Placa Base guía de compra para elegir la mejor

Es el componente más básico de la mayoría de los dispositivos electrónicos. Nos referimos a la placa base. Si en algún momento te has planteado qué es exactamente, para qué sirve y cuáles son sus partes más destacadas, has llegado al lugar correcto. Y si estás pensando en cambiar la placa base de tu ordenador, también. En los siguientes apartados te descubrimos los secretos de este componente y te explicamos lo que debes tener en cuenta antes de lanzarte a comprar. ¿Nos acompañas?

¿Qué es una placa base?

Iniciamos este viaje por el mundo de la placa base resolviendo la incógnita más recurrente. ¿De qué hablamos cuando usamos el término placa base? Esta expresión hace referencia a la tarjeta de circuitos impresos que actúa como nodo central entre todos los componentes de hardware de un dispositivo. Aunque en español es común utilizar el término placa base, este componente también se conoce como placa madre. Esto reafirma la importancia que tiene dentro de cualquier sistema informático. Asemejándolo al cuerpo humano, podemos decir que es la columna vertebral del ordenador.

Los materiales empleados en la fabricación de una placa base no difieren de los que se utilizan en otros circuitos integrados. Al igual que otros dispositivos, la placa base precisa de pistas, conocidas también como buses, que, gracias a un material conductor, guían los impulsos eléctricos. Este mapa de conexiones se imprime sobre un material no conductor que se encarga de aislar unas pistas de las otras.

La placa base está formada por diferentes puertos o bahías a las que se conecta el resto de los componentes del dispositivo. Consideramos que estamos ante una tarjeta madre cuando, en la unión de diversos circuitos integrados sobre una placa, disponemos de un zócalo para el procesador, espacio para la memoria RAM, conexiones para discos duros y otras ranuras de expansión para instalar tarjetas. Las placas base también disponen de conectores externos, como USB o HDMI.

Es necesario recalcar que no es un componente exclusivo de los equipos de sobremesa o los portátiles. Por el contrario, son necesarias en otros dispositivos que usamos de manera habitual, como teléfonos móviles o tabletas. También están presentes en relojes inteligentes y, de algún modo, en las tarjetas gráficas. En esos casos son denominadas placas lógicas.

Para qué sirve una placa base

Para qué sirve una placa basePara qué sirve una placa base

En esencia, se identifica como placa base a cualquier tarjeta de circuitos integrados que interconecte los diferentes componentes de un dispositivo electrónico. Debido a esto, es posible afirmar que una placa base sirve, principalmente, para coordinar el hardware de un sistema informático.

Gracias a las comunicaciones que establece entre los diferentes componentes del equipo, este puede funcionar de manera correcta y ser útil al usuario. Sin la placa base, un sistema informático funcional pasa a ser un conjunto de componentes incapaz de desempeñar sus funciones.

Si nos centramos en el mundo de los ordenadores, las tarjetas madre tienen algunas funciones adicionales. Por ejemplo, incorporan una tarjeta gráfica sencilla para obtener una salida de vídeo desde el primer momento. Junto a ella, incluyen el puerto adecuado para conectar un monitor. Asimismo, proveen las conexiones que permiten utilizar periféricos básicos, como el ratón y el teclado, incluyen tarjeta de red Ethernet y, en el caso de algunos modelos concretos, conectividad inalámbrica. Por último, la placa base también se encarga de distribuir la electricidad que recibe desde la fuente de alimentación. Lo hace con aquellos componentes que no precisan estar conectados a la red eléctrica de manera independiente, como la mayoría de las tarjetas PCIe.

Tipos de placas base

Las placas base pueden clasificarse en diferentes tipos según algunas especificaciones, como el formato o el procesador que admiten. En esta sección te hablamos de todos los que existen, de sus características y los usos más frecuentes. Nos centramos en las placas base destinadas a ordenadores de sobremesa.

Tipos de placas base por formato

A lo largo de la historia de este componente, han existido diversos formatos. Todos los que mencionamos se han considerado estándares, aunque también existen placas con factores de forma privativos. Estas últimas siguen un esquema propio de conectores y presentan incompatibilidad física con los factores de forma estandarizados.

