eBook guía para comprar un libro electrónico en 2021

La electrónica de consumo nos ha facilitado la vida en muchos aspectos. También para los amantes de la lectura. Los libros electrónicos han revolucionado el mercado editorial. Ahora es posible llevar varios libros encima sin preocuparse por el peso o comprar un último lanzamiento desde cualquier lugar. Si te planteas esta opción, ¿qué cosas debes tener en cuenta? ¿Cuáles son los modelos de eReader más destacados? Estas cuestiones, y algunas otras, se analizan en esta guía de compra.

¿Qué diferencia hay entre eReader y eBook?

La mejor manera de comenzar este artículo es desterrando una duda importante. Surge a raíz del uso de algunos términos anglosajones en el ámbito de los libros electrónicos. Está relacionada con la diferencia que existe entre un eReader y un eBook.

¿Qué es exactamente un eReader?

Cuando hablamos de un eReader nos referimos al aparato que se encarga de organizar, abrir y editar libros electrónicos. Es importante mencionar que se usa para identificar a los dispositivos diseñados específicamente para esta tarea. No podemos considerar que un ordenador, una tableta o un teléfono móvil sean eReaders, pese a que todos ellos son capaces de abrir libros electrónicos.

Los eReaders suelen estar fabricados en plástico y tener una forma similar al de una tableta. Algunos cuentan con algunas funciones desarrolladas para hacer más cómoda la lectura, como la retroiluminación, la resistencia al agua o un diseño ergonómico. Destacan, sobre todo, por ser muy ligeros, detalle que los convierte en el aparato perfecto para leer durante largos periodos de tiempo.

Para conocer los antecedentes de los eReaders, o lectores de libros electrónicos, debemos remontarnos al año 1949, cuando Ángela Ruiz Robles, una inventora leonesa, sacó a la luz una enciclopedia mecánica. Esta era capaz de mostrar diferentes materias en varios idiomas. También podía utilizarse de noche, pues contaba con un sistema de retroiluminación. Durante los siguientes años, el concepto evolucionaría de manera progresiva hasta convertirse en lo que hoy conocemos como libro electrónico.

¿Qué es exactamente un eBook?

Por el contrario, la palabra eBook, que es la contracción de electronic book, es el nombre que se les da a los archivos de libros electrónicos. El formato más habitual es EPUB, aunque existen otros, como AZW3, LEF o LIT. Algunos de estos últimos han sido creados por diferentes distribuidores para que solo funcionen en sus eReaders.

Los ficheros se alojan en la memoria interna del eReader, de la misma manera que sucede en otros dispositivos similares, como un teléfono móvil. El eReader abre el eBook, lee y analiza su contenido y, finalmente, lo muestra en pantalla. Las evidencias demuestran que los términos eBook y eReader están relacionados, pero se refieren a cosas muy distintas. Entonces, ¿de dónde proviene la confusión?

La dificultad para diferenciar entre ambos conceptos surge en el momento en el que se empieza a utilizar la denominación eBook para referirse indistintamente al lector y al archivo. De hecho, eReader es una palabra que cada vez se utiliza menos y, por eso, de ahora en adelante, usaremos eBook cuando hablemos de lectores de libros electrónicos.

¿Tablet o eBook?: cuál es mejor para leer libros

Tablet o eBook cuál es mejor para leer librosTablet o eBook cuál es mejor para leer libros

Resueltas las dudas relacionadas con la terminología relacionada con el libro electrónico, toca evaluar si es realmente necesario hacerse con un eBook o si basta con una tableta.

Las ventajas y desventajas de la tableta a la hora de leer eBooks

Usar una tableta para leer un eBook tiene ventajas claras. Por ejemplo, puedes instalar diversos servicios de lectura y acceder a libros comprados en distintos distribuidores. De igual manera, los sistemas operativos de las tabletas son más completos y permiten la instalación de infinidad de aplicaciones de consulta.

