Logotipo moderno de Windows

No han transcurrido todavía dos meses desde el lanzamiento de Windows 10 y según los datos que ofrece StatCounter Global Stats, Windows 10 ya cuenta con una tasa de adopción del 7,04% a 8 de septiembre de 2015.

Se pueden considerar unos buenos datos, puesto que Windows 10 sigue progresando aunque todavía no ha alcanzado a XP (que pese a no contar ya con soporte técnico y hacer bastantes años que fue lanzado sigue con un 9,37%) y está lejos de Windows 7, que con un 52,64% es el que nos va a ocupar hoy.

La tasa de adopción de Windows 7 gana por goleada a la de Windows 10 a 8 de septiembre de 2015La tasa de adopción de Windows 7 gana por goleada a la de Windows 10 a 8 de septiembre de 2015

¿Por qué los usuarios de Windows 7 no actualizan a Windows 10?

Bueno, ésta es una pregunta que admitiría múltiples respuestas. Podemos barajar diferentes causas, como que los usuarios no estén completamente convencidos de cambiar de un entorno en el que se sienten cómodos como es Windows 7 a uno nuevo por mucho que se le parezca, que sus copias de Windows 7 no sean todo lo legales que deberían y no puedan aprovecharse de la actualización gratuita a 10 o, simplemente, que estén esperando el lanzamiento del primer Service Pack como algún caso que conozco.

De todas maneras la nueva versión del sistema operativo de Microsoft cuenta con suficientes motivos para que cualquiera dé el salto a él desde uno que en algunos aspectos se está quedando obsoleto. Máxime teniendo en cuenta características como Cortana o el regreso del Menú de Inicio que lo hace más familiar para el tradicional usuario de Windows.

Ahora bien, estos pueden ser motivos muy subjetivos para no querer migrar... sin embargo hay otros que no lo son tanto, como las mejoras en seguridad.

También te puede interesar: Cómo conseguir Windows 10 gratis

Windows 10 es más seguro que Windows 7

Aunque es cierto que W10 no cumple a la perfección con todas las funciones prometidas en relación a Enterprise Data Protection y Passport Enterprise (seguridad para empresas), que se esperan que lleguen pronto, sí ofrece mejoras en seguridad incontestables respecto a Windows 7. Podemos verlas en la siguiente tabla en la que se comparan:

Área de seguridad Windows 7 Windows 10
Protección de identidad
  • Identificación Multifactor difícil y costosa de implementar
  • Aumento de los ataques exitosos de phishing contra cuentas de usuarios
  • Ataques de tipo Pass the Hash permite el robo de identidades
  • Microsoft Passport permite una implementación de la Identificación Multifactor más sencilla
  • Windows Hello permite la identificación biométrica para el acceso a dispositivos
  • Mejor gestión de acceso y de identidad gracias a Microsoft Azure Active Directory
Protección de datos
  • BitLocker ofrece configuración opcional de la encriptación de disco
  • La prevención de pérdida de datos requiere software opcional y frecuentemente disponibilidad de capacidad en unidades de terceros
  • La prevención de pérdida de datos interfiere en la experiencia de usuario en Internet que lastra su adopción
  • Se ha mejorado BitLocker haciéndolo más manejable y puede ofrecerse en la mayor parte de dispositivos
  • Enterprise Data Protection integra las necesidades de la prevención de pérdida de datos ofreciendo una mejor compartimentación y encriptación
  • Enterprise Data Protection ofrece una mejor experiencia de usuario independientemente del dispositivo
Resistencia ante amenazas
  • Todas las aplicaciones son marcadas como seguras hasta que se identifican como amenaza o son explícitamente bloqueadas
  • Más de 300.000 amenazas diarias que hacen difícil la protección
  • Proporciona una serie de protecciones contra amenazas pero muchas de ellas pueden afectar al usuario antes de que sean detectadas por un antivirus.
  • Device Guard ofrece protección en la versión de escritorio de manera similar al de un dispositivo móvil
  • Todas las aplicaciones se han de someter a Device Guard para demostrar que no constituyen un riesgo
  • Device Guard se trata de la mejor protección desarrollada por Microsoft para sus versiones de escritorio
Seguridad en los dispositivos
  • La seguridad de la plataforma se basa en lo que una aplicación puede hacer por sí misma pero no aseguran un correcto funcionamiento en caso de infección
  • El malware puede afectar el hardware o el sistema operativo sin que haya manera de conservar su integridad una vez se ha infectado
  • Seguridad basada en el hardware que certifica la integridad del mismo en caso de ataque o infección
  • UEFI Secure Boot y Trusted Boot que previene ante una integración del malware en el sistema operativo o el propio hardware y mantienen su integridad

Lo arriba expuesto debería ser argumento convincente para cualquiera que dude en dar el paso a Windows 10. Windows 7 es un sistema operativo lanzado hace ya 6 años, por lo que es de perogrullo decir que las amenazas a las que tiene que hacer frente hoy en día lo superan sobradamente.

Cierto es que sigue disponiendo de apoyo técnico por parte de Microsoft, pero no puede garantizar su integridad ante los nuevos riesgos que existen en la web. Recordemos que los dispositivos móviles y el uso de los servicios web se han extendido muchísimo desde que éste apareció y que nuestra actividad cada vez está más vinculada a ellos. Es lógico por tanto que nuestras medidas de seguridad se actualicen y adapten a estos nuevos usos.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?