Los 10 mejores monitores calidad precio del 2021

Sin importar si lo usas para trabajar, jugar o consumir multimedia, el monitor de tu ordenador es una pieza clave a la hora de disfrutar de una experiencia de usuario satisfactoria. Si estás pensando en renovar este componente, aquí te damos algunos consejos que te ayudarán a acertar con la compra. Esta guía está pensada para que encuentres el mejor modelo del mercado en relación calidad precio.

Comparativa de monitores: los 10 mejores en calidad precio

Empezamos mostrándote los mejores monitores que puedes adquirir ahora mismo. Los precios que indicamos corresponden al momento en el que se redactó este artículo.

LG 24MP59G-P 24" LED Full HD IPS

LG ofrece con este modelo una pantalla accesible a todos. Tiene una diagonal de 24 pulgadas, tecnología IPS y resolución Full HD. Es compatible con la tecnología FreeSync de AMD y ofrece un tiempo de respuesta de 1 ms. Su precio es realmente ajustado. Puedes encontrarlo por unos 140 euros.

Samsung LF24T350FHRXEN 24" LED IPS Full HD

La marca coreana propone un monitor de precio razonable con algunas características interesantes. Es un panel IPS de 24 pulgadas con resolución 1080p. Su tiempo de respuesta es de 5 ms y tiene una frecuencia de actualización máxima de 75 Hz. Es una pantalla para todos los públicos de tan solo 130 euros.

BenQ GW2480E 23.8" LED IPS Full HD

BenQ también tiene mucho que decir en el campo de los monitores con buena relación calidad precio. En este caso, estamos ante un panel de 23,8 pulgadas con resolución Full HD y tecnología IPS. Si te preocupan los cables, dispone de un organizador integrado en la peana. Su precio es de 140 euros.

AOC 27B2H 27" LED IPS Full HD

Aumentamos la diagonal con esta propuesta de AOC. Hablamos del AOC 27B2H, que tiene 27 pulgadas Full HD, tecnología IPS, 75 Hz de tasa de refresco y un diseño con apenas bordes. Además, su peana permite regular la altura, lo cual te ayudará a mejorar el confort. Puede ser tuyo por unos 130 euros.

LG 25UM58 P 25 LED IPS Ultrawide Full HD

Si estabas pensando en comprar un modelo ultra panorámico, LG te hace una propuesta difícil de rechazar. El modelo 25UM58 tiene 25 pulgadas y una resolución UXGA (2560 x 1080 píxeles). Su relación de aspecto de 21:9 te ayudará a ver más ventanas al mismo tiempo. Su precio ronda los 140 euros.

Samsung LC49RG90SSRXEN 49" QLED Dual QHD

Nos ponemos serios con este modelo ultra panorámico de Samsung. Tiene 49 pulgadas, tecnología QLED y 120 Hz de tasa de refresco. Cuenta con una ligera curvatura y compatibilidad con FreeSync. También disfrutarás de otras características, como PiP o Eye Saver, que reduce la fatiga ocular. Aunque su precio habitual supera los 1000 euros, puede encontrarse en oferta por debajo de los 900 euros.

Philips E Line 278E1A 27" LED IPS Ultra HD 4K

Philips propone un monitor de 27 pulgadas con tecnología IPS y resolución 4K. Es un modelo claramente enfocado al entorno laboral, donde se requiere mayor precisión en las tareas. Su tiempo de respuesta se sitúa en los 4 ms y ofrece un diseño muy elegante. El precio de este Philips E Line es de 340 euros.

Asus VT168H 15.6" Táctil

Este modelo de ASUS tiene algo diferencial: es táctil. Es un panel de pequeñas dimensiones que apenas alcanza las 16 pulgadas. Tampoco destaca por su resolución, que se queda en HD. Sin embargo, es ideal para eliminar el ratón y el teclado, usándolo como TPV o en ciertos puestos de trabajo. Su precio se sitúa en los 171 euros.

LG 34WL50S B 34 LED IPS UltraWide Full HD FreeSync

Regresamos a la productividad con otra propuesta de LG. En este caso, estamos ante un monitor IPS ultra panorámico con resolución Full HD y compatibilidad con FreeSync. Tiene una diagonal de 34 pulgadas y un tiempo de respuesta de 5 ms. Además, integra un sistema de 2 altavoces de 5 W. El precio de este modelo es de 279 euros.