  • XT. Apareció en 1983. Sus siglas significan, en español, “tecnología extendida”. Tenía un tamaño idéntico al de una hoja de papel DIN-A4 y su único conector externo servía para enlazar el teclado.
  • AT. Modelo lanzado en el año 1984. Sus siglas, en español, se asocian con la expresión “tecnología avanzada”. Entre sus características más destacadas se encuentra su tamaño de 305×330 mm, siendo uno de los formatos más grandes que haya existido nunca. Fue el factor de forma más utilizado hasta mediados de la década de los 90. Tuvo una variación de pequeño tamaño denominada Baby-AT, de 216×330 mm.
  • ATX. Es la evolución de las placas AT. Vio la luz en el año 1995 y tras sus siglas se escondía la expresión “tecnología avanzada extendida”. Es un formato planteado por Intel que se sigue utilizando en la actualidad en diferentes variantes. Según el tamaño, hablamos de ATX, microATX, FlexATX o miniATX. Con ella llegó el conector de 24 pines para fuente de alimentación y un panel de conexiones trasero de entrada y salida.
  • ITX. Estas siglas corresponden a “tecnología de información extendida”. Es un factor de forma que apareció en el año 2001 siguiendo las especificaciones microATX y flexATX, pero con un mayor número de componentes y una tarjeta gráfica integrada. Dispone de variantes en varios tamaños, como lo son la miniITX, la nanoITX o la picoITX.
  • BTX. Formato de forma denominada en español “tecnología balanceada extendida”. Data del año 2004. Debido a su incompatibilidad con el formato ATX tuvo una baja aceptación. Existieron tres variantes con tamaños inferiores.
  • DTX. Son placas base destinadas a equipos de pequeñas dimensiones. Aparecieron en el año 2007 y emplean un conector de energía de 24 pines.

Tipos de placas base por tamaño

Las placas base también puede clasificarse por el tamaño que tienen. En el apartado anterior ya hemos apuntado hacia algunos datos relacionados con las dimensiones de las placas base. En ese caso, nos hemos centrado en el factor de forma. O lo que es lo mismo, el conjunto de especificaciones que definen la estandarización de una placa base, siendo una de ellas el tamaño.

Las placas base puede tener un tamaño completo, reducido o ultra reducido. Cada formato tiene sus propias variantes que reducen el tamaño total de la placa base. El objetivo es que sean compatibles con todo tipo de equipos, desde los más grandes hasta los mini PC. Las versiones reducidas de las placas base también se han utilizado en equipos destinados a la reproducción de contenidos multimedia en el hogar o en PC del tipo barebone.

Tipos de placas base por procesador

Otra variable habitual a la hora de clasificar las placas base es el tipo de procesador que admiten. En la actualidad, estas pueden englobarse en dos grupos principales. Por un lado, las que permiten la instalación de procesadores Intel. Por el otro, las que tienen compatibilidad con AMD. Incluso dentro de cada grupo, los conectores pueden diferir en base al modelo de procesador que se desea instalar.

Aunque atípicas, también existen placas base multiprocesador. Algunas admiten la instalación de hasta 8 procesadores, todos ellos de la misma marca. Son placas destinadas, por lo general, a ámbitos profesionales.

Partes de una placa base

Partes de una placa basePartes de una placa base

Una placa base está formada por diferentes componentes. En el siguiente listado hablamos de los principales.

Conexión de alimentación

El conector de alimentación sirve de enlace entre la fuente de alimentación y la placa base. Con él se abastece a todos los componentes que se hallan conectados y que no precisan de un suministro adicional de energía.

Zócalo de la CPU

El zócalo de la CPU es el lugar donde se instala el procesador. También es conocido por el término en inglés socket. Habitualmente, las placas base disponen de un solo zócalo. Sin embargo, algunos modelos admiten la instalación de dos o más procesadores. Este tipo de placas se utilizan en ámbitos profesionales. Cada modelo de procesador necesita un zócalo con una distribución de conectores específica.

Chipset

El chipset es un conjunto de circuitos integrados destinado a administrar la transferencia de datos entre los distintos componentes de un ordenador. Es frecuente ver el chipset dividido en dos secciones. Cada una de ellas se encarga de interactuar con hardware específico del equipo. Tienen las siguientes funciones:

  • Puente norte. Es la parte del chipset que debe interconectar el procesador, la memoria RAM y la GPU. Administra, por tanto, algunos de los componentes más básicos dentro de un sistema informático.
  • Puente sur. Esta sección del chipset atiende otros dispositivos, como el sistema de almacenamiento, es decir, los discos duros, SSD o unidades de CD, o los periféricos conectados mediante los puertos externos.

