Webcam de Avermedia, una de las empresas más vanguardistas del mercado

Las cámaras web continúan siendo muy utilizadas hoy en día, en gran medida gracias al teletrabajo, pero también debido a su utilización por parte de youtubers y streamers. Con el paso de los años, las webcam han mejorado mucho sus especificaciones y ya no es nada raro encontrarlas con 1080p y 60FPS. En esta guía te ayudamos a conocer cuáles son las idóneas para un ambiente de oficina.

¿Qué hay que tener en cuenta al comprar una webcam para la oficina?

A la hora de elegir una webcam, lo primero que has de hacer es estudiar cuales son las condiciones de tu oficina y para qué ocasiones la vas a usar. No es lo mismo usarla para comunicarte con otros empleados, con quienes podrás comunicarte aunque la calidad de imagen no sea muy buena, que utilizarla para hablar con clientes o personal de otras empresas, con quienes la empresa querrá dar una buena imagen.

Si alguien va a hacer una videoconferencia con el CEO de una empresa grande, interesa que la webcam que utilicemos ofrezca una buena calidad de imagen. Pero sobre todo, esta tiene que ir acorde al ancho de banda que tenga tu conexión a Internet. No pretendas emitir una imagen a 4K cuando en la oficina sólo disponéis de 2 megas de subida. Dicho esto, nuestra recomendación es asegurar antes de una buena conexión a Internet, para luego poder comprar y usar una webcam de gran calidad. Por ejemplo con unos 10 megas de subida ya es posible retransmitir con un bitrate elevado. Además, si vas a usar el micrófono de la propia webcam (cosa que no recomendamos), es importante que este ofrezca un sonido limpio. Da igual que la persona que esté al otro lado sea o no importante, escuchar bien es fundamental para la comunicación.

Además de estas consideraciones iniciales, las principales características a tener en cuenta a la hora de elegir una webcam son las siguientes.

Resolución y tasa de fotogramas por segundo

Normalmente la información más publicitada de una cámara web es su resolución de imagen. La resolución es la cantidad de píxels (puntos) que forman una imagen digital de izquierda a derecha (resolución horizontal) y de arriba a abajo (resolución vertical). Normalmente las fotografías disponen de una resolución mucho mayor a la que una pantalla puede llegar a mostrar (por encima de los 8 Megapíxels), pero en el caso de las grabaciones de vídeo, esta resolución se reduce. Máxime en cámaras web.

Los estándares en cámaras web suelen ser 720p (1280x720), 1080p (1920x1080) y 4K (3840x2160). A mayor resolución, la imagen estará formada por una mayor cantidad de puntos, ganando así calidad visual. Sin embargo, que una cámara tenga mayor resolución no siempre se traduce en mejor calidad de imagen, pues hay más características de gran importancia. 

Por su parte, la tasa de fotogramas por segundo (FPS) indica la cantidad de imágenes únicas que conforman un segundo de video. Normalmente las webcam funcionan a 30FPS pero algunas pueden alcanzar los 60FPS. Cuanto mayor es esta tasa, más suave o natural se ve el movimiento en el vídeo grabado. Con algunas webcam incluso es posible grabar a una mayor tasa de FPS, produciendo vídeos óptimos para el visionado a cámara lenta (con 240FPS por ejemplo).

Lente: Apertura, sensibilidad y exposición

Una de las características que más marcan la calidad de una cámara es su lente. Y a su vez la calidad de esta viene marcada por tres factores: el tamaño de apertura, la sensibilidad ISO y la exposición (velocidad de obturación). Previamente cabe destacar que rara vez encontrarás información de la lente de una webcam, pero si la llegas a encontrar, puedes tener en cuenta lo siguiente.

La apertura marca la cantidad de luz que entra en la cámara a la hora de realizar un vídeo o fotografía. Las aperturas pequeñas ofrecen una imagen más nítida, evitando el desenfoque en todo aquello que no esté en primer plano. La apertura se representa bajo la nomenclatura f/número. Cuanto mayor es el número, menor la apertura y por lo tanto, mejor la calidad de la lente.

