1 Los 10 mejores televisores calidad precio del 2021

El televisor sigue siendo uno de los electrodomésticos más básicos de cualquier vivienda. En detrimento de la televisión convencional, emitida en directo, cada vez se consume más contenido en diferido, a la carta y en streaming. La competencia entre las diversas plataformas está provocando la aparición de nuevas tecnologías que mejoran el visionado de contenidos. Para disfrutar de estas, los usuarios deben, en la mayoría de los casos, adquirir nuevos dispositivos.

Si ha llegado la hora de renovar tu televisor y quieres que tu próxima adquisición sea un éxito, sigue con atención las recomendaciones que te damos en esta guía de compra.

Comparativa TV: los 10 mejores calidad precio

En el listado que tienes a continuación, te proponemos los mejores televisores en relación calidad precio que puedes adquirir ahora mismo.

LG 2LM637BPLA

El pistoletazo de salida lo damos con el este modelo de LG. Es un panel LED con HDR10 y algunas tecnologías añadidas interesantes, como el sonido Virtual Surround. Dispone de Wifi, conexión Bluetooth, HDMI en su versión 2.0 y USB. Pese a su comedido precio, cuenta con acceso a contenido en línea gracias a su sistema operativo webOS. Este televisor de 32 pulgadas tiene un precio oficial de 229 euros.

Hisense 58AE7000F

Hisense 58AE7000FHisense 58AE7000F

Hisense es una de las marcas que más está dando de qué hablar en los últimos tiempos. El modelo que te proponemos viene con resolución 4K, diversas tecnologías para mejorar la visualización de contenidos y el sonido. Incluye soporte a Alexa y acceso a los principales servicios de vídeo. El modelo de 50 pulgadas tiene un precio de 459 euros. También puede elegirse en tamaños inferiores, de hasta 43 pulgadas, y superiores, de hasta 75 pulgadas.

TD Systems K40DLJ12FS

La propuesta de TD Systems es capaz de ofrecer un panel de casi 40 pulgadas a un precio realmente bajo. Cuenta con Android TV, conexión Bluetooth y Wifi, tres conectores HDMI y dos USB. Su resolución FullHD será suficiente en la mayoría de los casos, sobre todo teniendo en cuenta su reducida diagonal. Con un precio oficial de 279 euros es un producto muy interesante.

LG 65UN7100ALEXA

LG 65UN7100ALEXALG 65UN7100ALEXA

Este panel de LG ofrece mucho a un precio realmente bajo. Por ejemplo, tiene resolución 4K, perfecta para sus 65 pulgadas, HDR10, sonido Ultra Surround y compatibilidad con Alexa. En el campo de la conectividad, ofrece Bluetooth 5.0, dos puertos USB y tres conectores HDMI 2.0. La conexión Wifi y su diseño minimalista complementan este televisor que tiene un precio oficial de 649 euros.

Samsung UE32T4305AKXXC

Este televisor de Samsung es una propuesta llamativa. Su precio de 219 euros y las tecnologías inteligentes que incorpora, incluido el soporte oficial a Alexa, lo convierten en producto redondo. Además, incorpora tecnología HDR y puede adquirirse en dos tamaños: 32 y 24 pulgadas.

Sony KD-65XG8577

Saltamos a la gama más alta con este televisor Sony. Viene con resolución 4K, sistema operativo Android TV, sistemas de mejora del audio y el vídeo, como el Acoustic Multi-Audio y la compatibilidad con Dolby Vision. Llama la atención, además, que permita elegir entre Google Assistant y Alexa. El precio del modelo de 65 pulgadas apenas supera los 1000 euros.

Samsung Crystal UHD 2021 65AU9005

Samsung Crystal UHD 2021 65AU9005Samsung Crystal UHD 2021 65AU9005

Regresamos al fabricante coreano para fijarnos en uno de sus productos más completos. Esta Smart TV de 65 pulgadas con 4K, compatibilidad con HDR10+, integración con Alexa, Google Assistant y Bixby, sistemas de productividad como Multi View y un diseño increíblemente fino solo cuesta 849 euros. Claramente, la relación entre la calidad que ofrece y el precio es muy alta.

THOMSON 50UG6300

La 50UG6300 es una Smart TV de Thomson con unos buenos atributos para convencer a casi cualquier usuario. Es un televisor LCD de 50 pulgadas, con acceso a las plataformas de streaming más populares y con una resolución 4K. Además, integra el asistente de voz de Amazon, Alexa. Es probable que su diseño de bordes reducidos y su precio de 469 euros terminen por decantar la balanza hacia esta opción.

