Esculturas de madera de nativos norteamericanos

El descubrimiento de América por parte de los europeos se puede afirmar que no fue vivido de igual manera en un lado del Atlántico y en otro. La barbarie colonizadora y civilizadora ha ido transformándose a lo largo de los siglos en un proceso de borrado de memoria, y por tanto de identidad, de las sociedades humanas originarias de este continente. Dicho proceso, en muchos casos derivado de la ignorancia, llega a nuestros días y también tiene su lugar en la red y en concreto en Facebook.

Colorlines se hace eco del caso de Dana Lone Hill (que vendría a ser, en castellano, Dana Colina Solitaria) es nativa de América del Norte y pertenece a las tribu de los Lakota. Es usuaria de Facebook desde 2007 y el lunes de la pasada semana vio como la red social suspendía su cuenta. ¿El motivo? Colina Solitaria no le parece a Facebook un nombre real.

Para tratar de restablecer el nombre Dana se puso en contacto argumentando que los suyos eran los apellidos familiares. Su cuenta fue restablecida pero pocas horas después fue explusada otra vez.

Cuando trató de conectarse de nuevo recibió el mismo mensaje que cuando su cuenta fu suspendida, salvo que ahora además se le instaba a reunir documentación personal que acreditase su identidad: Dana aportó una identificación con fotografía, un carnet de biblioteca y el correo en el que pedía a la empresa el restablecimiento de su cuenta.

No es el primer caso en el que  Facebook va contra nativos americanos

El caso de Dana Lone Hill no es el único. Tal y como explica ella misma en Last Real Indians, se han dado más situaciones similares que afectan a la comunidad de nativos de Estados Unidos. Indagando descubrió casos como el de los usuarios Shane y Jacqui Creepingbear, que tuvieron que aportar identificaciones para demostrar que no usaban nombres falsos:

Shane hacía público en Twitter y con evidente malestar el mensaje en el que Facebook le invitaba a introducir un nombre actualizado, además de sugerir que echase un vistazo a las normas sobre nombres permitidos en la red social.

El caso de Shane y Jacqui, que forman parte de la tribu Kiowa, se solucionó cuando conocidos suyos relacionados con la industria tecnológica contactaron directamente con Facebook y han conseguido que, además de restablecer sus cuentas, estas no vuelvan a ser cuestionadas.

Pero como decíamos antes, tal y como cuenta Dana no se trata de casos aislados: usuarios que se ven obligados a cambiar su nombre cherokee a inglés, otros que han de incluir su nombre completo o personas como Oglala Lakota Lance Brown Eyes, que tuvo que cambiar su nombre y dejarlo en Lance Brown.

También te puede interesar: Facebook se disculpa ante la comunidad LGBT y acepta el uso de alias

Un proceso administrativo molesto

Y no es que Facebook vaya en contra de la comunidad nativa americana ni de nadie en concreto... o eso queremos creer. De hecho en todos estos casos las cuentas han sido restablecidas con el nombre de usuario apropiado. Eso sí, mediante la amenaza de acciones legales en forma de demanda en algunos casos, que han forzado a los de Menlo Park a disculparse además de permitir de nuevo a sus usuarios usar su verdadero nombre.

Dana Lone Hill también ha podido recuperar su cuenta con su nombre tras no haber podido utilizarla durante buena parte de la semana pasada. Tras haberse hecho público el caso, Facebook ha contactado con ella pidiendo disculpas y argumentando que dicha suspensión ha sido por error.

Y es considerado molesto puesto que por breve que sea, lo es para cualquiera que sea vea obligado a justificar su identidad y más en función de criterios tan occidentales.

La cruzada de las minorías contra Facebook

No son pocas las comunidades sociales, supuestamente minoritarias, que se han visto inmersas en problemas con Facebook a cuenta de sus nombres. Y eso que aunque se insta en sus normas a utilizar nombres de la vida real, en ningún caso se requiere un nombre legal. Quienes más problemas suelen tener son miembros de la comunidad de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales, que con frecuencia han visto sus derechos pisoteados pero estos sí han recibido una disculpa oficial de la empresa en forma de comunicado.

Sin embargo a la comunidad nativa de Estados Unidos todavía no se ha dirigido la empresa para pedir perdón por estos casos. Desde la misma se dice que se está trabajando en implementar mejoras que eviten problemas como los acarreados a estas personas y así hacer posible que Facebook puede ser utilizado por cualquiera.

Relacionados

Otros relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?