De igual manera, como navegar por Internet es más sencillo desde una tableta, es más fácil buscar información sobre un tema concreto o la definición de alguna palabra. 
Por lo tanto, usar una tableta para leer libros electrónicos te da acceso a una experiencia más completa.

Pero el uso de tabletas también tiene algunas desventajas. La más obvia de todas es el tipo de pantalla que utilizan. Es cierto que para lecturas ocasionales puede ser una buena solución. No obstante, si lo que buscas es un dispositivo para leer durante horas, la iluminación LED terminará fatigando tu vista. Tanto es así que hasta puede desvelarte por la noche y provocar la pérdida del sueño.

Los paneles incluidos en las tabletas, además, se ven peor en exteriores. Cuando la incidencia de la luz externa es alta, es probable que se produzcan reflejos o que el contenido deje de ser visible. Esto te obligará a forzar la vista y te otorgará una experiencia de lectura más pobre.

Las ventajas y desventajas de usar un eBook

Al compararlo con una tableta, un eBook suele tener menos herramientas de consulta. De igual forma, la mayoría no admiten la instalación de aplicaciones. Y en el caso de que lo permitan, lo habitual es que no estén optimizadas para las pantallas de tinta electrónica.

El eBook es un dispositivo centrado exclusivamente en la lectura. Eso hace que pierda rápidamente el potencial que tiene una tableta a la hora de consultar información, por ejemplo, navegando por Internet. Pero eso no significa que sea un dispositivo sin funciones inteligentes. Más bien, sus herramientas se centran en la búsqueda de definiciones, la administración de la biblioteca del usuario o el marcaje de frases y páginas.

Esto último lo posicionan como un dispositivo menos versátil, pero ideal para un público concreto: el lector asiduo. Su panel de tinta electrónica es perfecto para leer en cualquier sitio, sin que la vista se canse y sin perder el sueño. Asimismo, proporciona una duración de la batería mayor que el de las tabletas. Algunos modelos incluso son resistentes al agua, permitiendo su uso en la piscina o en la playa. Esta característica es difícil de encontrar en una tableta.

La conclusión: la tableta para unos y el eBook para otros

La tableta es perfecta si buscas un dispositivo con el que hacer un poco de todo, además de leer. También lo es si quieres disponer de herramientas de consulta potentes y de un completo navegador. Por el contrario, es poco recomendable si tu idea es leer durante varias horas.

El eBook es el dispositivo que debes comprar si eres un lector incasable. Su panel de tinta electrónica es la clave para pasar las horas ante un libro sin sufrir fatiga ocular ni reflejos producidos por la luz externa. Además, con un eBook disfrutarás de un menor peso y de un diseño más ergonómico que facilita la sujeción.

¿Por qué es mejor leer en eBooks frente al libro en papel?

Los eBooks tienen algunas ventajas si los comparamos con los libros tradicionales. Es cierto que las sensaciones transmitidas por el papel son difíciles de imitar. Sin embargo, es posible que estas características de los eBooks terminen por convencerte.

Pantalla

Las pantallas de tinta electrónica que utilizan los eBook tiene un contraste excepcional. Por lo tanto, su visualización es idónea en cualquier circunstancia. Al igual que sucede con el papel, no cansan la vista ni eliminan la sensación de somnolencia. Algunos modelos incluyen retroiluminación y, a diferencia de los libros, no será necesario encender ninguna luz adicional.

Capacidad para almacenar y transportar libros

Los eBook son la manera ideal para almacenar una gran cantidad de libros. Con un eBook deja tener importancia el número de páginas. Los libros electrónicos solo ocupan espacio en la memoria interna. De esta manera, podrás llevarte tus lecturas favoritas donde quieras sin preocuparte por el peso o el espacio. Ah, y podrás olvidarte del polvo que acumulan en la estantería de casa.

