Interactuar con las plantas es posible

Lo que comenzó como un proyecto de arte conceptual ha madurado con el paso de los meses y se ha transformado en una interesante propuesta que podría mejorar nuestra relación con el mundo biológico que nos rodea. Parece ciencia ficción, y es posible que lo sea. Lo importante es que Microsoft está investigando seriamente las posibilidades de comunicación que podemos tener con las plantas. Con un aparato podríamos establecer comunicación con ellas y esto abre nuevas utilidades que pueden cambiar el mundo

Helena Steiner ha creado un proyecto en el organigrama de Microsoft Research que intenta permitir a los seres humanos establecer contacto con las plantas y, una vez éstas reciban la comunicación, poder responder. Para ello sería necesario un ordenador que estaría conectado a una planta en particular. Este proyecto, de nombre Florence traduciría las palabras al lenguaje biológico de los impulsos eléctricos. Una vez reciba la respuesta, estos impulsos volverían a convertirse en palabras que saldrían directamente desde el dispositivo enganchado a la planta.

¿Cómo se habla con las plantas?

El proyecto Florence (el ordenador) estaría conectado a una estación de carga situada en la parte inferior de la planta y aprovecharía de la sensibilidad del ser vivo a las diferentes frecuencias de la luz. A través de esta manipulación, y haciendo comparaciones con multitudes de plantas, se podría trasvasar dicho impulso al lenguaje natural que conocemos. Al interactuar con una planta del proyecto del equipo de programación Studio 99, el mensaje se marca como positivo o negativo. Este mensaje se convierte en un color que ilumina la planta y según el tipo de luz, permite que la planta lo pueda interpretar como algo bueno que puede hacerla florecer o no. Más tarde, la máquina lee la respuesta. Florence recibe ayuda de Twitter, pues según los impulsos eléctricos, se busca en la red social tweets similares a los sentimientos de la planta y utiliza esas palabras para crear una respuesta plausible. Es por ello que en el vídeo el humano escribe buenos días y la planta contesta todo está muy bien esta mañana.

El futuro aplicable

Sin duda, la base del proyecto Florence está lejos de ser alcanzada como un sistema de comunicación directo y “humano” entre nosotros y las plantas. Por otra parte, sí puede tener mucho recorrido, y de eso se habla actualmente, como aplicación que mejore la eficiencia y eviten el peligro de plagas en los campos de terreno agrícola. Al recibir alertas de los cultivos cuando tienen sed o están recibiendo ataques de insectos y especies invasoras se mejoraría exponencialmente el futuro de la agricultura a nivel global. Se podría poner remedio a enfermedades en estadios tempranos de desarrollo, por lo que se ahorraría esfuerzo, dinero y tiempo en el cuidado de unos cultivos que no desaparecerían con la facilidad actual. El estudio de Florence seguirá activo este verano, momento en el que científicos e ingenieros se unirán a un proyecto que podría cambiar toda una industria, la alimenticia, en el futuro.

Plantas y humanos podrán interactuarPlantas y humanos podrán interactuar

El futuro de Cleve Backster

El estudio actual de Microsoft Research no es una novedad en el ser humano. Desde la antigua Grecia numerosos filósofos han intentado entablar conversación con las plantas pero el primer acercamiento científico fue gracias a Cleve Backster, un antiguo interrogador de la CIA que por mera curiosidad conecto a las plantas un detector de mentiras y experimentó con ellas. Resultó chocante comprobar que las plantas reaccionaban de manera diferente ante eventos amenazantes o tranquilos. Cuando simulaba quemar una planta con fuego, los medidores cambiaban bruscamente.

Otros proyectos de Microsoft Research

MSR (Microsoft Research) es la división de la compañía de Redmond dedicada a la investigación. Se creó en 1991 para avanzar notoriamente en el arte de la computación. Ingenieros, programadores y científicos forman parte de la división, que viene haciendo proyectos desde hace años. El Holoflector (un antecedente directo de las Hololens) o diversas aplicaciones de realidad aumentada como SorroundWeb son solo algunas de los proyectos en los que MSR está investigando. From Captions to Visual Concepts es otro proyecto que obtuvo mucha repercusión, pues intenta que un software nombre e identifique fotografías mostrándolas simplemente.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?