TCL U65C7006

El TCL U65C7006 destaca en dos campos. Primeramente, en el diseño, gracias a su construcción en aluminio cepillado y la delgadez de todo el conjunto. Por otro lado, en su calidad de sonido certificada por JBL. Pero, no es lo único que ofrece este modelo. Por 799 euros también obtienes un panel 4K en 65 pulgadas, el sistema operativo Android TV y su tecnología Wide Color Gamut, que se encarga de mejorar la interpretación de los colores.

Philips Ambilight 75PUS8505

Philips Ambilight 75PUS8505Philips Ambilight 75PUS8505

El punto final lo pone este Philips de 75 pulgadas, uno de los paneles más grandes que hemos mencionado en esta guía. Entre las prestaciones incluidas se encuentra la resolución 4K, sistema operativo Android TV, compatibilidad con HDR10+ y Dolby Vision y control por voz gracias a Alexa. Tiene un precio oficial de 1499 euros, aunque es fácil encontrarlo en oferta por debajo de los 1300 euros.

A tener en cuenta antes de comprar una Smart TV

Para tener en cuenta antes de comprar una Smart TVPara tener en cuenta antes de comprar una Smart TV

Seguidamente, encontrarás los apuntes imprescindibles a la hora de comprar una nueva televisión. Échales un vistazo antes de tomar la decisión final para escojas el mejor producto, según tus necesidades.

Pulgadas y dimensiones

¿Cuántas pulgadas debe tener tu nuevo televisor? Lamentablemente, ante esta pregunta no tenemos una única respuesta. En la actualidad, se comercializan paneles con una diagonal comedida, de hasta 50 pulgadas. No obstante, en el mercado también existen opciones más grandes, de 55 pulgadas y más. ¿Qué debes tener en cuenta para que tu elección sea la adecuada?

  • El lugar de instalación. Antes de lanzarte a adquirir un televisor demasiado grande, asegúrate de que el espacio donde quieres instalarlo es suficiente. Por ejemplo, muchos usuarios integran este dispositivo en un mueble o en una pared. Estamos seguros de que no querrás llevarte la desagradable sorpresa de que tu televisor no cabe en el hueco que le tienes preparado.
  • La distancia de visualización. La elección correcta en este campo también se logra teniendo en cuenta la distancia a la que se visualiza el contenido. Si el lugar donde te sientas está a menos de 3 metros, con un panel de entre 30 y 40 pulgadas será suficiente. En el caso de que la distancia alcance los 4 o 5 metros, decántate por opciones de 50 pulgadas o más.

En base a estos factores, elegir un televisor demasiado grande puede empobrecer la experiencia de visualización. La ficha técnica del producto también puede ayudarte, no solo a conocer las pulgadas, sino a verificar todas las dimensiones. No olvides que las medidas en pulgadas se ciñen al propio panel y no incluyen el borde. Por supuesto, las cotas de profundidad, altura y anchura deben tenerse en cuenta antes de la compra.

Tipo de panel o pantalla: LCD, QLED y OLED

Un breve repaso por las diferentes tecnologías que utilizan los fabricantes en sus paneles te facilitará escoger mejor tu nuevo televisor. Por eso, te hablamos de las diferencias entre los términos más comunes del mercado y sus significados. También te explicamos cuándo es más recomendable escoger una tecnología u otra.

  • LCD. Es la tecnología más común, aunque haya quedado enmascarada por ciertas denominaciones comerciales. Los paneles con tecnología LCD precisan de una fuente de iluminación externa para que su visualización sea posible. Existen varias tipologías de iluminación LED en los LCD. Por ejemplo, el EDGE LED, el Direct LED y el Full Array. En cada caso, encontrarás variaciones en la cantidad de diodos de luz que se incluyen y su ubicación. Cada tipo de iluminación ofrece una interpretación de los colores diferente. Full Array es la tecnología más cara, pues tiene una mayor cantidad de fuentes de luz distribuidas por todo el panel.
  • QLED. Esta denominación hace referencia a paneles LCD con características avanzadas. Siguen precisando de una fuente de iluminación externa, pero ofrecen mayor precisión a la hora de encender los diferentes puntos de la pantalla. Algunas marcas, como Samsung, usan esta denominación. QLED son las siglas de Quantum Dot Light Emitting Diode.
  • OLED. En los televisores con tecnología OLED, cada diodo es capaz de iluminarse a sí mismo. Esto le permite aventajar a los paneles LCD en algunos aspectos. Por ejemplo, debido a que cada elemento del panel puede apagarse de forma individual, no precisa de una fuente de luz constante y, por consiguiente, tienen un menor consumo energético. También permite construcciones más delgadas y ofrece una mejor visión en ambientes con mucha iluminación. Con todo, también presenta desventajas, como un deterioro más prematuro y un proceso de fabricación más caro.