Facilidad de uso

La interfaz de un eBook suele ser muy sencilla. Sin importar los conocimientos que se tengan, es posible utilizarlo sin complicaciones desde el primer momento. Generalmente, los libros se apilan en un estante virtual, la navegación entre páginas se realiza mediante gestos y la pantalla responde a los toques táctiles. Prácticamente cualquier usuario que ya tenga un teléfono inteligente o una tableta será capaz de manejar un eBook.

Compra de libros en cualquier sitio

Otro punto destacable de los eBooks es que disponen de una o varias tiendas integradas. Gracias a la conexión a Internet y a la vinculación de una cuenta, podrás comprar cualquier título en unos pocos toques. Se elimina la necesidad de desplazarse hasta una librería o biblioteca. Además, la compra de un nuevo libro está asegurada porque siempre hay existencias.

Funciones añadidas

Los libros electrónicos disponen de diversas funciones relacionadas con la lectura. Algunas sirven para marcar las páginas o ciertos fragmentos de texto. Otras para tomar notas y apuntes en zonas concretas de un libro. Y, dependiendo del software, incluso permiten consultar definiciones en el diccionario.

Otra característica que muchos libros electrónicos incorporan es la sincronización. Si, además de la lectura por placer, usas tu libro electrónico para estudiar, todos los cambios que hagas estarán disponibles en otros dispositivos. Este punto también es ideal para empezar la lectura en el ordenador o el móvil y continuarla en el eBook.

¿Cómo funciona un eBook?

Cómo funciona un eBookCómo funciona un eBook

Un eBook es un dispositivo electrónico que precisa de diversos elementos para funcionar correctamente. Estos son muy similares a los que se encuentran en otros aparatos, como las tabletas o los teléfonos móviles.

  • Procesador y placa base. Ambos se encargan de comunicarse con la pantalla, el adaptador de red y otros componentes del dispositivo. Gracias al primero, el eBook puede abrir, procesar y mostrar la información que incorpora un fichero de libro electrónico.
  • Sistemas de conectividad. Una inmensa mayoría de lectores de libros electrónicos son capaces de conectarse a redes Wifi. Mediante este tipo de conexión pueden mostrar información contextual, navegar por Internet o descargar libros desde la tienda. En el caso de que no se disponga de acceso inalámbrico, la transferencia de datos debe realizase mediante cable.
  • Memoria interna. El eBook solo es funcional si dispone de almacenamiento interno. Es en él donde se alojan los archivos del sistema operativo y los libros electrónicos. Cuanto mayor sea la capacidad, mayor será el número de libros que puede almacenar.
  • Iluminación. Muchas de las opciones que existen en la actualidad, disponen de un sistema de luces para leer en condiciones de baja luminosidad. Así, te será posible continuar con tu libro favorito sin encender ninguna luz externa.
  • Batería. Los eBooks funcionan gracias a una batería. Dependiendo del tamaño que tenga, la autonomía será mayor o menor. Gracias a la tecnología de la pantalla, la duración suele extenderse mucho más que en teléfonos móviles o tabletas.

¿Echas de menos algo en esta lista? Sí, no hemos hablado de la pantalla. Debido a su tecnología y a que es el componente básico del eBook, le hemos dedicado un apartado exclusivo.

La pantalla de tinta electrónico: ¿cuál es su funcionamiento?

El eBook precisa de varios componentes electrónicos para funcionar. No obstante, el que más destaca es la pantalla. Esta cuenta con una tecnología denominada tinta electrónica.

El origen de este tipo de paneles se remonta al año 1975. Fue la compañía Xerox la encargada de desarrollar el primer prototipo. Con el paso del tiempo, esta tecnología fue mejorando hasta alcanzar la resolución y la calidad de visualización actual. El primer dispositivo comercial que incluyó un sistema de tinta electrónica fue el Librié, diseñado por Sony. Originalmente, se vendió en Japón. Hubo que esperar dos años para que la compañía lo comercializara en Estados Unidos bajo el nombre Sony Reader.

