Plantalamparas

Las zonas rurales de los países latinoamericanos tienen una enorme falta de suministros energéticos. Se trata de zonas que están muy aisladas, que a lo mejor sólo disponen de una única vía de acceso, y hasta donde es complicado llevar una infraestructura suficiente para dotarlas de servicios. Es más, cuando se sobrevienen desastres naturales sobre estas comunidades en muchas ocasiones no se puede reparar los daños causados por los mismos, con lo que los indígenas se pueden quedar sin un servicio indefinidamente.

En Perú un grupo de alumnos y profesores de la Universidad de Ingeniería y Tecnología de Lima —a partir de aquí UTEC— han decidido que ya iba siendo hora de abordar este problema de una forma más eficaz. A continuación se puede leer una pequeña declaración de intenciones de parte del profesor Mundo Elmer Ramírez, de la Universidad de Ingeniería y Tecnología de Lima:

Nuestra solución es más específica, a menor escala, con la función de iluminar determinadas zonas de la selva.

Es por eso que se decidieron a publicar un artículo en el que recogen un experimento muy interesante: crear “plantalámparas”, lámparas creadas usando recursos naturales que en la zona en la que se ha aplicado este experimento se pueden encontrar en abundancia. Se ha conseguido crear, gracias a la labor de este equipo de académicos, un aparato que funciona sin necesidad de redes eléctricas, de forma limpia y sostenible. Las plantalámparas se componen de los siguientes elementos:

  • Una planta viva
  • Tierra abonada
  • Un macetero con un sistema de riego en la parte inferior para alimentar el generador de energía
  • Un interruptor de 3 posiciones para encender, apagar y cargar la batería de la lámpara
  • Un generador de energía
  • Una electrónica tarjeta de control del sistema
  • Conectores alimentadores de energía
  • Una luz LED
La idea era crear una fuente de luz limpia y autosostenibleLa idea era crear una fuente de luz limpia y autosostenible

Para afrontar la creación de estos aparatos era necesario emprender un estudio previo de la situación y realizar un buen análisis del lugar en el que se iba a implantar esta tecnología.

Bases del estudio de las plantalámparas

Los académicos que han realizado el estudio se fijaron en la comunidad nativa Nuevo Saposa, que pertenece al grupo étnico Shipibo Conibo y está ubicada en los alrededores del Rio Tachitea en Ucayali. La única forma de llegar a la aldea donde vive esta comunidad es por vía fluvial, y como ya hemos comentado al principio del artículo fue un desastre natural, en este caso una inundación, la que destrozó los cables del suministro eléctrico y dejó sin electricidad a sus 173 habitantes.

La forma de intentar renovar las fuentes de luz eléctrica pasó por tres fases de estudio, que vamos a detallar a continuación.

Investigación del suelo

Debido a que se iban a utilizar plantas como forma de producir energía, analizar el suelo en el que crecen resulta primordial antes de empezar a elaborar la idea. Se tomaron medidas de PH, temperatura de la tierra, niveles de humedad, se tomó la temperatura ambiente y la de la planta, y también se midió el voltaje y el amperaje generado en las muestras que se tomaron.

Investigación del agua

El grupo de académicos de la UTEC no tenían ningún tipo de referencia sobre el agua de la zona, y empezaron por descubrir las carencias de la población y su relación con el elemento. Después ubicaron el punto de abastecimiento principal de agua y tomaron muestras de la misma, ya que es importante mantener la planta húmeda, y así saber cómo afectará la calidad del riego al vegetal, ya sea de forma ácida o alcalina.

La comunidad nativa se beneficiará mucho de este inventoLa comunidad nativa se beneficiará mucho de este invento

Encontrar una planta adecuada

La planta que se debía incorporar al invento debía ser autóctona de la zona, de fácil reposición y durable. Los investigadores tuvieron que encontrar una especie adecuada que cumpliese con esas y más características, de forma que en caso de que la planta muera se pueda reemplazar fácilmente causando un impacto ecológico mínimo.

¿Cómo funcionan las plantalámparas?

Los investigadores de la UTEC consiguieron tener una plantalámpara lista después de muchos prototipos y de jornadas de trabajo, con lo que consiguieron por fin tener un modelo que funcionaba. Hace muy poco tiempo que las han acabado, y las entregaron en la comunidad nativa la última semana de octubre. Aquí se puede ver un vídeo de toda esta aventura:

En cuanto a la explicación de cómo funcionan, lo mejor es acudir a la fuente, el profesor Ramírez:

Las plantas toman del medio ambiente el CO2 (dióxido de carbono) y la radiación solar y, debajo de la tierra, el agua y los minerales. A través de estos componentes, obtienen nutrientes para su desarrollo, que fabrican en exceso.

El profesor Ramírez ha explicado después que “la planta expulsa al terreno los nutrientes que le sobran”, y después de eso interactúa con microorganismos a través de un proceso químico que genera electrones. La finalidad de las plantalámparas pasa por capturar esos electrones y pasarlos a una batería que, una vez cargada, permite alimentar una lámpara eficiente de bajo consumo —en este caso una lámpara LED—.

Las baterías que alimentan estas lámparas LED tienen una autonomía de unas dos horas, y pueden recargarse de forma natural a través de la propia electricidad que genera la planta durante el día.

Las plantalámparas son una interesante vuelta de tuerca al concepto de la autosostenibilidad. Es una gran iniciativa, y esperamos que se pueda aplicar este mismo principio en otros ámbitos y lugares donde el acceso a la electricidad es más sencillo, pero quizá se necesiten recetas de sostenibilidad más adecuadas.

Fuente | El Comercio

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?