La elección entre estas tecnologías dependerá, en gran medida, del presupuesto que tengas. De todos modos, es fácil encontrar paneles LCD con muy buenos atributos en una franja de precio realmente interesante.

Sonido

La importancia del sonido en un televisorLa importancia del sonido en un televisor

El sonido es uno de los aspectos que, históricamente, se ha desatendido por parte de los fabricantes. Hace algún tiempo, no era difícil encontrar pantallas de buena calidad con un sonido muy pobre. En la gama media alta esta tendencia parece haberse revertido y muchos fabricantes incluyen soluciones de audio integradas de gran calidad.

Si buscas la mejor calidad en este sentido, fíjate en la cantidad de altavoces y en su distribución. Para asegurarte de que no se pierden matices, busca modelos con subwoofer incorporado. Con él, disfrutarás de mejores graves y un sonido mucho más equilibrado. Por supuesto, la potencia también es importante, sobre todo si deseas reproducir música o disfrutar al máximo de tus películas favoritas. Contar con un sistema de sonido con potencia suficiente evitará distorsiones cuando subas el volumen más de lo habitual.

Otra alternativa, es optar por un televisor que se venda junto a una barra de sonido. Muchas marcas han empezado a decantarse por esta estrategia. Uno de los motivos por los que los fabricantes no pueden integrar buenos altavoces en sus televisores es la delgadez de estos. En muchas ocasiones, el diseño queda por encima del sonido. Por eso, la solución intermedia es comercializar un sistema de audio incluido en el paquete de compra, pero independiente del televisor. 

HDR

HDR son las siglas de High Dynamic Range, o lo que es lo mismo, alta gama dinámica. Gracias a esta tecnología, se consigue un mejor rango dinámico de luminancia entre las zonas más claras y las zonas más oscuras de la imagen que aparece en pantalla. De este modo, se logra una mayor calidad de visualización sin importar la luminosidad de la escena que estemos contemplando.

En la actualidad hay varios formatos de HDR. Uno de los más populares es el HDR10, y la evolución planteada por Amazon y Samsung, llamada HDR10+. Dolby Vision también es otro nombre habitual en este campo. Hay televisores que son compatibles con alguna de estas tecnologías, pero también los hay que admiten ambas especificaciones. Ten en cuenta que, para disfrutar al máximo de esta tecnología, es necesario reproducir contenido que haya sido adaptado.

Resolución

¿Qué podemos decir de la resolución? ¿Cuál es la mejor opción hoy en día? En la actualidad se venden televisores con resolución FullHD y 4k. También empiezan a aparecer algunos paneles con resolución 8K. Te hablamos brevemente de cada una de estas resoluciones para ayudarte a elegir.

  • FullHD. Es una resolución muy popular. Ha sido la opción predeterminada de los consumidores durante años y, en su momento, supuso un gran avance frente a los equipos HD. Sin embargo, en la actualidad la adquisición de un televisor con resolución FullHD es poco recomendable. Cada vez hay más contenido pensado para paneles con una resolución mayor. Además, el precio de los televisores 4K se ha ajustado mucho en los últimos tiempos. Eso sí, pueden ser una buena elección en algunos casos muy concretos, como la instalación de un televisor pequeño en una estancia secundaria. También te ayudarán a obtener un ahorro considerable.
  • 4K. Sin duda, se está convirtiendo en el nuevo estándar. De hecho, la mayoría de las opciones que te hemos propuesto tienen esta resolución. Las plataformas en streaming ya ofrecen multitud de contenidos en 4K y los precios de estos paneles cada vez son más ajustados. Si buscas un televisor para el salón donde consumir mucho contenido desde diversas plataformas, como películas o series, el 4K es, hoy en día, la opción más sensata.
  • 8K. La resolución 8K es más una anécdota que una realidad. Las principales firmas quieren demostrar de lo que son capaces presentando prototipos de grandes dimensiones, donde esta resolución juega un papel muy importante. Todos estos productos son de una gama muy alta, con especificaciones realmente impresionantes, y no están pensados para un mercado generalista. De igual forma, el contenido adaptado a esta resolución es casi inexistente.