La sensibilidad ISO es otra característica importante, la cual tiene una prestación y una contraprestación. A mayor nivel de ISO, la imagen ganará en iluminación, pero también gana en ruído. Seguramente habrás visto la típica imagen sacada de noche y toda granulada. Eso es lo que ocurre cuando sacas una foto utilizando una sensibilidad ISO desproporcionada para el contexto (por ejemplo ISO 1.600). En cualquier caso, que la webcam cuente con una sensibilidad ISO elevada será siempre positivo, pues podrás reducirla a ISO 100 siempre que lo necesites.

Por último está el tiempo de exposición (velocidad de obturación). Este tiempo es el que tarda una cámara en realizar una única captura, o sea, una fotografía. A mayor velocidad de obturador, menos borrosa saldrá una fotografía de cualquier objeto en movimiento.

Micrófono y altavoces

Algunas cámaras web cuentan con micrófono o incluso altavoces integrados. Esto se debe a que muchos compradores no disponen de estos dispositivos, imprescindibles para el desarrollo de una videoconferencia. Sin embargo, estos añadidos no son recomendables en una webcam, además de que no suelen cumplir con unos mínimos de calidad.

La webcam debes colocarla a medio metro de tu cara, por lo que si el micrófono está a esa distancia es bastante probable que se acople el sonido de otras muchas personas y ruídos que se estén produciendo en la oficina; situación que no ocurre si utilizas un micrófono de solapa prendido a tu camisa.

Con los altavoces ocurre algo similar, y es que es mejor utilizar auriculares o cascos. De usar altavoces, el sonido de la persona con la que estás hablando se reincorporaría a tu micrófono, por lo que dicha persona estaría escuchándose a sí misma.

Autoenfoque

Normalmente las cámaras ponen su punto de mira (llamado punto AF) en el centro de la imagen, algo que no siempre es recomendable pues a veces la persona enfocada no se encuentra en el centro, o simplemente hay varias personas a las que enfocar. Para resolver esta problemática, muchas cámaras de gamas media y alta cuentan con una tecnología denominada autoenfoque (autofocus).

Gracias al autoenfoque la propia cámara centra automáticamente su foco en las caras de las personas que están frente a ella. De esta forma, las personas que te vayan a ver a través de la webcam podrán ver con mayor nitidez tus expresiones faciales evitando el desenfoque en caso de no estar situados en el centro de la imagen.

A pesar de esta tecnología, hay que tener en cuenta que las cámaras tienden a enfocar los objetos más cercanos. Aún disponiendo de autoenfoque te recomendamos retirar cualquier objeto que pueda pasar al primer plano, y por lo tanto, generar un desenfoque en el resto de la imagen.

Soporte

Entre otras características de importancia está el sistema de fijación de la cámara web. Casi todas las cámaras web pueden sujetarse por encima de la pantalla de un ordenador gracias a un soporte ajustable, aunque a veces dependerá del grosor de la pantalla. Teniendo en cuenta que la mayoría de pantallas actuales son planas, con grosores de en torno a 2-3cm, rara vez habrá problemas en este aspecto.

En caso de que no quieras colocarla sobre la pantalla, también sería posible ponerla encima de una mesa en caso de tener un soporte recto. Algunos soportes ajustables pueden convertirse en soportes rectos, pero fíjate en este detalle ya que otros sólo son una especie de pinza imposible de ajustar sobre una mesa. Por otra parte, hay cámaras que incluyen un trípode o soporte para él para poder ajustarlas desde una mesa o incluso desde el suelo, sin necesidad de disponer de una superficie a la que agarrarse.

Además de esto, también es interesante saber si la cámara permite ajustar el ángulo de enfoque. No poder ajustar el ángulo de una cámara puede hacer que la persona que está hablando aparezca en una esquina o incluso que la imagen quede cortada por arriba o abajo en caso de no poder situar la cámara justo enfrente de ella.

Iluminación

Otro punto a tener en cuenta es si la webcam incluye una linterna o luz dirigida a la zona que se graba. Normalmente las cámaras web no cuentan con una gran calidad de imagen en salas oscuras, por lo que dicha linterna puede ser una buena solución a este contra. Por supuesto, no hay nada mejor que la luz natural; si dispones de una sala iluminada la imagen se verá mucho mejor que en otra más oscura con la luz de una webcam, pero si tienes que usar la webcam cuando aún no hay luz solar, la luz artificial es la única solución.

