Qué son las plantillas de Excel

Las plantillas de Microsoft Excel son ficheros prediseñados que incluyen diversos elementos gráficos, funciones, patrones o estructuras. Con ellas, el usuario no debe preocuparse por el diseño, pudiendo centrarse únicamente en introducir contenido.

Para entender mejor el objetivo de las plantillas, piensa en el siguiente ejemplo. Supongamos que un usuario desea crear un calendario para coordinar las actividades en una academia. Lo primero que debería hacer es diseñarlo sobre la hoja de cálculo, aplicándole formato a las celdas para obtener los elementos incluidos de forma habitual en un calendario. Con el diseño finalizado, se encargaría de introducir los datos para organizar correctamente las actividades. Sin embargo, una opción más simple es utilizar una plantilla de calendario. Así, puede realizar la mitad del trabajo en unos pocos clics.

Microsoft Excel incluye una larga lista de plantillas de forma oficial. Todas ellas son gratuitas. Para acceder a la galería, usa el botón More templates, ubicado en la pantalla de bienvenida.

Entrar a la galería de plantillasEntrar a la galería de plantillas

Aprovecha el buscador y las diferentes categorías para localizar aquella que se adapte a las necesidades de tu proyecto.

Buscar plantillasBuscar plantillas

Una vez la encuentres, haz un doble clic sobre ella para cargarla.

Plantilla para un calendario académicoPlantilla para un calendario académico

Inmediatamente, te encontrarás en la zona de trabajo de Microsoft Excel. El diseño de la plantilla se habrá aplicado a tu nueva hoja de cálculo.

Asimismo, también es posible crear plantillas propias. Para ello, debes crear tu diseño personalizado y guardar el archivo en el formato adecuado. En la ventana Save this file, selecciona la opción Excel Template (*.xltx). Este se diferencia del formato más frecuente, que emplea la extensión XLSX.

Crear una plantilla personalizadaCrear una plantilla personalizada

Una vez dispongas de tu plantilla, haz un doble clic sobre ella para abrirla desde el explorador de archivos. Úsala tantas veces como lo necesites. Cuando abras la plantilla y realices modificaciones, Excel te pedirá que guardes el libro como un archivo XLSX, preservando, de esta manera, la estructura y el diseño de la plantilla y evitando sobrescribir los cambios.