Una pantalla de tinta electrónica está compuesta por una lámina de plástico, un polímero y una malla con micro transmisores eléctricos. Es en el polímero donde se aloja la tinta electrónica, formada por partículas con forma esférica que se someten a impulsos eléctricos. Cada una de ellas tiene un lado negro y otro blanco. Mediante la combinación de cargas negativas y positivas se consigue que las esferas giren hacia un lado u otro. Debido a esto, la mayoría de las pantallas de tinta electrónica solo son capaces de mostrar texto e imágenes en escala de grises. Con todo, se están haciendo avances significativos a la hora añadir color a este tipo de paneles.

Las pantallas de tinta electrónica tienen ventajas notables:

  • Simulan perfectamente el papel. Es posible leer en ellas mirándolas desde cualquier ángulo y sin provocar fatiga ocular.
  • Consumen muy poca energía. Mantener el estado de una pantalla de estas características no requiere electricidad. Solo gastan batería al cambiar la distribución de las partículas, como sucede al pasar una página.
  • Ofrecen mayor nitidez y brillo. Como no necesitan iluminación, se ven perfectamente en exteriores, donde la intensidad de luz es mayor. Tampoco muestran reflejos.
  • Son ligeras y pueden doblarse hasta cierto punto. Esto permite que el dispositivo sea cómodo durante usos prolongados.

Mejores eBooks: 5 modelos que debes conocer

Esta es nuestra selección de los cinco modelos que debes tener en cuenta antes de decidirte.

Kindle

Es todo un clásico. Lleva en el mercado más de una década, siendo uno de los productos más exitosos de Amazon. Dispone de luz frontal, una pantalla completamente táctil y es muy ligero. Su pantalla es de 6 pulgadas con 167 ppp y tiene 8GB de memoria interna. La batería puede durar hasta cuatro semanas. Cuenta con conectividad Wifi y hace uso del catálogo de Amazon. Su precio no supera los 90 euros.

Rakuten Kobo Clara HD

La firma china Rakuten también tiene mucho que decir en el campo de los libros electrónicos. Este modelo en concreto viene con Wifi, 8GB de memoria interna y una pantalla de 6 pulgadas. Es compatible con cualquier archivo EPUB transfiriéndolo desde un ordenador. Dispone de retroiluminación. Su precio ronda los 115 euros.

Kindle Oasis

Volvemos a Amazon con una de las propuestas más premium del listado. Este modelo también cuenta con acceso a la tienda de Amazon, es resistente al agua, tiene una pantalla de 7 pulgadas con 300 ppp y un sistema de luz cálida. Con una memoria de 8 GB en su modelo más básico y conectividad Wifi, su precio asciende hasta los 279 euros.

PocketBook Basic 4

La propuesta de PocketBook atrae principalmente por su precio. Por unos 80 euros disfrutarás de un lector con 8 GB de memoria interna, una pantalla de 6 pulgadas con 212 ppp y una batería que es capaz de aguantar hasta 1 mes sin pasar por el cargador. Eso sí, deberás sacrificar la conectividad Wifi y la entrada táctil, siendo los botones la única manera de navegar por su interfaz.

Likebook Mars E-Reader

Cerramos esta selección con una opción abierta compatible con infinidad de formatos. Entre ellos encontrarás los archivos EPUB, TXT, DOCX, MOBI, PDF, FB2, JPG, PNG, GIF o PPTX. Además, cuenta con acceso a la Play Store, por lo que podrás usar la mayoría de las aplicaciones de lectura. Dispone de Wifi, Bluetooth, altavoces y conexión para auriculares de 3.5 mm. En definitiva, estamos ante una completa tableta Android con pantalla de tinta electrónica de 7,8 pulgadas y 300 ppp. Tiene un precio de 229 euros.

Factores para tener en cuenta antes de comprar un libro electrónico

Factores para tener en cuenta antes de comprar un libro electrónicoFactores para tener en cuenta antes de comprar un libro electrónico

Ya hemos repasado algunas cosas importantes relacionadas con los libros electrónicos. Sin embargo, después de hablarte de los cinco modelos más recomendados, es el momento de explicarte qué cosas debes tener en cuenta antes del darle al botón de compra.