Teniendo en cuenta los aspectos mencionados, seguro que tienes más claro cuál es la resolución adecuada en tu caso. En definitiva, se trata de evaluar qué contenido se va a reproducir y de cuántas pulgadas precisas. Ambas variables te permitirán escoger entre un panel FullHD o 4K de forma acertada.

Latencia y tiempo de respuesta

La latencia y el tiempo de respuesta son muy importantes si estás pensando en usar tu televisor para jugar. El primer concepto se refiere al tiempo que pasa desde que pulsamos un botón en el mando hasta que se refleja en la pantalla. Es cierto que en este proceso no solo influye el televisor, pero sí tiene un gran protagonismo. Por otro lado, el tiempo de respuesta se refiere al intervalo de tiempo que transcurre hasta que cada píxel adquiere el color adecuado en cada caso.

Debemos advertirte que, pese a las desigualdades que haya entre dos televisores distintos, ambos valores son difíciles de apreciar a efectos prácticos. En realidad, es importante tener en cuenta ambos aspectos solo en el caso de que vayas a jugar de forma muy intensiva y frecuente.

Profundidad del color

En el mercado actual se pueden encontrar paneles con 8 y 10 bits. ¿Qué diferencia principal hay entre ambos? La profundidad del color. Las pantallas con 8 bits son capaces de reproducir más de 16 millones de colores. Y, aunque pueda parecerte una cifra elevada, aquellas opciones con 10 bits admiten casi 1.100 millones de colores. La diferencia, que es muy notable, se traduce en unos colores más reales y una precisión cromática muy superior.

Los modelos de gama media alta suelen decantarse por los 10 bits, pero los de precio más comedido se limitan a 8 bits. Con todo, también los hay que emulan los 10 bits gracias a diversas tecnologías.

Sistema operativo

Los servicios en streaming son imprescindiblesLos servicios en streaming son imprescindibles

Cuando hablamos de un televisor, hablamos de entretenimiento. Por eso, es imprescindible que sea capaz de ejecutar las aplicaciones de las principales plataformas, como HBO, Spotify, Netflix, YouTube, Prime Video y más. Los principales fabricantes se han asegurado de que en sus sistemas operativos se incluyan la mayoría de los servicios más populares. ¿Qué opciones tienes en este sentido?

  • Android TV. Es la opción perfecta si quieres tener a tu disposición todas las aplicaciones existentes en la actualidad. También es una forma ideal de disponer del asistente de Google. Otro punto a favor es que incluye la opción Chromecast, que te facilitará el envío de contenido desde tu teléfono móvil o tableta.
  • WebOS. Es el sistema operativo de LG. Dispone, además de las principales aplicaciones de entretenimiento, de navegador y otras opciones inteligentes. Tiene una interfaz muy minimalista y es muy fácil de utilizar. 
  • Tizen. Es el software que incorporan los equipos Samsung. Está integrado con la mayoría de las plataformas, además de ofrecer algunos añadidos interesantes, como la compatibilidad con AirPlay 2. Tiene algunas aplicaciones propias de la compañía que tratan de generar la sensación de ecosistema, como el navegador de Samsung y la galería de fotos de tu dispositivo móvil.

Aunque estos son los principales sistemas, otros fabricantes usan software alternativo que también permite acceder a los servicios más conocidos. Por último, si eres usuario de un dispositivo de entretenimiento externo, como el Apple TV o el Fire TV de Amazon, el sistema operativo incluido en tu televisión no debería ser un aspecto determinante.

Conectividad

La conectividad de un televisor también es de vital importancia. Aunque la cantidad de interfaces necesarias dependerá del contenido que desees reproducir o de los periféricos que quieres conectar, hay algunas conexiones imprescindibles.

