Internet Explorer

Internet Explorer, como la mayoría de navegadores, dispone de una opción para almacenar todas las páginas visitadas a lo largo de un determinado periodo: se trata del historial.

De la misma forma, también dispone de opciones para borrar dicho historial y eliminar en nuestro equipo el rastro de navegación.

Pero si sospechas que alguien se está conectando a Internet desde tu ordenador y no dispones más que de Internet Explorer instalado, puedes eliminar esta funcionalidad del navegador para impedir el borrado de estas "huellas" de navegación y descubrir a qué sitios web se conecta el intruso en cuestión.

Para ello, después de crear una copia de seguridad del registro de Windows, sigue estos pasos:

  • 1. Ve a Inicio >> Ejecutar.
  • 2. Teclea "regedit" y pulsa "Aceptar".
  • 3. Sigue la siguiente ruta: HKEY_CURRENT_USERSoftwarePoliciesMicrosoftInternet ExplorerControl Panel. Si no existe alguno de los directorios, créalo.
  • 4. Una vez dentro de "Control Panel", crea un nuevo "DWORD" y nómbralo como "History". Haz uso del menú contextual que aparece pulsando con el botón derecho del ratón en el panel de la derecha.
  • 5. Asígnale el valor "1".
  • 6. Para finalizar, reinicia el equipo.

En caso de que suceda algún error, restaura la copia del registro que has realizado con anterioridad.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?