Ranuras para la memoria RAM

Otro de los componentes vitales dentro de un equipo es la memoria RAM. Su trabajo es el de almacenar datos temporales para reducir el tiempo de consulta. Las placas base disponen de unas ranuras que permiten la instalación de la memoria RAM. Dependiendo del modelo, una placa base incluirá de 2 a 8 ranuras. Gracias a esto, la memoria total disponible puede ampliarse con relativa facilidad con el objetivo de mejorar el rendimiento del equipo.

CMOS

Las siglas CMOS corresponden a complementary metal oxide semiconductor, o en español, semiconductor complementario de óxido metálico. Esta denominación hace referencia a una memoria de baja capacidad que guarda información importante para la placa base. Por ejemplo, se utiliza para memorizar la fecha, la hora, la secuencia de arranque y otras configuraciones complementarias. Con el objetivo de mantener a salvo estos datos, incluso cuando no se dispone de electricidad, el CMOS se alimenta gracias a una pila.

BIOS

BIOS son las siglas de Basic Input/Output System, es decir, sistema básico de entrada y salida. Es un software instalado en una memoria interna propia de la placa base que sirve para configurar los diferentes parámetros del componente. Su misión es iniciar el equipo, detectar el hardware y cargar el gestor de arranque. Este proceso desemboca en la ejecución del sistema operativo.

Ranuras de expansión

Las ranuras de expansión son unos conectores incluidos en la placa base que tienen como objetivo principal permitir la ampliación de funciones o características del equipo. Por ejemplo, se utilizan con frecuencia para instalar tarjetas gráficas. Así, se consigue un rendimiento mayor en el campo del procesamiento gráfico sin necesidad de modificar componentes internos de la placa base. El estándar que se utiliza en la actualidad es PCIe o PCI Express. Aunque continúan siendo muy importantes en casuísticas concretas, como la ejecución de videojuegos, cada vez se utilizan menos. ¿Por qué? Debido a la integración de los puertos de red, de vídeo y USB en la propia placa base.

Conexiones externas

Las conexiones externas de una placa base son aquellas que permiten al usuario conectar dispositivos sin abrir la torre. Sirven para vincular el ratón, una cámara web o usar altavoces. También se utilizan para establecer una conexión de red cableada. Algunos de los puertos que se incluyen en las placas base de la actualidad son:

  • USB.
  • USB-C.
  • Ethernet.
  • HDMI.
  • Salida de audio. Jack de 3,5 mm.
  • Entrada de audio. Jack de 3,5 mm.
  • Salida de audio óptica.
  • PS/2.

Conexiones internas

Los conectores internos son aquellos que quedan fuera del alcance del usuario. Para utilizarlos, es necesario abrir la torre. Los puertos más habituales son el SATA 2 y SATA 3. Sirven para conectar dispositivos de almacenamiento, como discos duros o SSD. De igual manera, pueden emplearse para conectar lectores de DVD. Adicionalmente, algunos modelos incluyen puertos USB en su parte interior para facilitar la conexión de periféricos. Las ranuras de expansión antes mencionadas también pueden ser consideradas conexiones internas.

Factores para tener en cuenta antes de comprar una placa base

¿Estás pensando en comprar una placa base para tu ordenador? Aquí recopilamos todo lo que debes tener en cuenta antes de decidirte.

La CPU

Tanto si ya tienes un procesador como si vas a comprarlo junto con tu placa base, es necesario que te fijes si ambos componentes son compatibles. Cada CPU necesita un zócalo con unas dimensiones y unos conectores específicos. Este debería ser el primer paso antes lanzarte a comprar, pues en base a este detalle tendrás disponibles unos u otros modelos.

El formato y tamaño

El tamaño y el formato de la placa base también son importantes. Debes asegurarte de que sus dimensiones no exceden el cuerpo de la torre de tu ordenador. Además, este punto determina el número de ranuras de expansión, conectores y espacio para memoria RAM que tendrá tu nueva placa base. El estándar más utilizado en la actualidad es ATX, aunque es fácil encontrar versiones de tamaño reducido para ordenadores de pequeñas dimensiones.

La RAM

El número de slots de memoria RAM que tenga tu placa base definirán el máximo de GB instalables. Una placa base con más ranuras permite mayor versatilidad en las combinaciones. Además, te ayudará a ahorrar dinero en este componente. Por ejemplo, imagina que deseas instalar 64 GB de memoria RAM. Es posible conseguirlo con 4 memorias de 16 GB o con 2 de 32 GB. En la mayoría de los casos, la primera opción es más económica, aunque requiere más ranuras en la placa base.