La pantalla

A la hora de comprar un eReader, fijarse en la pantalla es fundamental para acertar. Aquí entran en juego dos variables. Por un lado, las dimensiones. Por lo general, los lectores no superarán las 8 pulgadas. Dependiendo de si le vas a dar un uso estático, en casa o en la oficina, o dinámico, en el transporte público o para viajar, te interesa elegir un tamaño u otro. Las opciones de 6 pulgadas son las más equilibradas en este sentido.

Por otro lado, es necesario hablar de los píxeles por pulgada (ppp). Este valor define la resolución de la pantalla. Es normal encontrar modelos con 167 ppp, 212 ppp y 300 ppp. Estos últimos son los que mejores resultados ofrecen y en los que más difícil es encontrar el desagradable efecto diente de sierra.

Los formatos admitidos

El formato más común a la hora de empaquetar libros electrónicos es el EPUB. La mayoría de los lectores lo admiten. Con todo, algunas opciones limitan su uso, como es el caso de los Kindle de Amazon. En ellos es necesario emplear un formato nativo que se obtiene tras un proceso de conversión. La compatibilidad con múltiples formatos es vital si no quieres sentirte atado a un solo distribuidor o si quieres utilizar el lector para archivos propios.

El distribuidor

Debemos admitir que hay lectores de eBook más cerrados que otros. Y es necesario que tengas esto en cuenta antes de hacerte con tu nuevo dispositivo. Como ya apuntábamos al hablar de los formatos, algunos de estos productos están atados a una empresa concreta. Por eso, echa un vistazo al catálogo y a los servicios asociados que ofrece cada distribuidor. Así podrás conocer de antemano si las funciones incluidas y los libros que podrás comprar desde tu eReader cumplen tus expectativas.

El sistema operativo

El sistema operativo que da vida al dispositivo también es otro factor importante que debes tener presente. La mayoría utilizan sistemas operativos propios que brindan acceso a diversas plataformas de lectura. Pero otras opciones se decantan por soluciones más universales e implementan Android. Esto te da acceso a todo el potencial que tienes en una tableta, pero sin renunciar a la pantalla de tinta electrónica. 

El precio

El precio del dispositivo puede decantar la balanza hacia un lado u otro. Como ya pasa con otros productos similares, un precio mayor suele indicar una lista de funciones más larga. Por eso, evalúa qué necesitas realmente y de qué cosas puedes prescindir. Así, te será mucho más sencillo elegir tu lector de libros electrónicos y no pagar de más en la compra.

En el caso de que el dispositivo elegido tenga acceso a una sola tienda y sea poco compatible con otros formatos, toma especial relevancia el precio de los eBook. De nada sirve comprar un lector muy barato si sistemáticamente vas a pagar los eBooks a un precio superior.

El diseño

Hablar de diseño es hablar de ergonomía y ligereza. Sostener un aparato durante un periodo de tiempo prolongado puede resultar muy molesto, sobre todo si es pesado o tiene un diseño poco amable. Por eso, debes cerciorarte de que eliges un modelo que se adapte a las manos, quizá con algún tipo de moldura que facilite la sujeción y que pese poco. Solo en el caso de que pretendas usarlo de forma ocasional podrás obviar estos detalles.

Las funciones añadidas

Por último, toca hablar de las funciones adicionales. Todas tratan de enriquecer la experiencia de lectura. Entre ellas se incluyen la posibilidad de sincronizar los libros o las anotaciones y subrayados. También la inclusión de un diccionario, la capacidad de reproducir audiolibros o la navegación mediante gestos táctiles. Tener claro lo que puedes y no puedes hacer con tu nuevo eReader antes de comprarlo es necesario si no quieres sentirte decepcionado con la compra.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?

Desconectado

Desconectado