MSI Optix G271 27" LED IPS Full HD 144 Hz FreeSync

Ponemos punto y final a este listado con un modelo claramente enfocado al gaming. Viene con una tasa de refresco de 144 Hz, una resolución Full HD y compatibilidad con FreeSync de AMD. Es un panel panorámico de 27 pulgadas. Su tiempo de respuesta es de 1 ms. ¿El precio? Muy ajustado. Puede ser tuyo por 280 euros.

Tipos de monitores según su uso

Tipos de monitores según su usoTipos de monitores según su uso

Actualmente, la oferta de pantallas es abundante. Cada una de ellas ha sido diseñada para un uso específico. Descubre qué tipos de monitores encontrarás actualmente en el mercado y en qué cosas debes fijarte según el uso.

Para jugar

En el caso de que la pantalla que buscas sea para jugar, es necesario que cuentes con una buena resolución. No obstante, te recomendamos que eches un vistazo a las características de tu tarjeta gráfica para saber si ambos componentes se van a llevar bien. Si te decantas por modelos de más 27 pulgadas asegúrate de que la resolución sea QHD. También es importante contar con tecnologías que disminuyen la latencia y una tasa de refresco elevada. Por eso, te recomendamos que busques opciones con 144 Hz y menos de 4 ms en el tiempo de respuesta.

Otro aspecto interesante en los monitores destinados al gaming es la curvatura de la pantalla. Es habitual que sean más anchos y que ofrezcan una sensación de inmersión mayor. Asimismo, no te olvides de la compatibilidad con el HDR10. En este último punto se recomienda que el monitor sea capaz de alcanzar los 400 nits, aunque hay opciones que ya llegan a los 1500 o 1600 nits. Por supuesto, todas estas especificaciones se verán condicionadas a tu presupuesto. Si este es ajustado, piensa en monitores Full HD de dimensiones más comedidas, pero manteniendo la alta tasa de refresco y la baja latencia.

En último lugar, hablamos de G-Sync y FreeSync. Ambas son tecnologías que se encargan de sincronizar la frecuencia del monitor con la de la tarjeta gráfica. Como consecuencia, se consigue hacer desaparecer el tearing y el stuttering. El primer término, traducido como desgarro, hace referencia a la deformación que se produce cuando una línea horizontal atraviesa la pantalla de un lado al otro. Por su parte, el stuttering, o tartamudeo, se utiliza para hablar de la falta de fluidez a la hora de procesar la imagen. Ambos efectos son muy desagradables. Afortunadamente, una gama muy amplia de monitores son compatibles con los sistemas de sincronización de Nvidia y AMD.

Para ofimática y navegación por Internet

Si tu intención es trabajar con tu ordenador en documentos y hojas de cálculo, las dimensiones son un factor a tener en cuenta. Aunque dependerá en gran medida del espacio del que dispongas, puedes optar por configuraciones de doble monitor. Como alternativa, piensa en comprar un monitor con relación de aspecto 21:9, que destacan por ser muy anchos. En última instancia, también puedes elegir una pantalla de más 30 pulgadas con una relación de aspecto tradicional. En todos los supuestos se consigue lo mismo: mejorar la productividad aumentando el espacio para ventanas y otros contenidos.

Exponerse de manera continuada a un monitor puede ser perjudicial. En el caso de que vayas a pasar muchas horas delante de la pantalla, averigua qué modelos ofrecen tecnologías para reducir la fatiga ocular. Y si te va a tocar trabajar en las últimas horas del día, busca opciones que vengan con filtros de luz azul. Eso te ayudará a descansar mejor y a no perder la sensación de somnolencia. En definitiva, ya sea que vayas a abrir muchos documentos, administrar hojas de cálculo, navegar o ver vídeos, fíjate en el tamaño y el confort que te ofrecen las distintas opciones del mercado.

Para diseño gráfico o edición de vídeo

Cuando hablamos de crear contenidos lo mejor es utilizar pantallas de gran tamaño. Al fin y al cabo, como sucede con la ofimática, es preciso contar con un panel que te ayude a ser productivo. Por lo tanto, deberías elegir un monitor de al menos 27 o 30 pulgadas. Dependiendo del trabajo que vayas a realizar, es interesante buscar opciones con un ancho generoso. Estas suelen tener una relación de aspecto de 21:9. Comercialmente, se las llama ultrawide.