Las conexiones

En la actualidad, las placas base proporcionan las conexiones básicas para usar el ordenador de forma completa. Sin embargo, dependiendo del uso que desees darle a tu equipo, quizá necesites algunas conexiones concretas. Te interesa contar con USB 3.0 o 3.1 si vas a transferir muchos archivos entre el equipo y un disco duro externo. Asimismo, es interesante tener un puerto de audio integrado para evitar comprar una tarjeta de sonido adicional. La compatibilidad con algunos dispositivos será mayor con una conexión USB-C. O, incluso, puede ser interesante disponer de más de un puerto Ethernet para mejorar la conexión cableada. En esencia, la necesidad de contar con un tipo de puerto u otro dependerá de las tareas que tengas pensado llevar a cabo con tu ordenador.

El número de ranuras de expansión

De la misma manera, antes de comprar, cerciórate de cuántas ranuras de expansión tiene el modelo que has seleccionado. Así conocerás de antemano cuáles son las posibilidades de ampliación. Esto es especialmente importante si vas a usar tu ordenador para jugar o grabar audio, siendo necesario usar una o varias ranuras PCIe de la placa base.

Conectividad inalámbrica

La conectividad inalámbrica mediante Wifi es una característica interesante que algunas placas incluyen. Debes tener este punto en cuenta si no te es posible usar el cable para dotar a tu equipo de acceso a la red. Recuerda que, si tu placa madre no tiene conexión Wifi, deberás instalar una tarjeta de red inalámbrica en una ranura de expansión o en un puerto USB.

El chipset

El chipset define, en gran medida, la gama de la placa base. Es importante que compruebes si este funcionará correctamente con la CPU que has elegido. De igual forma, piensa qué uso principal le darás a tu equipo para definir si necesitarás más velocidad en la memoria RAM o un número determinado de conectores. En la definición de todas estas variables el chipset juega un papel fundamental. Por último, si quieres hacer overclocking a tu procesador, debes saber que algunos chipsets podrían no admitir esta función.

El precio

La elección de una placa base también viene condicionada por el precio. Como en todo, existen modelos de gama alta, gama media y gama baja. Los primeros son recomendables para tareas pesadas y para la instalación de componentes avanzados. Por otro lado, las de precio medio son opciones muy interesantes para la mayoría de los usuarios. Solo se recomienda la instalación de los modelos más baratos en equipos que no vayan a efectuar tareas muy pesadas. El precio final de una placa base crecerá en relación con sus especificaciones, opciones de ampliación y funciones adicionales.

Mejores marcas de placas base

Mejores marcas de placas baseMejores marcas de placas base

ASUS

ASUS es una marca taiwanesa que fabrica todo tipo de componentes electrónicos, entre los que se incluyen las placas base. Además, comercializa otros dispositivos, como tabletas, teléfonos o portátiles. Fue fundada en el año 1989.

AsRock

AsRock tiene su sede en Taiwán. Es una empresa de reciente creación que inició sus actividades en el año 2002. Su negocio está centrado en la venta de placas base, aunque también diseña servidores.

Biostar

No salimos de Taiwán para hablarte de Biostar, una empresa fundada en el año 1986 que centra sus esfuerzos en el diseño de placas base y tarjetas de vídeo. Sus productos suelen ser básicos y destinados a entornos informáticos básicos.

Foxconn

Fundada en el año 1974 y con sede en Taiwán, Foxconn es un fabricante de componentes electrónicos. Sus productos se utilizan en todo tipo de dispositivos, como el iPhone, el iPad, la Xbox 360 o las cámaras GoPro.

Gigabyte

Gigabyte es una empresa dedicada a la fabricación de hardware. Además de placas base, también manufactura tarjetas de vídeo utilizando las GPU de Nvidia. Su fundación tuvo lugar en el año 1986 en Taiwán.

Intel

Aunque Intel es conocida por sus procesadores, también diseña y fabrica placas base. Su sede está en Santa Clara, California, y fue fundada en el año 1968. El resto del catálogo de la firma lo conforman tarjetas de red, memorias y chipsets

MSI

MSI es otro nombre conocido en el mundo de las placas base. Su fundación se produjo en el año 1986. Es uno de los fabricantes más destacados de placas base. Además, comercializa otros productos relacionados, como tarjetas de vídeo.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?

Desconectado

Desconectado