Por lo general las linternas de las webcam suelen emplear la energía eléctrica proporcionada por el propio puerto USB con el que se conecta al ordenador. Esto es bueno en el sentido de que ahorras en electricidad pero también tiene como consecuencia que la luz emitida no es muy potente. Esto no es demasiado importante, pues hablamos de iluminar una cara situada a menos de un metro de la cámara, pero si nos interesa que también se vea con gran nitidez el resto de la sala, lógicamente debemos usar un foco externo de mayor potencia conectado a una toma eléctrica.

Compatibilidad

Si utilizas un sistema operativo poco común, como pueden ser las distribuciones de Linux, te recomendamos revisar su compatibilidad. Particularmente con los sistemas Windows y MacOS no suele haber problemas de compatibilidad, por lo que a menos que utilices un SO muy poco común, este punto no tendría que ser un problema.

Esos escasos problemas de compatibilidad pueden ocurrir cuando el modelo de la webcam es muy nuevo y no ofrece compatibilidad con versiones muy antiguas de tu sistema pperativo. Esta situación es muy poco frecuente, más que nada porque la mayoría de cámaras web funcionan incluso hasta con Windows XP... y ya han pasado 20 años. También puede ocurrir a la inversa, que la cámara web sea más vieja que el sistema operativo, pero aún así es muy probable que la webcam cuente con un nuevo driver o que el último disponible sea también válido para su sucesor. En cualquier caso, comprueba que dicha compatibilidad existe.

En cuanto a drivers, algunas webcam requieren la instación de uno específico (a menudo incluído en un CD o enlace de descarga), pero la mayoría de cámaras web son plug and play, o sea, se conectan y ya se pueden utilizar con el driver genérico del sistema operativo.

Cómo funciona una webcam

Una webcam es una cámara de reducido tamaño, normalmente dependiente de un ordenador al que es conectada. Con la propia conexión al ordenador ya se consigue el suministro eléctrico necesario para funcionar, no requiriendo el uso de baterías o pilas. Lo que sí es muy probable es que se requiera de un puerto USB 3.0 para el funcionamiento correcto de las webcam más vanguardistas.

En cuanto a funcionamiento, una webcam no difiere demasiado de cualquier otra cámara o videocámara digital. Para captar imágenes las webcam disponen de una o varias lentes por las que entra la luz. Estas lentes son convergentes y divergentes, de forman que consiguen redirigir la luz hacia un soporte fotosensible, también llamado sensor de imagen. El sensor de imagen (normalmente con tecnología CCD o CMOS) es el encargado de interpretar y convertir pixel a pixel esta información recibida que gracias a la circuitería interna de la webcam es transmitida hacia el ordenador en tiempo real. 

Cámara web Logitech Brio, una de las que mejor calidad de imagen ofrecenCámara web Logitech Brio, una de las que mejor calidad de imagen ofrecen

Una cámara web dispone del software necesario para ser manejada con facilidad por el sistema operativo, siendo este un punto clave que la diferencia del resto de cámaras digitales. La función principal de las cámaras web es la de grabar y emitir vídeos de tamaño reducido, usando una baja tasa de bitrate para lograr ser retransmitidos a cualquier ubicación en tiempo real y sin cortes. 

El hecho de que los vídeos deban ser muy ligeros obliga a que las webcam prescindan de objetivos y características muy avanzadas que sí ofrecen las cámaras reflex, pero los avances tecnológicos permiten poco a poco ir supliendo estas carencias. Debido a estas menores prestaciones, las webcam suelen ser mucho más baratas que el resto de cámaras digitales.

Usos que se le puede dar a una webcam

Si además de utilizarla para trabajar estás pensando en poder darle más uso a tu webcam, efectivamente hay muchos usos diferentes.

Usar una webcam como cámara fotográfica

Al tratarse de una cámara, como habrás imaginado, puede realizar fotografías. Quizás no sea este el principal cometido de una webcam, pero por ejemplo puede ser muy útil si tu empresa quiere guardar una foto de cada cliente que entra a comprar un producto o se hace socio de la compañía.

Como las webcam son fáciles de manejar, también pueden usarse para sacar fotos de objetos o productos de forma individualizada, pasando directamente a la memoria de tu ordenador sin tener que sacar y meter una tarjeta de memoria, por ejemplo.

Usarla como cámara de vigilancia

Otra función para la que son muy usadas las webcam es para tareas de seguridad. Para este cometido la calidad de imagen también es importante, pero no lo que más; si alguien entra a robar vestido con un pasamontañas, muy difícilmente lo vas a reconocer. Las cámaras de vigilancia deben contar con sensores que en caso de movimiento, activen una alarma. También es interesante que cuenten con otras funciones como la de reconocimiento facial.