Asimismo, te aconsejamos que te decantes por opciones que ofrecen una reproducción de colores precisa. Para lograrlo, busca opciones IPS con una profundidad de 10 bits. Además, piensa en monitores que tengan calibración mediante hardware. Asegúrate de que al comprar tu monitor vas a recibir el kit de calibración. Algunos fabricantes lo incluyen en el paquete.

Características a tener en cuenta antes de comprar un monitor

Características a tener en cuenta antes de comprar un monitorCaracterísticas a tener en cuenta antes de comprar un monitor

Antes de lanzarte a comprar un nuevo monitor debes tener algunas cosas en cuenta. En los siguientes apartados te contamos qué factores son importantes para realizar una compra exitosa.

Tamaño

En la elección del tamaño del monitor influyen algunas variables que no debes olvidar. En primer lugar, piensa en el espacio físico que tienes a tu disposición. De igual manera, ten en cuenta a qué distancia de la pantalla te encuentras habitualmente. Si la mesa que utilizas es pequeña y estás a menos de 40 cm del monitor, con un modelo de 18 a 20 pulgadas será suficiente. Para distancias de 40 a 60 cm, elige modelos de hasta 27 pulgadas. Por último, los modelos de mayor tamaño y ultrawide son aconsejables cuando te encuentras a más de 60 cm del panel.

En segundo lugar, define el uso mayoritario que recibirá el dispositivo. Si vas a trabajar de manera intensa, los modelos de mayor tamaño te permiten mejorar la productividad. A la hora de jugar, también vale la pena optar por opciones con una diagonal generosa. Para consumir multimedia o navegar por Internet de manera ocasional, con monitores de un tamaño comedido bastará.

Resolución

La resolución está estrechamente ligada con el tamaño del monitor. En los paneles más pequeños, la resolución Full HD será más que suficiente. Antes de llegar al 4K, contempla la posibilidad de adquirir un monitor 1440p. Suelen ofrecer buenos resultados, incluso en las pantallas más grandes. Sin embargo, si buscas una pantalla para trabajar de forma intensiva, crear contenido o jugar, el 4K es tu resolución. Por supuesto, antes de embarcarte en la compra, comprueba que tu tarjeta gráfica va a ser capaz de mover esa cantidad de píxeles. Por lo general, si tienes un equipo relativamente moderno, no deberías tener problemas con esto.

Relación de aspecto

La relación de aspecto hace referencia a la proporción que sigue el panel entre su anchura y su altura. Anteriormente, los monitores para ordenador usaban una relación 4:3, con un formato casi cuadrado. Sin embargo, en la actualidad, la relación más habitual es la de 16:9, que denominamos como panorámica. Corresponde con la resolución Full HD, de 1920 x 1080 píxeles, y sus sucesores naturales, como el 4K. Eso no significa que sea la única. De hecho, los 21:9 ya hace tiempo que llegaron al mercado. Esta relación de aspecto permite que el monitor tenga una anchura muy superior a la altura. Contar con un monitor ultra panorámico es interesante si buscas mejorar la productividad o quieres adentrarte en tus juegos favoritos. Y si tu presupuesto es amplio, te recomendamos optar por monitores ultrawide curvos y con resolución QHD.

Tecnología

Si has estado navegando por el catálogo de las principales tiendas, habrás notado que los monitores usan diversas tecnologías. En el caso de las pantallas para ordenador, las marcas suelen emplear la tecnología LCD. Algunas utilizan denominaciones como QLED para referirse a sus productos, aunque en la práctica se trata de monitores LCD mejorados. Dentro de este tipo de paneles, es posible definir al menos tres tipologías secundarias.

  • IPS o In-Plane Switching. Destacan por una representación de los colores muy fiel a la realidad. Tienen ángulos de visión muy amplios que permiten disfrutar del contenido incluso al mirar el monitor de lado. Por contra, es habitual que no sean tan rápidos respondiendo como los VA o TN. Además, en ocasiones sufren fugas de luz.

