tableta no es absolutamente perfecta y, comparada con la anterior, se observa una retroiluminación algo menos intensa. Con todo, se utiliza sin problemas en la calle a plena luz y no vamos a tener dificultades para disfrutar de juegos y películas HD, al contrario, ahora son más nítidas. Eso sí, requiere un nuevo adaptador para conectarlo a una TV con HDMI, pues ahora la resolución ha ser escalada a los 1.920 x 1.080 que soportan los modelos Full HD.

Mejores prestaciones, sobre todo en la GPU

A nivel de hardware hay novedades interesantes, como el procesador A5X, que, aunque según nuestras pruebas apenas ofrece una capacidad de cálculo un 15% mayor que la del A5 del iPad 2, integra un nuevo motor gráfico de cuatro núcleos justificado desde Apple como necesario para mover sin problemas los píxeles de la nueva pantalla de alta resolución. Este elemento ha traído consigo la necesidad de una batería de mayor capacidad (42 vatios/hora) que, según Apple, garantiza la misma autonomía del iPad 2 y que nuestras pruebas corroboraron como muy cercanas.

Otro cambio importante es el nuevo chip de comunicaciones, que ahora soporta 4G (tecnología LTE) allí donde esté disponible para los modelos dotados de comunicaciones móviles y añade al soporte de WiFi 802.11 a/b/g/n.

GPS, brújula y demás detalles se mantienen inalterados respecto al iPad 2.

iPad 3

 

Dos milímetros más grueso por la batería

Exactamente 1,6 mm, ese es el incremento de grosor del nuevo iPad respecto al modelo anterior. Todo un logro si tenemos en cuenta que integra una batería de mayor capacidad y una configuración hardware mejorada. Sí ha cambiado el peso, que ahora es 50 gramos mayor que en el iPad 2, una cifra que se aprecia a simple vista, aunque en realidad no debería echar mucho para atrás.

Desde el lado del diseño se mantiene el mismo aspecto externo que antes, hasta el punto de que es imposible diferenciar a simple vista el modelo nuevo del antiguo salvo que seamos verdadero expertos. Esto hace que la gran mayoría de los accesorios existentes sean compatibles, como la funda Smart Cover lanzada con el iPad 2.

iPad 3 versus iPad 2

 

¿Realmente se calienta mucho?

Una de las polémicas surgidas a raíz del lanzamiento fue la alta temperatura que alcanzaba el dispositivo: 46ºC. Eso sí, tras jugar durante 45 minutos a un juego que hace uso intensivo de la GPU mientras se recarga.

En nuestras pruebas, donde estuvimos casi 1 hora instalando apps, navegando por Internet por WiFi, visualizando vídeos musicales en HD y jugando a diferentes juegos «normales», nunca logramos superar los 35,6 ºC en su punto más cálido.

Es por ello que, aunque es cierto que bajo circunstancias extremas el nuevo iPad puede ser más caluroso que el anterior, en uso normal apenas hay diferencias.

iPad 3

 

iPhoto, complemento a la cámara

En el apartado gráfico el nuevo iPad destaca por la cámara mejorada con 5 Mpíxeles, cuyo punto más fuerte radica en integrar la óptica ya utilizada en el iPhone 4S. El resultado son fotos de un tamaño más que razonable (2.592 x 1.936), pero con una calidad realmente buena para tratarse de un dispositivo móvil y capaz de grabar vídeo HD a 1.080p con hasta 30 fps. Por contra, el tamaño y peso del iPad hace complicado en ciertas situaciones que las fotos salgan bien enfocadas y obliga a tener buen pulso. Lo que no ha cambiado es la cámara VGA frontal.

Junto al lanzamiento del nuevo iPad, y como complemento para la cámara y la pantalla ahora integradas, Apple ha presentado su iPhoto para iPad (11,99 euros). La nueva herramienta convierte el iPad en un centro de retoque fotográfico, aunque se echa de menos la posibilidad de disponer de algún servicio que sincronice todos los álbumes de iPhoto para Mac OS con los del iPad, al más puro estilo de lo que ocurre con el iTunes Match y la biblioteca musical.

 

Relacionados

Otros relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?

Desconectado

Desconectado