  • HDMI. Es la conexión mas necesaria de todas. Gracias a ella, puedes conectar dispositivos multimedia externos, ordenadores o consolas. Si deseas las mejores prestaciones, te recomendamos que te decantes por la versión HDMI 2.1.
  • Wifi. Una opción de conectividad imprescindible para reproducir contenido en streaming. Además, es necesario si el modelo elegido no cuenta con conexión Ethernet o su instalación se realiza lejos del rúter.
  • Bluetooth. Con el Bluetooth obtienes un extra de conectividad. Gracias a él podrás vincular un teclado, un ratón o unos auriculares. También es ideal para conectar mandos de juego.
  • USB. ¿Guardas algunas fotos en un lápiz de memoria? ¿Tienes un disco duro externo lleno de vídeos? Entonces necesitas que tu nuevo televisor tenga conexión USB.
  • Ethernet. Aunque no es imprescindible, gracias al buen rendimiento de las conexiones Wifi, es recomendable si vas a reproducir mucho contenido en remoto. De igual manera, la conexión a la red mediante cable es interesante para visualizar archivos alojados en la propia red local.
  • Conexiones de audio. Las conexiones de salida de audio más habituales son el jack y la salida óptica digital. Si dispones de ambas, te será mucho más sencillo conectar un equipo de audio, como una barra de sonido o una minicadena.
  • Vídeo compuesto. La conexión de vídeo compuesto solo es necesaria en el caso de que quieras conectar equipos antiguos, como reproductores de DVD o VHS. Además de la conexión de vídeo, representada por la una clavija de color amarillo, también es necesario disponer de una entrada de audio de dos canales. 

Asistente de voz

Cerramos este listado de todos los aspectos para tener en cuenta a la hora de comprar un televisor con los asistentes de voz. En este apartado debemos hablar de dos actores principales: Alexa y Google Assistant. Y esta no es una elección insustancial. Al contrario, muchos usuarios han forjado todo un ecosistema de dispositivos inteligentes, pantallas y altavoces en torno a alguna de estas dos opciones. Si quieres que tu nueva televisión se integre de forma más natural en tu hogar inteligente, es necesario que el asistente que incorpore sea el que usas con más asiduidad.

Ambos ofrecen características similares, como la creación de rutinas, el control de los diferentes dispositivos conectados y el manejo de los servicios adicionales de cada compañía. Es difícil recomendarte uno de los dos, pero sí debemos insistir en que debe coincidir con el que usas habitualmente en casa. 

Mejores marcas de televisores

Logotipo de SamsungLogotipo de Samsung

En las siguientes líneas, te ofrecemos un repaso por los mejores fabricantes de televisores del mundo. ¿Nos acompañas?

LG

LG es una corporación coreana fundada en el año 1947. Una de sus especialidades es la fabricación de paneles, siendo el segundo fabricante de pantallas LCD del mundo. También produce lavadoras, secadoras, microondas, cámaras digitales y otros productos de consumo. En cuanto al diseño de teléfonos inteligentes, la compañía anunció que abandonaba este mercado en 2021.

Samsung

Samsung es una compañía coreana fundada en el año 1938. Aunque los usuarios la identifican rápidamente por sus televisores y teléfonos móviles, es una empresa que vende seguros, construye barcos, participa en la investigación farmacéutica y hasta dispone de su propia tarjeta de crédito. Samsung Display es la división que diseña los paneles de sus televisores.

Panasonic

La empresa japonesa Panasonic fabrica, además de televisores, todo tipo de productos electrónicos, como reproductores de DVD y de CD, electrodomésticos y más. Además, es propietaria de otras marcas conocidas, como Technics, Lumix o Sanyo. Debemos remontarnos al año 1918 para asistir al nacimiento de la compañía.

Sony

Sony es un grupo empresarial japonés que fue fundado en el año 1946, hace más de 75 años. Produce todo tipo de productos relacionados con la electrónica, entre los cuales se incluyen los televisores. Sin embargo, también ha obtenido una buena reputación por sus teléfonos móviles, sus cámaras digitales y su consola de videojuegos, la PlayStation.

Hisense

Hisense es una marca china que fabrica todo tipo de electrodomésticos y que se caracteriza por su buena relación calidad precio. Aunque tiene más de 50 años de historia, ha sido recientemente cuando ha adquirido cierta notoriedad gracias a sus productos electrónicos, como televisores y sistemas de audio. También es conocida por su firma Hitachi.

Philips

Philips es la única marca del listado de origen europeo. Fue fundada en el año 1891 por Gerard Philips. Sus inicios vienen marcados por la fabricación de bombillas. No obstante, en la actualidad fabrica radios, afeitadoras y otros electrodomésticos. Es uno de los fabricantes más icónicos de televisores. En el 2014, fue una de las primeras marcas en lanzar una televisión inteligente con sistema operativo Android.

TCL

TCL es una empresa china especializada en productos electrónicos de consumo. Además de televisores, la mayoría de ellos inteligentes y con asistentes de voz, fabrica teléfonos móviles, auriculares, tabletas y relojes inteligentes. Fue fundada en el año 1981 y comenzó a expandirse en el año 1999. En la actualidad, es el segundo fabricante de televisores del mundo.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?

Desconectado

Desconectado