  • VA o Vertical Alignment. Cuentan con una relación de contraste más alta y, como consecuencia, realzan las tonalidades oscuras. Si los comparamos con los IPS, su reproducción del color es menos precisa, pero superior a los modelos TN. También cuentan con menores ángulos de visión.

  • TN o Twisted Nematic. Su calidad de imagen es inferior si la comparamos con las variantes IPS y VA. Además, la reproducción del color es la menos precisa de todas y los ángulos de visión son muy bajos. Con todo, permiten disfrutar de un tiempo de respuesta ínfimo, de apenas 1 ms. También son capaces de ofrecer tasas de refresco altas.

Tasa de refresco

Cuando hablamos de la tasa de refresco nos referimos al número de imágenes por segundo que es capaz de mostrar el monitor. Para conocer este dato, es necesario que prestes atención a los hercios, abreviados como Hz. Con una tasa de refresco alta, la pantalla transmitirá una sensación de fluidez muy agradable. Los monitores más básicos son capaces de transmitir imágenes a 60 Hz. Los más avanzados logran cifras mayores, de hasta 144 Hz o más.

Principalmente, este es un dato interesante cuando el monitor se destinará a la ejecución de videojuegos. Además del panel, en esta ecuación juega un papel fundamental la tarjeta gráfica. Ambos componentes deben ser capaces de ofrecer un rendimiento similar. De lo contrario, la potencia de cualquiera de los dos quedará desaprovechada. Como ya hemos comentado anteriormente, los monitores VA son los más adecuados si buscas una sensación de fluidez mayor.

Tiempo de respuesta

La latencia o tiempo de respuesta hace referencia a lo que tarda cada píxel en cambiar su color. Tener presente este dato es de importancia si piensas utilizar tu monitor para jugar o ver películas. Cuando un objeto se mueve con rapidez, un tiempo de respuesta alto eliminará el desenfoque. ¿Qué se consigue con esto? Pues que la sensación de nitidez sea mayor. Si el tiempo de respuesta es demasiado elevado, cualquier elemento que se desplace a gran velocidad por el panel se verá borroso. Para la mayoría de los usos, comprar un monitor con menos de 5 ms de tiempo de respuesta será más que suficiente.

Diseño

El diseño es el asunto más personal que incluimos en este listado. Sin embargo, sí que deberías tener en cuenta aspectos como la calidad de los materiales, el tipo de soporte o el acabado de la pantalla. Puedes comprobar cosas como el encaje de los botones y su ubicación. Fíjate en que el ajuste entre el marco y el panel sea el adecuado. Echa un vistazo a la peana y comprueba que mantiene el monitor completamente inmóvil. De igual forma, el acabado de la pantalla puede ser brillante o mate. Dependiendo del lugar donde vayas a utilizar el monitor y la incidencia de luz, será necesario elegir uno u otro. Más allá de si es bonito o no, te aconsejamos que pienses en estos detalles para no llevarte una decepción tras la compra.

Funciones adicionales

Además de todo lo que hemos comentado hasta ahora, algunos monitores disponen de algunas funciones extra que marcan la diferencia.

  • Protección ocular. Los usuarios que pasan muchas horas delante del monitor agradecerán disponer de alguna tecnología que proteja su visión. Algunas opciones del mercado disponen de función anti parpadeo o reducen la emisión de luz azul.
  • Altavoces integrados. Es un añadido muy interesante, sobre todo si quieres ahorrar espacio. En términos generales, los altavoces integrados en las pantallas no suelen tener demasiada calidad, aunque te bastarán para usos como videollamadas o reproducción ocasional de música.
  • Salida de audio. En el caso de que quieras utilizar auriculares necesitas una salida de sonido integrada. Esto te permite conectar tus audífonos directamente a la pantalla, sin necesidad de recurrir al conector de la torre. Así, el ordenador transmite el sonido por HDMI y la pantalla te lo sirve gracias al jack de 3.5 mm.
  • Soporte VESA. Este estándar para soportes te va a facilitar mucho las cosas en el caso de que desees colgar tu monitor. No creas que puedes dar por sentado este aspecto, pues algunos modelos prescinden de los agujeros necesarios para atornillar la pantalla a la pared.
  • Doble entrada de vídeo. Algunos monitores permiten conectar dos o más señales de vídeo y mostrarlas todas en pantalla de manera simultánea. Es un buen complemento sobre todo si quieres conectar dos ordenadores y usarlos al mismo tiempo. Esta función suele llamarse PiP (Picture in Picture).

