Mark Zuckerberg, creador de Facebook

La paternidad-maternidad hace unos pocos días que llamó a la puerta de los Zuckerberg-Chan y lo quieren celebrar aportando su granito de arena para mejorar el mundo. Aunque ellos, aportan un desierto lleno de granos.

El creador de Facebook y su esposa han dado la bienvenida a este mundo a su hija Max con una carta que han hecho pública en la red social, y en la que anuncian la creación de la fundación Chan Zuckerberg Initiative, una plataforma a la que destinarán el 99 por ciento de sus acciones de Facebook para, literalmente, “promover el potencial humano y la igualdad para todos los niños de la próxima generación”. La fundación se especializará inicialmente en la educación, la cura de enfermedades, la conectividad entre personas y la construcción de comunidades fuertes.

Para que tu generación pueda vivir en un mundo mejor, hay tanto que nuestra generación puede hacer.

Daremos el 99 por ciento de nuestras acciones de Facebook –valoradas actualmente en 45.000 millones de dólares- durante nuestras vidas para hacer progresar esta misión. Sabemos que es una pequeña contribución en comparación con todos los recursos y el talento que ya está puesto en esta tarea. Pero queremos hacer lo que podamos, trabajar al lado de todos ellos.

Esta donación se hará de manera progresiva, pero marca el compromiso con la sociedad de esta pareja, y es que la filantropía no es un concepto nuevo para ambos. El joven creador de Facebook es uno de los millonarios que a más causas contribuye año tras año (sanidad, educación, etc.). Sin ir más lejos, hace solo unos pocos días, se sumó a Bill Gates en la iniciativa de invertir en energías limpias, y desde hace tiempo forma parte del "Pacto de dar" (The Giving Pledge), que el mismo Gates promovió en 2010 junto a Warren Buffet.

No es oro todo lo que reluce

Todos los medios nacionales e internacionales se han apresurado a recoger la noticia de la fundación y su increíble donación, lo que contrasta con el seguimiento que se hace en muchas ocasiones de titulares menos favorables para el apellido Zuckerberg. A lo largo de los años, no todo ha sido de color de rosa para la compañía, y se han visto envueltos en algunas polémicas, sobre todo por problemas de privacidad, aunque de estos asuntos se habla mucho menos en los grandes grupos media. En concreto podríamos citar grandes fallos de privacidad, como en 2012, cuando muchos usuarios vieron como en su perfil aparecían publicados sus mensajes privados.

Otro escándalo se produjo en 2010, cuando la información personal de decenas de millones de usuarios se compartió a través de populares aplicaciones como FarmVille. El caso no quedó impune, y aunque el escarnio público no llegó a mayores, la empresa tuvo que aceptar auditorías privadas en temas de privacidad durante los siguientes 20 años. Tampoco podemos olvidar los problemas que da que alguien suba con impunidad un contenido a Facebook que no es suyo o la censura que se intenta imponer en temas como la desnudez, mientras que otros temas que podrían resultar más "hirientes" como publicaciones nazis o machistas, han eludido a su rodillo.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?