Memorias no volátiles

Hace ya no sé si tres o cuatro años, compré mi primer pen drive de 64 MB. Una maravilla. Se acabaron los flopys, los Iomega etc., algo caro pero casi mágico. Hoy, por el mismo precio, tenemos 8 GB (pronto 32 GB), y no solo como pen drives, sino como multitud de pequeñas tarjetas con nombres casi inacabables como lo son sus fabricantes y aplicaciones. Todos estos dispositivos, están basados en las memorias denominadas Flash, y de ellas vamos a hablar ahora.

Las memorias Flash, derivan de las inicialmente comercializadas como EPROM, y posteriormente modificadas por Intel como EEPROM, las primeras solo borrables mediante rayos ultravioleta, y las segundas borrables eléctricamente, sin olvidar en cualquiera de los casos que son memorias ROM, es decir, de solo lectura. La evolución ha consistido en conseguir que eléctricamente se conviertan en memorias RAM no volátiles, es decir, que pueden ser grabadas y borradas parcialmente, y que los datos no se pierdan aunque no tengan alimentación. Estas memorias están basadas en elementos semiconductores alterables por impulsos eléctricos, que crean un mapa de carga eléctrica.

En principio, todo esto está muy bien, pero existen limitaciones. Por una parte, el precio, ya que el MB es mucho más caro que en un disco duro, aunque a cambio, al no tener partes móviles, no tiene problemas con golpes. Por otra, las velocidades de transferencia, son mucho menores que las de un disco duro y no digamos de las de una memoria DDR, y eso que en la actualidad se consiguen transferencias de 20MB/s. Finalmente, el ciclo de escrituras se sitúa en torno a las 100.000, lo que para pen drives, tarjetas y discos SSD, está muy bien, pero las hace impensables para sustituir a una memoria RAM convencional, que en pocos meses, quedarían inservibles.

Aunque estos dispositivos llevan mucho tiempo en el mercado (y lo que les queda), hemos considerado importante hablar de ellos antes de los que comentemos en la segunda parte.

Relacionados

Opiniones de los usuarios

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?