Conectividad

En términos generales, las pantallas que se comercializan en la actualidad vienen con todos los conectores necesarios. Los puertos más comunes hoy en día son DVI, VGA, HDMI, USB-C y DisplayPort. Es cierto que cada uno tiene unas características concretas. Por ejemplo, DisplayPort es capaz de enviar una señal con mayor resolución y una tasa de refresco más alta. En cualquier caso, lo que es verdaderamente importante es que tu nuevo monitor disponga de un conector compatible con tu ordenador.

Precio

Somos conscientes de que el precio es uno de los condicionantes más importantes a la hora de comprar tu nueva pantalla. Lo ideal si quieres acertar es que definas bien cuáles son tus necesidades. Así te será más fácil encontrar un monitor adecuado a un precio inferior. De la misma manera, es importante que identifiques de qué cosas puedes o no prescindir. Una vez hayas identificado el tipo de monitor ideal según tus necesidades, lánzate a los modelos que ofrezcan mejores especificaciones por menos dinero.

Mejores marcas de monitores

Mejores marcas de monitoresMejores marcas de monitores

Llegamos al final de esta guía con una lista de las marcas con más experiencia en el campo de los monitores para PC.

Dell

Dell es una empresa norteamericana fundada en el año 1983. Además de fabricar monitores, su trayectoria viene marcada por el diseño y la construcción de ordenadores de sobremesa, portátiles y otros productos informáticos.

Samsung

Fundada en 1938, Samsung es un conglomerado de empresas entre las que se encuentra Samsung Electronics. Esta última es la encargada de comercializar productos de tecnología como teléfonos móviles u ordenadores. Evidentemente, también fabrica monitores para PC.

BenQ

BenQ es una compañía nacida en Taiwán en el año 1984. Su principal actividad es la venta de productos electrónicos. Algunos, además de los monitores para ordenadores, son portátiles, cámaras digitales y proyectores.

ASUS

ASUS es una marca taiwanesa que inició sus actividades en 1989. Está especializada en la fabricación de componentes para computadores, como placas base o tarjetas gráficas. Además, ensambla equipos completos, tanto portátiles como de escritorio. Los monitores se encuentran entre los periféricos que vende.

Acer

Seguimos en Taiwán para hablarte de Acer. Esta compañía nacida en el año 1976 es conocida por sus productos relacionados con la informática. Es fabricante de monitores, además de portátiles, ordenadores de sobremesa y otros periféricos. También tiene presencia en el mercado de los servidores.

AOC

AOC es una empresa afincada en Taiwán. Vio la luz por primera vez en el año 1987 y está centrada en la fabricación de todo tipo de monitores. Pero un detalle interesante es que produce monitores para marcas externas, como Toshiba, IBM o Lenovo. También ha lanzado algunos televisores.

Philips

Viajamos hasta los Países Bajos para hablarte de Philips. Es una firma muy longeva, con más de 130 años de historia, fundada en 1891. En la actualidad, el grueso de sus operaciones tienen que ver con la electrónica y los utensilios sanitarios. Una de sus líneas de producto son los monitores para PC.

HP

HP tiene su sede en Palo Alto, California. La actual HP se fundó en el año 2015, después de la división en dos de Hewlett-Packard. Sin embargo, el origen de su predecesora se remonta al año 1939. Produce impresoras, ordenadores y monitores. Además, ha incursionado en el mundo empresarial gracias a la venta de servidores, almacenamiento y servicios en la nube.

MSI

MSI es una empresa de Taiwán que nació en el año 1986. Es conocida por fabricar ordenadores todo en uno, placas base y portátiles. La presencia de la compañía en el mundo gráfico se hace notar con su amplia gama de tarjetas gráficas y monitores. Además, ha sabido afianzar su posición en el mundo de los videojuegos y de los e-sports.

LG

De origen coreano, LG es una empresa que tiene su sede en Seúl. Su fundación se produjo en el año 1958. Aunque recientemente ha abandonado el mercado de los teléfonos móviles, cosecha mucho éxito en otras líneas de producto, como los televisores, los electrodomésticos y, por supuesto, los monitores para PC.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?

Desconectado

Desconectado