Ning

Ahora que están de moda las redes sociales gracias a páginas como Facebook, Myspace o la española Tuenti, están empezando a florecer opciones que te permiten dar un paso más allá creando tu propia red social.

Si nuestra motivación principal es conocer a gente nueva, no tiene mucho sentido crear una red propia que nos separe de los millones de posibles nuevas amistades (y quién sabe si algo más) que hay en este tipo de páginas. Pero si lo que queremos es un espacio para comunicarnos con nuestro círculo de amigos, añadirle funciones de comunidad a nuestra web o montar un círculo social sobre una temática determinada (motos, caballos, esgrima medieval...), esta opción se vuelve interesante.

Existen propuestas para casi todos los gustos, y no hace falta ser un experto en programación para crearte tu propio Facebook.

La opción más sencilla y rápida es Ning, el Blogger de las redes sociales. Te inscribes, le pones un nombre a tu dominio .ning.com y ya puedes empezar a diseñar e invitar a nuevos miembros.

Ning tiene muchas opciones de configuración y cuenta con la mayoría de las características que se le piden a toda red social que se precie: la posibilidad de subir música y vídeo, abrir foros de discusión, disponer de una página individualizada con el perfil de cada miembro... incluso es compatible con Open Social, el API de Google para crear aplicaciones web, y se le pueden instalar un infinidad de ellas: chat, reproductor de audio, juegos de todo tipo...

Para quién disponga de un servidor y quiera personalizarse aun más la red social, existen infinidad de sistemas de gestión de contenidos (CMS) que en vez de crear blogs gestionan redes sociales. Aquí encontraréis una lista dónde aparecen 40 de ellos. Los hay muy interesantes, como Elgg, que acaba de recibir el premio de 2008 a la mejor plataforma de código abierto para crear redes sociales.

Relacionados

Opiniones de los usuarios

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?