En todo caso te recomendamos que sólo uses una webcam como cámara de seguridad en caso de que lo que haya en la oficina no sea de demasiado valor. Incluso las cámaras dotadas con la mejor tecnología pueden ser burladas por ladrones profesionales. Si el valor de lo que hay en oficina es muy alto, lo mejor es que el jefe de la empresa vaya pensando en contratar una empresa de videovigilancia.

Usarla como lector de códigos QR

También las cámaras web sirven para la lectura de códigos QR, una función que puede llegar a ser muy necesaria según qué empresas. En un código QR se puede almacenar mucha información de un producto, por lo que tener una cámara web con lector de códigos QR puede agilizar mucho la visualización y gestión de esta información.

Usarla como asistente de voz

Otro uso interesante es el de asistente de voz. No muchas webcam ofrecen esta posibilidad, pero si la webcam que te interesa lo tiene, es algo más a valorar. Los asistentes de voz ayudan a los usuarios a desarrollar tareas simples haciendo uso únicamente de la voz. Un asistente de voz puede responderte a una pregunta sencilla, transcribir tu monólogo en un documento de texto, apagar el ordenador...

Comparativa webcams: las 5 mejores para trabajar en la oficina

Ekacom K50E

  • Resolución: 1080p
  • Tasa de fotogramas por segundo: 30FPS
  • Campo de visión: 77 grados
  • Micrófono integrado
  • Auto enfoque

Entre las webcams de bajo coste podemos destacar esta de Ekacom, un modelo que ofrece una calidad de imagen más que aceptable, así como realizar fotografías a una resolución superior (1440p). La cámara web cuenta con muy buenas opiniones por parte de sus compradores.

Nexigo N660P

  • Resolución: 1080p
  • Tasa de fotogramas por segundo: 60FPS
  • Campo de visión: 90 grados
  • Micrófono integrado
  • Auto enfoque

La marca Nexigo cuenta con algunas cámaras web de media gama con unas prestaciones más que notables. Su modelo N660P alcanza 1080p a 60FPS y además incorpora un micrófono de buena calidad, con cancelación de ruido.

AWOW Webcam 1080p

  • Resolución: 1080p
  • Tasa de fotogramas por segundo: 30FPS
  • Campo de visión: 90 grados
  • Micrófono integrado
  • Altavoces integrados

La marca AWOW está dedicada a la producción de todo tipo de productos tecnológicos de pequeño tamaño (mini ordenadores, tablets, portátiles…). Entre sus productos también hay cámaras web, siendo esta una buena opción para su uso en oficina. Además de ofrecer una buena calidad de imagen, incluso en lugares con poca iluminación, la cámara cuenta con micrófono y altavoces integrados.

Avermedia Live Streamer CAM 513

  • Resolución: 4K/1080p
  • Tasa de fotogramas por segundo: 30FPS/60FPS
  • Campo de visión: 94 grados
  • Requiere USB 3.0

Avermedia es uno de los fabricantes más conocidos en el mundillo de las retransmisiones en directo de videojuegos, sobre todo gracias a sus capturadoras de vídeo. Sus cámaras web no podían ser menos. La Avermedia Live Streamer CAM 513 es uno de los mejores productos del mercado; para sacarle partido es necesario instalar el software de Avermedia, conectarla a un USB 3.0 y contar con buena iluminación en la sala, pero una vez cumplidos estos requisitos, la calidad de imagen se nota. Funciona a 4K/30FPS o a 1080p/60FPS según la configuremos.

Logitech BRIO

  • Resolución: 4K/1080p
  • Tasa de fotogramas por segundo: 30FPS/60FPS
  • Campo de visión: 90 grados
  • Imagen de alto rango dinámico (HDR)
  • Micrófono integrado
  • Reconocimiento facial optimizado

El gigante tecnológico Logitech también dispone de webcams orientadas a ofrecer una gran calidad de imagen. Su modelo BRIO es de lo mejorcito del mercado, una de las cámaras web que mejor funcionan, incluso en situaciones de poca iluminación gracias a Rightlight y HDR. También se trata de una de las webcam más caras.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?

Desconectado

Desconectado