Cómo usar WinRAR y cómo funciona

WinRAR se puede usar de dos maneras diferentes:

  • Desde la propia aplicación: si ejecutas la aplicación accederás al panel de mandos de WinRAR. Este ejerce como una especie de explorador de archivos desde el que podrás explorar todas las carpetas de tus discos duros de una manera muy similar a las ventanas de Windows. Aquí se pueden seleccionar archivos de manera individual y aplicar sobre ellos las diferentes acciones con las que cuenta el programa, como la creación de archivos comprimidos o la extracción. Al mismo tiempo también cuenta con un buscador integrado y funciones como visor o testeador para encontrar posibles errores dentro del archivo en cuestión.
  • Desde los menús contextuales: al final de la instalación de WinRAR se ofrece al usuario la posibilidad de integrar las funciones del programa en los menús contextuales de Windows. Esto significa que si te diriges a cualquier archivo y haces clic sobre él con el botón derecho del ratón, entre las funciones que despliegues encontrarás las que son propias de WinRAR. Con este simple clic accederás a la creación de nuevos archivos comprimidos, a su envío comprimido por correo con el cliente de e-mail que se tenga asignado, la extracción de archivos comprimidos indicando la carpeta de destino…

Como se puede observar no es un programa que plantee una gran dificultad a la hora de su manejo. Se ha de tener claro, eso sí, que la posibilidad de usarlo o no en algunas ocasiones dependerá de los formatos de archivo que hayamos vinculado a él en uno de los pasos finales de la instalación.